Publicidad

LG 34UC97, análisis
Televisores

LG 34UC97, análisis

Publicidad

Publicidad

Las pantallas curvas han llegado no sólo a los televisores sino también a los monitores. LG presentó no hace mucho su nueva LG 34UC97, un monitor de 34 pulgadas con un panel curvo como principal protagonista. Durante unas semanas he podido usarlo, tal y como hice con el otro modelo ultra panorámico del fabricante, así que si te interesa estas son mis impresiones.

Características

LG 34UC97 Características
Tamaño de pantalla 34 pulgadas curva
Tipo de panel IPS
Resolución 3440x1440 pixeles
Relación de aspecto 21:9
Brillo 300 cd/m2
Tiempo de respuesta 5ms
Profundidad de color 8 bits - 99% sRGB
Conexiones 2 x HDMI, 1 x DP, 2 x Thunderbolt, Entrada audio y Hub USB 3.0
Audio 2 altavoces de 7W

Análisis en vídeo

Diseño, la curva como protagonista

LG 34UC97
Como es habitual el diseño es el primer apartado que nos llama la atención en cualquier producto. La nueva pantalla de LG no iba a ser menos, sobre todo por su panel curvado. Con unas líneas similares a la de otros productos de LG, el marco no hace grandes alardes, resulta reducido y con un acabado plateado en su zona exterior nos permite centrarnos en lo que importa, la imagen.

Imagen que ofrece un panel IPS curvado que es absoluto protagonista. Sin ser una de las pantallas más delgadas del mercado, menos aún debido a la parte inferior que va ganando en grosor para albergar conexiones y los dos altavoces, lo cierto es que no es algo que me preocupe. En un monitor de este tipo lo último que busco es un grosor reducido. Por tanto, personalmente me gusta el conjunto.

LG 34UC97
Para soportar la pantalla tenemos una peana elegante y sobria que forma un conjunto global muy atractivo a nivel visual. Sobre la mesa queda muy bien aunque es cierto que falta la posibilidad de girar el panel sobre la pena, un detalle que puede ser práctico para alguno.

La tapa trasera de las conexiones es una buena solución estética pero, a veces, poco práctica

En la parte trasera y cubierta por una tapa encontramos todas las conexiones disponibles en la pantalla. Es una buena solución para tener un acabado más estético pero resulta incómoda si requerimos estar conectando y desconectando con cierta frecuencia.

Ya en la parte inferior vemos un joystick con el que encendemos la pantalla y accedemos al menú de configuración. Una solución efectiva que reduce la necesidad de incluir una multitud de botones que luego apenas se usan o que incluso dificultan su manejo.

Calidad de imagen

Img 02

Con un diseño que podrá gustar o no y una curva como protagonista pasamos a la calidad de imagen. El panel usado es de tipo IPS, una tecnología reconocida que para su uso como monitor de ordenador ya hemos visto que ofrece resultados más satisfactorios que los frecuentes TN.

LG vuelve a apostar por un panel IPS y acierta de pleno, la calidad de imagen es muy alta

La representación de color en esta pantalla de LG es muy satisfactoria aunque la calibración de fábrica, sin ser mala, es algo mejorable. Para ello sólo debemos acceder al menú de configuración y ver que podemos ajustar una gran variedad de parámetros que permiten establecer valores exactos para cada uno de los canales RGB.

Respecto al contraste y brillo los niveles también están a la altura de lo esperado. En imágenes con un alto rango dinámico no se pierden detalles y a la hora de visualizar vídeos con escenas oscuras seguimos apreciando detalles que con otras pantallas desaparecían más rápidamente.

Img 02

Con esto no digo que sea el mejor panel que he usado pero sí satisfacerá a un gran número de usuarios, tanto para temas profesionales como de ocio. Además, el poder establecer diferentes niveles de brillo para adaptar a las condiciones lumínicas de la habitación sin perder calidad es de agradecer.

La curva del panel gusta más a medida que usamos la pantalla

Y referente a la curva, al tener un panel con formato ultra panorámico la curvatura mejora la visualización de los extremos más alejados. Es cierto que no es una gran curva, a pesar de las 34 pulgadas del panel no resulta excesiva, y que a la distancia que nos colocamos de la pantalla tampoco es tan necesaria pero según pasan las horas de uso gusta más.

Por supuesto, al principio, la curva genera una sensación contraria lo que persigue. Durante los primeros minutos de uso tenemos la sensación de que la distorsión trapezoidal no se reduce sino que aumenta. Pero eso, como digo, es sólo algo temporal.

Sin duda, la nueva pantalla de LG ofrece una gran calidad de imagen, cubre el 99% del perfil sRGB y sus 300 cd/m2 la sitúan como una gran alternativa para todo aquel interesado en una pantalla panorámica.

Extras: pantalla dividida, audio y HUB USB

LG 34UC97
Pero dejando a un lado la calidad de imagen y el diseño, la LG 34UC97 ofrece algunos extras interesantes. El primero de ellos son sus altavoces integrados. Con una pontencia de 7W por altavoz, no estamos frente al equipos de sonido definitivo, menos aún si queremos disfrutar de nuestros juegos o alguna película o serie de forma espectacular pero cumplen su función dignamente.

Situados en la parte inferior, los dos altavoces ofrecen un sonido claro y más o menos equilibrado. En algunos momentos con un exceso de graves pero si no queréis usar altavoces adicionales para tener un audio más allá de ser una simple referencia os gustará.

Luego tenemos la posibilidad de mostrar dos fuentes de vídeo a la vez. Para ello divide la pantalla en dos y crea dos monitores virtuales con una resolución de 1720 x 1440 pixeles cada uno. En ellos, de forma independiente, podremos tener la imagen de nuestro PC y también, por ejemplo, la consola u otra fuente adicional.

LG 34UC97
La única pega es que si nuestra gráfica no reconoce tal relación veremos la imagen distorsionada. Algo que podremos solucionar forzando a mostrar la señal en 16:9, claro que, entonces tendremos dos franjas negras en la parte superior e inferior.

Y para terminar tenemos un HUB USB 3.0 que junto a las conexiones Thunderbolt 2 (importante si usas Mac) nos permiten conectar dispositivos como impresoras, unidades de almacenamiento, etc sin tener que llevar el cable hasta el PC.

Conclusiones

LG 34UC97
Valorar la experiencia de uso que ésta o cualquier otra pantalla ofrece es algo muy personal y condicionado por las necesidades y grado de exigencia de cada uno. Es por ello que una pantalla como la LG 34UC97 no resulte fácil de determinar si nos interesa o no.

El formato panorámico puede generar dudas al principio, estamos muy acostumbrados al 16:9, pero lo cierto es que no sólo te adaptas rápido sino que resulta muy productivo. Y si a eso le sumamos una muy buena calidad de imagen hace que estemos ante una pantalla más que atractiva.

Además, pese a necesitar una gráfica capaz de gestionar tal cantidad de pixeles no carga tanto la GPU de nuestro equipo como otras pantallas con resolución UHD. Un aspecto clave pues hay equipos que sufren con un panel UHD pero no con el de esta pantalla.

En definitiva, he podido analizar el iMac 5K y su impresionante pantalla, también opciones como Philips Brilliance 288P6 y actualmente estoy con otra pantalla UHD de la que ya os hablaré pero si tengo que elegir, en estos momentos, me quedo con la LG 34UC97. Su única pega, el precio, entorno a los 1100 euros.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de LG. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | LG

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir