Publicidad

Si vas a comprar un Smart TV esto es todo lo que debes saber sobre las posibles conexiones
Televisores

Si vas a comprar un Smart TV esto es todo lo que debes saber sobre las posibles conexiones

Publicidad

Publicidad

Puede que estés pensando en comprar un televisor, bueno, Smart TV si hablamos con propiedad. Época de Eurocopa o Mundial e incluso con Juegos Olímpicos, las marcas se esfuerzan con numerosas ofertas muchas de ellas sumamente tentadoras.

Hace dos días ya os contamos cuales son los aspectos en los que debes fijarte a la hora de adquirir un televisor. Resoluciones, distancia del espectador a la pantalla, tamaños de diagonal... pero ¿y las conexiones? Vamos a repasar cuales son las más usuales que podemos encontrar en un televisor hoy día.

¿Estás pensando en renovar este año tu televisor? En Tecnología de tú a tú llevamos unas cuantas semanas ampliando nuestra guía de compra explicando todo lo que debes saber para hacerte con una. Conceptos elementales que tenemos que tener en cuenta antes de comprar una.

Vamos a repasar de una forma accesible cuales son los principales conectores que podemos encontrar, unos más útiles y otros no tanto, pero siempre oportunos para según que usuarios.

Euroconector
Euroconector

Un estándar en conexiones venido a menos, no tanto por el tiempo de vida que tiene, sino porque cada vez son menos los dispositivos que hacen uso del mismo cómo método de conexión. No obstante sigue siendo una opción muy utilizada en televisores de gama económica.

De uso residual, su principal función hoy día viene a ser la de servir de entrada para recibir la señal de un reproductor VHS o algún vídeo BETA, pero poco más. Anecdótico puede ser importante para los escasos usuarios que aún hagan uso de un reproductor de vídeo.

Entrada de vídeo compuesto
Video Compuesto

Seguimos con clásicos y tras el abuelo Euroconector, ahora llega la toma de vídeo compuesto. Es una conexión analógica y en progresivo desuso. Se compone de un cable y conector RCA muy sencillos identificados normalmente con el color amarillo. Es un RCA similar a los que se usan en audio, de hecho, suele usarse conjuntamente con dos cables y conectores más para transmitir tanto audio como vídeo (un conector RCA amarillo para vídeo, uno blanco y uno rojo/negro para audio), formando un pack de tres cables.

La calidad de imagen es tan pobre como la que ofrece el euroconector y alcanza la misma resolución de definición estándar. Las conexiones de audio RCA (blanco y rojo) transmiten una señal de audio estéreo, un altavoz por cada canal. Se usan mucho en videocámaras y en videoconsolas antiguas.

Conexiones VGA
Vga

Lo podemos encontrar en algunos televisores y ofrece una resolución más que justa. Es un tipo de conexión que proviene del mundo del ordenador y el entre los escasos usos que hoy día se le puede dar es para usar ordenadores portátiles que no tengan conexión DVI o HDMI, que vienen a ser muy pocos.

Vídeo por componentes
Video Por Componentes

La conexión de vídeo por componentes es una conexión de vídeo que usa tres conectores RCA, similares a los vistos en la conexión de vídeo compuesto. También es analógica. La diferencia crucial con la conexión de vídeo compuesto es que su ancho de banda es mayor, ya que este tipo de conexión separa la señal de vídeo en tres partes (YPbPr, una por cada cable) y posteriormente la compone en el televisor.

Esto aporta mayor calidad final a la imagen, también es capaz incluso de alcanzar resoluciones de alta definición. Suele acompañarse de los cables de audio RCA blanco y rojo (sumando cinco cables en total) ya vistos en la conexión de vídeo compuesto.

Normalmente se usa en reproductores de vídeo de alta calidad o videoconsolas (recuerdo que mi Xbox 360 antigua estuve usándola con esta conexión un tiempo por no disponer de una tele con HDMI y el resultado era muy bueno.) que ofrecen altas resoluciones, aunque la conexión HDMI ha terminado por sustituirla definitivamente.

Entrada DVI
Div

El hermano maduro del VGA (cuenta con 29 pines frente a los 15 pines del VGA) y a la vez una versión disminuida del HDMI. Proviene igualmente del mundo del ordenador y se caracteriza por permitir el uso del video en alta definición. Una entrada hoy día auxiliar, pues el HDMI le ha ido comiendo la tostada.

Conexión HDMI
Hdmi

Comenzamos con las conexiones más actuales que seguro le suenan a la mayoría. El HDMI es el estándar hoy día y la mayoría de los televisores cuentan con hasta cuatro entradas HDMI. Un HDMI que ha visto llegar distintas versiones.

Lo primero que tenemos que hacer es diferenciar en base a la versión que tiene cada cable (viene establecida en la caja) y que va relacionada con las prestaciones o requerimientos de los equipos que vamos a conectar y por las necesidades del contenido que vamos a transmitir de forma que no todas las versiones permiten por ejemplo el 4K o el uso del mismo número de canales de audio.

  • HDMI 1.0: Es la primera versión que salió a la luz y permite hasta 1080p/60Hz de resolución y 8 canales de audio en 192 kHz/24-bit con una tasa de transferencia máxima de 4,9 Gbit/s.

  • HDMI 1.2: Exactamente igual que la anterior y además añade soporte para One Bit Audio, utilizado en SACD.

  • HDMI 1.3: Ahora el ancho de banda aumenta hasta 10,2 Gbit/s y se añade soporte para Dolby TrueHD y DTS-HD.

  • HDMI 1.4: Ahora las diferencias son notables, pues ahora permite enviar y recibir datos a través de una conexión Ethernet en el mismo cable. Además la resolución máxima se incrementa hasta 4096 × 2160 píxeles a 24 FPS o 3840 × 2160 a 30 FPS. Igualmente se añade soporte para sistemas de sonido envolventes conectados directamente a una TV.

  • HDMI 2.0: El ancho de banda sube hasta 18 Gbit/s, permitiendo vídeo en resoluciones 4K, soporte para 32 canales de audio a 1536 kHz y capacidad para transportar la señal simultánea de hasta 2 streaming de vídeo. Es la actualización más importante.

Con HDMI y con un sólo cable podemos enviar a nuestra televisión vídeo con resolución Full HD y sonido de gran calidad. Gracias al HDMI podemos conectar consolas, barras de sonido, ordenadores, sistemas de sonido en casa, Bluray... un largo catálogo de gadgets que lo convierten en indispensable. Eso sí, ten en cuenta la versión del HDMI que usas, siendo la más reciente el HDMI 2.2 con DCP.

Entrada por USB
Usb

Otra de las heredadas del mundo de la informática y que poco a poso se ha ido acoplando en los televisores. Una conexión que ha pasado por distintas versiones, siendo la más extendida la versión USB 2.0 y la más interesante aunque más difícil de encontrar la USB 3.0. Ya hemos comentado las diferencias que hay entre ambos y aunque no lo parezcan son importantes.

Gracias al USB vamos a poder conectar un disco duro, un una unidad de memoria tipo pendrive u otro componente y transmitir vídeo, música o fotos. Un imprescindible que en mi opinión se hace más que necesario.

Entrada/salida óptica
Optica

La salida óptica de nuestra tele sirve para sacar el sonido con una gran calidad a un sistema de sonido en casa de forma que podemos ver la imagen en la televisión y escuchar el audio en un sistema 5.11 por ejemplo.

Normalmente la usaremos para conectar reproductores de bluray, barras de sonido, home cinema y gracias a su uso vamos a poder disfrutar de señales con sistema **Dolby Digital y DTS sobre todo, ofreciendo así menos ruido y mayor definición de sonido.

 Ethernet
Ethernet

Interesante si no tenemos Wi-Fi en casa y queremos conectar nuestro televisor a Internet. Sobre el Wi-Fi por regla general ofrece la ventaja de generar una mayor velocidad de red y el iconveniente de tener que usar un cable bien desde el router o bien desde un PLC cercano.

Conexiones inalámbricas (Wi-Fi, Bluetooth, NFC, DLNA...)
Dlna

Con ellas vamos a poder sincronizar dispositivos sin cables las opciones son muy variadas ofreciendo soluciones para todos los gustos y necesidades. Gracias a ellas podemos conectar a nuestra tele tanto un smartphone, un ordenador, una tableta, una consola portátil, un dongle y de esta forma realizar streaming de todo tipo de contenidos.

Cómo puedes ver un televisor es algo más que una buena pantalla y un bonito diseño. En la parte trasera encontramos todo un mundo, a veces desconocido, que conviene explorar y valorar antes de realizar una inversión costosa que probablemente nos acompañará en casa durante varios años.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir