Compartir
Publicidad

LG 34UM95, análisis

LG 34UM95, análisis
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Buscar un nuevo monitor siempre ha sido una tarea complicada. En el mercado existen multitud de opciones y, aunque muchas comparten prestaciones, siempre es posible encontrar propuestas interesantes. En la actualidad, la pantallas con resolución 4K son las que más están consiguiendo atraer la atención del usuario. Pero, afortunadamente, hay compañías que ofrecen otras propuestas. Es el caso de LG y su LG 34UM95, un monitor ultrapanorámico que hemos podido analizar.

Con una relación de aspecto que choca al principio, estamos acostumbrados a relaciones 16:9 o 16:10 por lo que esta de 21:9 se nos hace extraña, lo cierto es que te acostumbras rápidamente. Pero, ¿es buena opción para todo tipo de usuario? Eso y más en nuestro análisis.

Características

LG 34UM95
Tamaño panel 34 pulgadas
Tipo panel IPS
Formato 21:9
Resolución 3440x1440
Brillo 320 cd/m2
Tiempo de respuesta 5ms
Profundidad de color 8 bit + FRC
Conexiones 2 x HDMI 1.4, 2 x Thunderbolt, 1 x Display Port, 1 x Audio, 1 x USB 3.0, 2 x USB 2.0
Altavoces integrados Sí, 2 x 7w
Dimensiones 82.9 x 37.9 x 8.3 cm (con peana), compatible con soportes VESA
Precio Aprox 850€

LG 34UM95, análisis en vídeo

Diseño

[[gallery: lg–34um95]]

No es el apartado más importante pero sí un punto que muchos usuarios valoran. El diseño del LG 34UM95 está en la línea de muchos de los productos de LG, nada de diseños futuristas o recargados. Aquí, sin grandes alardes, se nos presentan unas líneas minimalistas donde unos marcos de grosor adecuado dan protagonismo al panel.

La peana, fabricada con material para simular el cristal, genera la sensación de pantalla flotante. Colocada sobre nuestro escritorio, lo cierto es que queda realmente bien. Eso sí, con dos posiciones para regular su altura, sólo tendremos la opción de inclinar el panel. No hay posibilidad de rotar la pantalla a izquierda o derecha. Un detalle que no lo veo problemático pero que sí puede serlo para algún usuario en concreto.

Por lo demás, poco que destacar. En el frontal vemos el logo del fabricante y abajo un control que nos da acceso a los diferentes menús de configuración de la pantalla. Ya en su parte posterior encontramos las diferentes conexiones: dos conectores HDMI 1.4, dos puertos Thunderbolt, uno Display Port, la conexión de audio y un HUB USB (1 x USB 3.0 y 2 x USB 2.0).

Calidad de imagen y sonido

LG 34UM95
Más allá de un diseño de nuestro gusto, lo que realmente le pedimos a un monitor es calidad de imagen. De todos modos, antes de ver qué tal rendimiento ofrece nos detenemos en su apartado de sonido.

LG 34UM95 integra dos altavoces, situados en la base, que ofrecen una potencia de 7w por altavoz. Estos son meramente presenciales, no suenan mal pero ni son aconsejables para su uso con aplicaciones de edición de vídeo o audio ni tampoco los ideales para disfrutar de películas o nuestros vídeojuegos. Sí, son funcionales pero no esperéis gran cosa.

Donde ya cambia el asunto es en la calidad de imagen. Con un panel IPS de 34 pulgadas, la profundidad de color que ofrece es de 8 bit + FRC. Gracias a esa tecnología de Frame Rate Control se llega a simular la profundidad de un panel de 10 bit. La restitución de colores es muy buena y el nivel de contraste está a la altura.

Si lo valoramos en su apartado más multimedia, la calidad de imagen al reproducir películas es de notable. El control que ofrece sobre la iluminación permite no perder excesivo detalles en escenas donde los cambios de contrastes son pronunciados. Si lo hacemos en su apartado como monitor para trabajar con aplicaciones de todo tipo, también obtenemos grandes resultados.

Extras

LG 34UM95
LG ofrece dentare de sus diferentes opciones de configuración un modo que denominan PBP. Este nos permite visualizar en pantalla dos fuentes de vídeo diferentes. Es decir, podremos conectar nuestro PC y, por ejemplo, también nuestra consola para mostrar ambas imágenes a la par. Es una opción interesante aunque tiene sus puntos a favor y en contra.

El modo PBP permite mostrar dos fuentes de vídeo diferentes a la vez

Cuando usamos la opción PBP, la pantalla se divide virtualmente en dos. De ese modo tendremos dos pantallas con resolución de 1720 x 1440 pixeles. Una resolución que si no somos capaces de configurar de forma manual en nuestro ordenador hará que la imagen quede distorsionada.

Al pasar a dicho modo, la imagen de cada fuente se estrecha para ajustarse. Eso provoca que quede alargada. Para solucionarlo LG permite establecer la relación más adecuada. Así podremos optar por panorámica u original. Si seleccionamos original podremos verla en su relación idónea aunque estaremos desaprovechando parte del panel.

Por lo que no es un modo para darle un uso intensivo sino más bien una característica para dar valor añadido. Interesante si necesitamos trabajar de forma puntual con dos equipos o usos muy concretos.

Jugando en el LG 34UM95

LG 34UM95
Aunque el perfil de usuario al que va orientado es más profesional, otorgando una pantalla que por sus dimensiones y resolución permiten aumentar la productividad. Lo cierto es que su uso no está reñido con ningún tipo de usuario. Si lo queréis para reproducir películas es genial y si vuestro uso es como pantalla para vídeojuegos también.

No todas las gráficas son capaces de gestionar juegos a una resolución de 3440x1440 píxeles

Lo único que debemos saber es que, gestionar una resolución de 3440 x 1440 no es algo que todos los equipos y juegos puedan hacer. Por tanto, a menos que tengamos un equipo con una gráfica potente, no podremos jugar a dicha resolución. En los juegos que lo permitan la experiencia es muy satisfactoria. En los que no, o bien desaprovechamos panel o la imagen se estira hasta ocupar toda la pantalla y podemos sufrir distorsiones o perdida de detalle.

Un monitor muy interesante

LG 34UM95
El monitor LG 34UM95 es una opción más que interesante. Al principio, cuando nos sentamos por primera vez frente a él, nos sentimos algo extraños. Un escritorio tan ancho resulta raro pero al poco tiempo no sólo estamos acostumbrados sino que vemos cómo vamos trabajando de forma más óptima.

Para todo aquel usuario que hace uso de diversas aplicaciones a la vez, la posibilidad de tener dos o tres ventanas abiertas, sin tener que reducir de forma considerable sus anchos para que no se tapen, es genial. Más aún si trabajamos con aplicaciones de edición e vídeo o audio. Las líneas de tiempo son tan generosas que podemos desplazarnos de forma cómoda sin tener que andar haciendo zoom.

Perfecto para profesionales, ideal para cualquier usuario

En general, aunque una pantalla con resolución 4K puede resultar más llamativa. Lo cierto es que la LG 34UM95 no sólo es una alternativa sino que incluso puede resultar mucho más interesante. Sobre todo porque, en estos momentos, con la resolución de 3440 x 1440 pixeles no tenemos los problemas de interfaces diminutas que sí apreciamos al usar una pantalla 4K UHD (3860 x 2160).

Su precio, eso sí, no es económico. El precio actual está entorno a los 800 y 900 euros.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de LG. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | LG Ultrawide Monitor

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio