He dejado de usar paños y gamuzas para limpiar los altavoces. Este es el truco que uso y que mejor me funciona

Se trata de evitar que se acumule para que no dañe componentes como elementos electrónicos o cause otros problemas

Polvo Altavoces
Sin comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Una de las tareas cotidianas y muchos hogares, por mantener a raya el polvo, algo que en un hogar, además puede terminar provocando (lo mismo que ya vimos con los rayos del sol) problemas de funcionamiento en determinados aparatos electrónicos.

En casa, a la hora de quitar el polvo es frecuente el uso del aspirador, el robot de limpieza, además de los correspondientes paños. Pero para los altavoces, este es el sistema que yo siempre uso y es el que mejor me funciona.

El polvo a raya

Polvo

Hay que tener en cuenta que el polvo puede afectar el funcionamiento de los altavoces de varias maneras, ya que puede acumularse en diferentes componentes del altavoz y causar problemas. Por ejemplo, el polvo que se acumula en el diafragma del altavoz (la parte que vibra para producir el sonido) puede hacer que el diafragma sea más pesado o menos flexible. Pero también puede afectar a otras partes como conos, componentes electrónicos y hasta a las rejillas de los altavoces, dónde la acumulación puede obstruir el flujo de aire, lo que afecta la respuesta de graves y la eficiencia del altavoz.

Para mantener los altavoces en buen estado de funcionamiento y prolongar su vida útil, es importante mantenerlos limpios y protegidos del polvo. En mi caso, ya sea para los clásicos altavoces que hay muchos hogares o para los pequeños altavoces (inteligentes o no), en casa tiro de dos pequeños utensilios para acabar con el polvo.

Después de probar gamuzas y paños de todo tipo, lo que mejor resultado me da para quitar el polvo usar una pequeña brocha o pincel o también un rodillo quitapelusas, de los que se usan para eliminar eso, pelusas de la ropa.

Brocha

Para los altavoces más pequeños y con forma o lugares más difíciles de acceder, uso una pequeña brocha con la que retiro el polvo presente, incluso el más difícil de eliminar.

Para los altavoces más grandes o aquellos que cuentan con superficies más extensas o planas, uso también un rulo de quitar las pelusas de la ropa. De esta manera me ahorro tener que usar trapos o cualquier producto de limpieza específico.

Limpiar

En algunos casos, he llegado a probar un sistema de aire comprimido que soplaba a través de la rejillas, siempre que estas se podían separar del altavoz, pero es algo que he dejado de hacer para evitar posibles daños en los componentes electrónicos.

En Xataka SmartHome | Llevo años usando un robot aspirador conectado y ahora uso una aspiradora sin cables: estos son los pros y contras de cada uno

Inicio