Me he comprado un ventilador de techo y me arrepiento. Te cuento los errores que puedes evitar para que no te pase como a mí

ventilador
5 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Con esta ola de calor que está atizando en todo el país, es lógico que muchos estén poniendo en marcha todo tipo de medidas en casa para alejarse de las altas temperaturas como buenamente se pueda. Aunque el aire acondicionado suela ser la opción que más convence en momentos en los que ya no se pueda soportar más el calor, hay quienes se decantan por el ventilador de techo en habitaciones, siendo una alternativa más que recomendable cuando no quieres dormir con el aire puesto o no quieres encontrarte con una sorpresa en la factura de la luz.

Los tenemos de varios tipos, y cuando procedemos a la compra de uno de estos aparatos, siempre debemos de tener en cuenta la potencia, los modos de ventilación, el tamaño, la velocidad de sus aspas, el flujo de aire que mueve o el ruido que haga en funcionamiento, ya que conciliar el sueño con un estruendoso ventilador de techo puede ser complicado.

Conviene saber lo potente que es el modo menos potente de tu ventilador

Sin embargo, nuestra compañera Esther Miguel, del departamento de calidad y procesos de Webedia, quiso aventurarse en la compra de uno de estos ventiladores tras ver que el suyo de torre hacía un excesivo ruido. Para ello escogió una técnica que generalmente también suele ser efectiva: ir a una tienda y ponerse debajo de cada uno de los ventiladores de techo para probar de primera mano el rendimiento de estos.

ventilador
Imagen: Fabrilamp

Tras un rato probando, finalmente se decantó por un ventilador de techo de la serie Cala de Fabrilamp, siendo el ventilador con el que más frío sintió en la toma de contacto. Y de hecho, ahora ese es uno de los problemas que está afrontando. Y es que la potencia mínima del ventilador de techo es incluso superior a las necesidades de nuestra compañera, algo que lamentablemente ha notado más de la cuenta.

“Frío se puede decir que estoy pasando. De hecho ahora ese es mi problema. El Fabrilamp Cala tiene 6 modos de velocidad y el más bajo tiene un consumo de 5,2W, un flujo de aire de 1200 metros cúbicos, una velocidad de 170 RPM y un nivel de sonido de 34 decibelios. De sonido está perfecto, no molesta nada, pero para una habitación de matrimonio de 9 metros cuadrados en Madrid en pleno calorazo es demasiada potencia como para disfrutar de él en las situaciones donde necesitas un consumo bajito pero constante, como puede ser por las noches. Esto quiere decir que ahora mismo me sirve para los picos de calor diurnos, pero por la noche es excesivamente potente. Dicen que no hay que ir a hacer la compra al supermercado con hambre, y por esa regla de tres no hay que buscar un ventilador fijándose sólo en la potencia de uso máxima, sino también en la mínima. Ahora tengo un trasto potentísimo del que no puedo disfrutar cuando más lo necesito… Y encima he pagado un trabajo de instalación que no me van a devolver”.

Vivir en Madrid y pasar frío en pleno verano sin aire acondicionado son dos factores que parecen no ser compatibles entre sí, aunque dependiendo de la zona y el sol que dé en la vivienda, junto a los materiales de construcción de la misma y la elección de según qué ventilador de techo, pueden ser motivos de sobra como para acabar pasando frío en la capital en pleno julio. En el caso de Esther, el hecho de decantarse por un ventilador con más potencia de la que necesita ha acabado mermando su experiencia, ya que incluso con el modo menos potente termina pasando frío por las noches.

A la hora de comprar un ventilador de techo, además de ser recomendable echarle un ojo a todas sus especificaciones técnicas, también debemos de tener en cuenta el uso que le vayamos a dar y nuestras necesidades. Es cierto que es complicado saber en el momento de compra si la potencia del mismo acabará haciendo que pasemos más frío de la cuenta, aunque lo mejor que podemos hacer en estos casos es acabar probándolo en casa y juzgar por nosotros mismos.

Además, conviene también echarle un vistazo a las características técnicas de la lámpara (si es que la tiene), sobre todo para contar con la iluminación adecuada en la habitación. La potencia lumínica, así como la temperatura de color, modos y opciones de encendido desde el mando a distancia son factores recomendables a tratar.

Y ya puestos, si podemos eliminar el pitido a la hora de encender la lámpara o el ventilador cada vez que vayamos a utilizarlo sería un gran punto a favor, ya que de esta manera no molestaremos si hay alguien durmiendo. 

Imagen | Amazon

En Xataka Smart Home | Quiero instalar un ventilador de techo y tengo pladur. Esto es todo lo que debo tener en cuenta

Comentarios cerrados
Inicio