Publicidad

Netflix trabaja en un sistema para optimizar el streaming en 4K con HDR manteniendo la calidad y aligerando el ancho de banda

Netflix trabaja en un sistema para optimizar el streaming en 4K con HDR manteniendo la calidad y aligerando el ancho de banda
4 comentarios

Durante la época dura del confinamiento, Netflix y otros actores de los servicios de vídeo bajo demanda (también del streaming de videojuegos) redujeron la calidad del servicio para evitar una posible sobrecarga en la red. Con el tiempo la situación ha ido volviendo a la normalidad y ahora Netflix da un nuevo paso para mejorar la imagen que llega a nuestros televisores.

Con el objetivo de evitar que la red se sobrecargue, Netflix vuelve a codificar todos los títulos de su catálogo con calidad 4K y con soporte para HDR y HFR. El objetivo es que se pueda realizar el streaming de vídeo en 4K con la misma calidad a la mitad de la tasa de bits.

 Mantener la calidad

Netflix

Ahora Netflix apuesta por mantener la calidad de la imagen que llega a los usuarios pero disminuyendo la tasa de bits. Un proceso que se basa en la optimización de la tasa de bits usada en el proceso. Para ello Netflix trabaja en reducir la tasa de bits para vídeo 4K sin que ello afecte a la calidad de la imagen.

El objetivo de la plataforma es dar un nuevo empuje al reducir la tasa de bits. Una evolución que hemos visto desde que en un principio se implementaron tasas de bits de resolución fija de 4K (8, 10, 12 y 16 Mbps) independientemente de las características del contenido.

Mejora El nuevo sistema es adaptable al contenido

El sistema vendría a trabajar de forma paralela con los algoritmos destinados a la codificación en función del título y la optimización dinámica por toma, mejoras que no se aplicaban al contenido en 4K. Si hasta ahora sistema VMAF (Video Multimethod Assessment Fusion) se usaba para predecir la calidad de los vídeos que se muestran en un televisor con streaming a 1080p, ahora se trata de llevar esta técnica la 4K.

Con la actualización del catálogo, han logrado aplicar esta mejora al contenido en 10 bits y 4K con rango dinámico estándar (SDR) y el paso siguiente es llevarla hasta el HDR con un desarrollo específico del VMAF.

Este nuevo sistema, aporta además, junto a un menor peso en el contenido transmitido, una calidad inicial más alta y menos caídas de dicha calidad durante la reproducción al no precisar un ancho de banda mayor. Además, se acelera el inicio de la reproducción en un 10% según la compañía. Habrá que ver si finalmente, con esta técnica que la empresa detalla en su blog, la calidad no se resiente.

Vía | FlatPanels
Más información | Netflix

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios