Compartir
Publicidad

Samsung Smart TV Serie 8000, análisis

Samsung Smart TV Serie 8000, análisis
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Durante unas semanas hemos podido probar el televisor Samsung Smart TV serie 8. Modelo correspondiente a las gamas altas, superado únicamente por la serie 9000. Con prácticamente todas las características y funcionalidad que un usuario pueda necesitar.

Pero claro, es una inversión económica importante y pueden ser muchas las dudas que surgen a la hora de optar o no por él. Por ello veamos con calma todo lo que este televisor de Samsung ofrece a los consumidores. A continuación, nuestro análisis del Samsung Smart TV F8000.

Características técnicas

Samsung Smart TV

El equipo analizado por Xataka Smart Home es exactamente el UE46F8000, un televisor que cuenta con un panel de 46 pulgadas de tipo LED y una resolución Full HD (1920 x 1080 píxeles). Panel compatible con la reproducción de contenido 3D así como otras características principales:

  • Panel LED Full HD con tecnología 3D
  • 3D HyperReal Engine, motor que controla la reproducción de contenido 3D
  • Micro Dimming Ultimate, control preciso de la retroiluminación del panel que ayuda a mejorar el contraste
  • Crear Motion Rate o CMR de 1000 Hz que permite imágenes más nítidas incluso en escenas de acción
  • Compatibilidad con Dolby Digital Plus, DTS, Sonido 3D y diferentes modos de sonido
  • Sistema de sonido de 40 W formado por dos altavoces de 10W más dos subwoofer de 10W cada uno
  • Cámara integrada
  • Control por gestos y voz
  • Plataforma Smart TV y compatibilidad con HbbTV
  • Doble sintonizador
  • HDMI, USB, Wifi, Ehternet, MHL y más

Un televisor realmente completo en cuanto a prestaciones y conexiones. Además no es todo, también cuenta con la posibilidad de poder controlar el mismo desde dispositivos móviles como smartphone o tablets así como compartir contenido con ellos de forma inalámbrica entre otras funciones.

Samsung Smart TV F8000, diseño

Samsung Smart TV

Tras un breve repaso a sus principales características técnicas es tiempo para el diseño. Algo que para cualquier producto es muy importante pues en muchos casos resulta un punto determinante a la hora de optar por un modelo u otro.

El Samsung Smart TV F8000 tiene un diseño bastante elegante y minimalista. Con unas líneas bien definidas y la prácticamente ausencia de marco, tendencia en muchos otros fabricantes, hacen que la imagen en pantalla destaque de forma sorprendente.

Samsung smart TV

La peana, con un acabado metálico y forma de arco, pone el broche a un aparato con detalles que realzan el estilo minimalista y elegante. En cualquier mesa que lo coloquemos quedará genial y si lo colgamos en la pared también, sobre todo si cuidamos los detalles y conseguimos ocultar todos los cables que vayamos a conectar al mismo.

Samsung Smart TV F8000, calidad de imagen

Samsung Smart TV

Para visualizar contenido es para lo que queremos el televisor ¿no? Cualquier prestación o detalle adicional, como puede ser el diseño exterior o una conexión de más o menos, es un punto a favor pero si la imagen no da la talla de nada sirve que tengamos el televisor más bonito del mercado.

En este aspecto el Samsung F8000 cumple su cometido. La imagen es muy buena, sobre todo y evidentemente cuando la fuente está a 1080p. Con contenido en alta definición la calidad es espectacular. No sufrimos ningún tipo de problema con artefactos que pudiesen aparecer en pantalla y la reproducción del color es buena. Es cierto que para algunos estos puedan estar saturados pero siempre podremos ajustar y calibrar más a nuestro gusto la imagen.

Para ello además de los menús que podremos variar manualmente existen algunos modos automáticos. Personalmente no soy fan de ellos pero puede que para algunos los ajustes sean suficientes para tener la imagen deseada.

Los ángulos de visión son buenos y la nitidez de las imágenes muy alta gracias a los 240Hz reales del panel y hasta los 1000Hz CMR a los que se llega mediante la electrónica integrada.

Samsung Smart TV

La conversión de 2D a 3D es posible pero nunca me ha llegado a convencer pues no llega a ofrecer una experiencia satisfactoria

Pasando al modo 3D, la serie 8 hace uso de gafas activas. Es decir, el 3D es de tipo activo del que ya conocimos las diferencias respecto al pasivo. Al ser un televisor de gama alta es lógico que se apueste por dicha opción ya que, principalmente, la resolución es la máxima del panel.

Además pese a ser gafas activas que requieren su propia electrónica, conectan a través de bluetooth, no son nada pesadas y se pueden usar durante algunas hora sin resultar molestas.

Samsung Smart TV F8000, sonido

Suele ser el punto donde más flaquean. A pesar de las innovaciones el tamaño en temas de altavoces es algo que suele tener un gran valor. La acústica que ofrece un juego de altavoces de 6 o 7 pulgadas más nunca será igual.

Aún así los de la Samsung Smart TV F8000 se dejan escuchar. Cualquier programa de televisión o incluso series o películas a un volumen normal se escuchan medianamente bien. El problema está cuando queremos disfrutar de una tarde de cine, ahí si subimos el volumen veremos que no da para mucho y a pesar de ser capaces de reproducir el rango de frecuencias completas con los bajos deja mucho que desear.

Doble sintonizador y funciones de grabación

Samsung Smart TV

El contenido grabado sólo es reproducible en el propio televisor por temas de DRM (derechos de autor)

Con tantas opciones es normal que además incluya la capacidad de grabar contenido con la única necesidad de conectar una unidad de almacenamiento USB al televisor. Característica que nos permite disponer de un grabador para que no nos perdamos nada que puedan emitir los diferentes canales de televisión.

Pero no sólo para la grabación vale, también podremos hacer uso de la función TimeShift, que como ya sabréis permite para una emisión y seguir viéndola más tarde. Útil para preparar la cena sin perder detalles de la película que vemos o poder responder al teléfono e incluso sacar al perro.

Samsung Smart TV

La opción de doble sintonizador junto a PiP (Picture in Picture) puede resultar útil para colocar un canal que queramos "controlar" mientras vemos otro por si empieza el programa que queremos ver o simplemente seguir un partido de fútbol o tenis mientras escuchamos las noticias por ejemplo. También da diversas opciones para colocar uno encima de otro y la posición o que cada uno ocupe exactamente la mitad de la pantalla.

Reproducción de contenido

Samsung Smart TV

Es sin duda una de las características que al final más valoramos junto a una buena calidad de imagen. Con la serie F8000 podemos cargar contenido desde diferentes ubicaciones, tanto USB conectadas al televisor como a través de la red local.

Conectar una memoria USB o disco duro no tiene ningún misterio. Por su parte hacer lo propio con una unidad en red puede resultar algo más confuso. AllShare es como llama Samsung a su capa que da soporte DLNA. Desde el menú de Fotos,vídeos y música de Smart HUB podremos acceder a varios accesos directos, por llamarlos así, que nos permiten ver el contenido de memorias USB, ordenadores o teléfonos donde esté instalada la aplicación (descargable desde la web AllShare) o servicios en la nube (SugarSync, Dropbox y Skydrive)

Aquí es importante conocer que, por ejemplo, con un NAS Synology tendremos que instalar la aplicación servidor multimedia para que nos aparezca en la red y así poder acceder al contenido guardado.

Por último, es compatible con MHL de modo que podemos conectar directamente un smartphone o tablet con compatibilidad para dicha conexión y visualizar lo que vemos en él a modo monitor externo. Y por supuesto, si es compatible con AllShare Cast de forma inalámbrica. Y también los servicios de vídeo bajo demanda a los que también accederemos desde Smart HUB.

Smart TV, una de las plataformas más completas

Samsung Smart TV

La plataforma Smart TV de Samsung es sin duda la más o una de las más completas del mercado. La variedad de aplicaciones va mucho más allá de la de otros fabricantes. Tanto es así que encontraremos aplicaciones hasta para los más pequeños de la casa que les permitirán aprender y divertirse.

Samsung Smart TV

Dividida en cinco secciones cuando lanzamos Smart HUB nos encontraremos con una pantalla inicial que nos da acceso a la programación con lo que se está emitiendo en el canal seleccionado, lo que están emitiendo en otros y lo que emitirán en breve.

Luego tendremos otras secciones que nos dan acceso a redes sociales, aplicaciones, vídeos e imágenes. En cada una de ellas encontramos una variedad de opciones muy completas a las que le dedicaremos un artículo con más detenimiento en breve.

