Compartir
Publicidad

Samsung quiere democratizar la resolución 8K con un nuevo televisor asequible a los hogares por diagonal y quizás por precio

Samsung quiere democratizar la resolución 8K con un nuevo televisor asequible a los hogares por diagonal y quizás por precio
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hasta hace bien poco hablar de televisores 8K nos llevaba a pensar en modelos exclusivos. Grandes diagonales, inasumibles para buena parte de nuestros hogares, al igual que los precios, prohibitivos para muchas economías domésticas. Límites con los que quiere acaba Samsung gracias a su nuevo televisor 8K.

La firma coreana se ha mostrado como una de las más activas en este campo y ya hemos visto por estas páginas algunas de sus propuestas. Samsung tiene el 8K marcado a fuego y de hecho ya prepara el primer contenido HDR10+ 8K para intentar que la esta ausencia no sea un handicap a la hora de hacerse con un televisor 8K.

Democratizar el 8K

Samsung

Si hasta ahora habíamos visto pantallas 8K de Samsung con grandes diagonales (partían de las 65 pulgadas hasta las 75, 82 y 98 pulgadas de tamaño) ahora, con el lanzamiento del televisor QLED 8K de 55 pulgadas de Samsung, la empresa dá un golpe sobre la mesa. Toda una declaración de intenciones.

Con un televisor que comenzará a estar disponible a partir de este mismo mes de septiembre, la marca coreana quiere que se convierta en un producto accesible para un mayor número de usuarios. Para ello apuesta por una diagonal contenida de 55 pulgadas, al menos si la comparamos con la tendencia actual y también por un precio razonable. Se especula, y por ahora esto es sólo un rumor, con que podría rondar los 2.500 dólares.

Si finalmente se hace realidad esta cantidad, encontraríamos un precio inferior al de bastantes modelos 4K del mercado, si bien luego quedarían por conocer todas las prestaciones de este nuevo televisor.

Por ahora los únicos datos que tenemos son los facilitados en la comunicación de Samsung en la que afirman que el nuevo modelo de 55 pulgadas contará con las mismas especificaciones que sus hermanos mayores. Esto se traduce que permitirá el escalado de imágenes hasta los 7.680 x 4.320 píxeles, (algo fundamental dada la escasez de contenido nativo en 8K) y para ello se servirá del uso de la Inteligencia Artificial.

Del panel aseguran que ofrecerá una alta calidad de imagen con una gran profundidad y gran cantidad de detalles y un volumen de color del 100%. En su interior contará con el procesador Quantum 8K desarrollado por Samsung, el encargado de reconocer y escalar el contenido de baja resolución para convertirlo en contenido con una calidad y nitidez de 8K, con independencia de la fuente de este contenido (ya sea vía streaming, HDMI o USB).

Quedamos a la espera de tener más detalles de este nuevo modelo así como poder confirmar precios y fecha de salida en los distintos mercados. De esta forma podremos valorar si este nuevo televisor supone la entrada definitiva del 8K en nuestros hogares.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio