Me voy unos días de vacaciones: consejos para encontrar tus electrodomésticos y equipos en perfectas condiciones a la vuelta

Me voy unos días de vacaciones: consejos para encontrar tus electrodomésticos y equipos en perfectas condiciones a la vuelta
Sin comentarios

Llega la Semana Santa y con ella puede que hayamos decido salir de casa unos días para disfrutar de un periodo de vacaciones. Toca hacer las maletas y preparar la vivienda para estar unos días sin nadie al timón. ¿Es suficiente con marcharnos y ya está?

Pues en general no, ya que algunos de nuestros electrodomésticos, dispositivos y equipos del hogar conectado agradecen de una serie de cuidados especiales si vamos a estar ausentes una temporada, aunque sea solo unos días. A continuación vamos a repasar algunas de las medidas que conviene tomar en estos casos para encontrarnos todo en perfecto estado cuando volvamos.

Frigoríficos y congeladores

El frigorífico es un aparato cada vez con más tecnología que habitualmente está encendido las 24 horas del días y que mientras estamos fuera probablemente deberá seguir haciendo su trabajo, gastando electricidad si no queremos desperdiciar la comida que en él guardamos. ¿Cómo lo preparo para estos días de ausencia?

Si nos vamos a ir durante un largo periodo de tiempo (más de una semana) y no tenemos mucha comida almacenada, lo mejor es que la gastemos antes, la utilicemos, donemos a un familiar, amigo o vecino y apaguemos el frigo por completo.

Frigorifico 1366

Si no podemos hacerlo y tenemos alimentos que queremos conservar por ejemplo en el congelador en los modelos combi, podemos optar por cambiar la temperatura del frigorífico para seleccionar una más elevada que consuma menos electricidad, algo que algunos modelos ya tienen previsto con un modo especial de funcionamiento denominado "modo vacaciones".

Lo que hace esta función es subir unos grados la temperatura objetivo del frigo de los entre 3 o 5 habituales a entre 10 y 15 grados, bajando el consumo eléctrico, pero también, no debemos olvidarlo, conservando peor los alimentos que en él almacenemos.

En este caso es conveniente que antes limpiemos bien el frigo por dentro para evitar la proliferación de bacterias con la temperatura más elevada, que podrían estropear los alimentos o causar malos olores a nuestra vuelta.

También conviene que si tenemos toldos y persianas en la cocina dejarlos bajados para que no de el sol, asegurarnos de que la ventana está cerrada e incluso la puerta también para que se cree un microclima donde la temperatura de la cocina no suba en exceso y así el frigo trabajará menos.

Electrodomésticos, calefacción y aire acondicionado

Acondicionado 1366

En el caso de los electrodomésticos más comunes en la cocina, como lavadora, lavavajillas, horno y microondas, lo conveniente es dejarlos "limpios y secos" antes de salir de casa durante unos días para evitar posibles malos olores al volver y la proliferación de microorganismos durante nuestra ausencia.

Por ejemplo, no es recomendable dejar platos y cubiertos sucios en el lavavajillas, ropa sucia en el tambor de la lavadora o el horno sin limpiar, ya que todo esto hará que florezcan las colonias de bacterias.

Si tenemos un termo eléctrico podemos optar por apagarlo completamente o directamente desenchufarlo para que no gaste electricidad de forma innecesaria mientras no vamos a utilizarlo.

En cuanto a los equipos de climatización, aire acondicionado y calefacción, también es conveniente dejarlos todos apagados o desenchufados para ahorrar el consumo en modo de espera. Si nuestro modelo es de tipo inteligente podemos programarlo para que encienda unas horas antes de volver o hacerlo nosotros a distancia desde el móvil en el caso de que cuente con esa opción.

Routers y equipos de red

El caso de los routers y equipos de red es un tema recurrente que muchas veces nos preguntamos por temas de seguridad y de consumo eléctrico: ¿es mejor dejarlos apagados o encendidos? Pues depende del uso que les demos y de los sistemas que tengamos a ellos conectados.

Si lo que nos preocupa es que algún vecino molesto intente aprovechar nuestra ausencia para hacer ataques a nuestra red inalámbrica y aprovecharse de nuestra conexión siempre podemos apagar la WiFi y en caso de que tengamos un NAS o servidor dejarlo conectado por cable Ethernet.

router

Si no tenemos ningún servidor, NAS o similar que deseemos esté funcionando para por ejemplo subir fotos o ver contenidos desde la casa del pueblo, lo mejor es apagarlo todo por completo, incluidos adaptadores de PLC y amplificadores WiFi.

Si tenemos montado en casa algún servidor multimedia o un NAS con contenidos de audio, fotos y vídeo disponibles para ser accedidos desde fuera del hogar no podremos apagar el router, pero también conviene pensar si realmente vamos a acceder a estos contenidos o incluso si podemos pasar los más relevantes a un disco duro o memoria que llevemos con nosotros.

Si lo que nos preocupa especialmente es la seguridad de la red pero necesitamos tener activada la WiFi para alimentar algún dispositivo, también podemos disminuir la potencia de emisión de las antenas para que salga lo menos posible del hogar. Es una opción sencilla que suelen tener la mayoría de routers en el apartado de configuración de la red inalámbrica.

Televisores, ordenadores y equipos del hogar conectado

En cuanto al resto de equipos del hogar conectado, el consejo general es que los dejemos todos apagados y a ser posible desenchufados. Ordenadores, tabletas, reproductores multimedia, decodificadores de TV, gadgets, auriculares, barras de sonido, altavoces inteligentes y demás complementos conviene dejarlos a ser posible desenchufados o desconectados por ejemplo con una regleta que tenga un interruptor general.

De este modo nos evitaremos que se queden funcionando en segundo plano y que suceda algún contratiempo en sus fuentes de alimentación justo cuando no estamos allí para remediarlo.

tele

Y los televisores OLED, ¿no es verdad que hay que dejarlos siempre en modo de espera y no se pueden desenchufar de la regleta? Pues es cierto, pero para el uso cotidiano. La cuestión es que, cuando los apagamos tras haber sido usados durante un tiempo de unas 4 horas la tele realiza un ciclo de compensación mientras está en modo de espera para restaurar los píxeles que hayan sufrido desgaste.

Por ello no conviene apagarlos desde una regleta o desenchufarlos en el uso diario ya que la tele no podría hacer estos ciclos. Pero si nos vamos a ir fuera unos cuantos días podemos dejarla desenchufada y no pasará nada puesto que no habrá uso del panel ni desgaste que sea necesario restaurar.

¿Y si tenemos cámaras IP instaladas o timbres inteligentes en el hogar? Si queremos un sistema de seguridad al que podamos acceder desde cualquier parte del mundo para vigilar la casa de forma remota entonces necesitaremos dejar el router siempre encendido y dichos equipos enchufados y listos para usar.

Conviene en este caso que comprobemos antes de salir que todos los equipos funcionan adecuadamente, que tienen pilas suficientes en el caso de los modelos a baterías y que podemos ver las imágenes y vídeos desde móvil.

Imagen portada | Naomi Hébert

Temas
Inicio
Inicio