Samsung Smart TV

En el tema de aplicaciones es junto a LG la que más apps dispone. Con esto no queremos decir que sean todas de utilidad pues hay juegos que no dejan de ser presenciales y recuerdan más a las maquina de los 90 que a lo que hoy ofrecen plataformas como Android o iOS. Pero sin duda tanto apoyo es importante pues contamos con clientes para Plex así como otras muy interesantes, incluso apps para ponernos en forma.

Control por gestos y voz

Samsung Smart TV

La introducción de un control por gestos y/o comandos de voz es sin duda la mayor apuesta por parte de Samsung. Una característica que resultan llamativas y funcionales pero no extremadamente cómodas ni ágiles de usar en el día a día.

Comencemos por el control por gestos. Para hacer uso de esta opción usamos la cámara incorporada. Esta será la encargada de detectar nuestra presencia y las manos, que serán las encargadas de controlar el televisor. Activados los gestos nos situamos delante de la pantalla y levantamos una mano, el televisor detectará que así lo hemos hecho y mostrará una interfaz que nos permite acceder a los menú así como las funciones básicas: cambiar de canal, subir o bajar el volumen, activar el mute o incluso apagar la tele.

Con diferentes velocidades de desplazamiento, si hay una buena iluminación y estamos a una distancia recomendable hemos de reconocer que funciona bien. Al principio cuesta pero hay momentos en los que sin necesidad de mando alguno levantamos la mano y podemos cambiar de canal.

¿El problema? Pues que no es algo rápido de usar. A veces cuesta llegar y fijar el cursor sobre el botón virtual deseado. Además si no estamos sentados justo en frente del televisor no es efectivo. Sin dejar de lado que hay momentos en los que te ves estirando el brazo más de lo normal para alcanzar el botón de cambio de canal o volumen.

Samsung Smart TV

Y ahora el control por voz, el sueño de muchos pero tendrán que seguir esperando. Poder sentarte frente al televisor y decirle pon tal canal y sube el volumen es algo posible ya pero con matices. Hay canales a los que puedes ir con sólo pronunciar "La uno" y nos sintoniza TVE 1 pero otros ni por asomo.

Respecto a cambiar de canal, acceder a los menús o subir y bajar el volumen se hace pero con comandos predefinidos que debemos entonar de forma clara y sin que haya mucho ruido en la habitación. Al final, vuelves al mando a distancia tradicional pues en uno o dos segundos realizas las mismas acciones que mediante voz tardas mucho más.

El mando a distancia

Samsung Smart TV

Samsung aquí ha tenido dos grandes detalles pues junto al nuevo mando a distancia táctil incorpora uno tradicional más un pequeño adaptador IR que nos servirá para poder hacer uso de cualquier otro mando universal. Algo que se agradece si por ejemplo tenemos un mando como los Harmony de Logitech.

Y por supuesto, que para quien no quiera hacer uso del mando nuevo podrá seguir usando el tradicional con el que resulta mucho más cómodo y rápido acceder a menús de ajustes. Por lo demás poco más que comentar excepto que el nuevo mando táctil incluye un rectángulo como el de los trackpad de los portátiles que nos permite desplazarnos más rápidamente por los menús así como usarlo para desplazar el puntero cuando usamos aplicaciones como el navegador web.

Junto a todo esto Samsung permite conectar otros dispositivos para que la introducción de textos o el uso de aplicaciones de su Smart TV sea más sencillo. Podremos conectar un teclado y ratón bluetooth.

Conclusiones y valoración

El modelo que hemos probado, exactamente el Samsung UE46F8000, tiene un precio de 1.999 euros. Esto hace que antes de comprar uno se piense bien si merece o no la pena. Lo cierto es que pensamos que sí. La calidad de imagen y el conjunto de opciones globales que incorpora hacen que sea uno de los televisores más completos del mercado. Con una gran cantidad de detalles que según vas usando les sacas más partido como S-Recomendation, etc.

Otra cosa es que vayáis a aprovechar todas y cada una de sus posibilidades o al menos la gran mayoría. Pero si os gusta disfrutar del buen cine, series de televisión y queréis hacerlo en una pantalla de gran tamaño, compatible con contenido 3D y tener opciones interesantes para conectar y aprovechar internet en la medida de lo posible este es un modelo a tener en cuenta.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio