Compartir
Publicidad

Debate en clave de alta fidelidad: componentes separados vs dispositivos integrados

Debate en clave de alta fidelidad: componentes separados vs dispositivos integrados
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las preguntas que solemos plantearnos todos cuando queremos profundizar en el mundo de la alta fidelidad y sopesamos las opciones que nos ofrece el mercado tiene que ver con la distribución de los componentes de nuestros equipos. Y es que ya no basta con elegir marca y modelo, sino también el nivel de integración que preferimos.

Nuestra elección estará condicionada especialmente por nuestro presupuesto, pero si nos movemos en un nivel relativamente alto el abanico de opciones es extraordinariamente amplio. Podremos acceder, por ejemplo, a preamplificadores y etapas de potencia con la sección de alimentación alojada en un chasis independiente. O a reproductores de CD y SACD divididos en dos elementos: mecánica de transporte y sección de conversión D/A. Lo interesante es que cada opción tiene ventajas e inconvenientes. Veámoslos con detalle.

Dos estrategias muy válidas

Una de las ventajas más evidentes de los componentes separados consiste en que cada uno de ellos tiene su propia fuente de alimentación y su propio chasis, por lo que es posible colocarlos lo suficientemente alejados para que sean inmunes a las interferencias generadas por el otro. Además, habitualmente nos permiten actualizar uno de los elementos y mantener el otro, preservando de esta forma una parte de nuestra inversión inicial. Podríamos, por ejemplo, mantener nuestra mecánica de transporte y cambiar el DAC por otro que sea capaz de descodificar nuevos formatos.

Las ventajas de los componentes integrados son también muy contundentes. La más importante es que suelen ser bastante más baratos que los componentes separados que realizan en conjunto la misma función. Además, su instalación es más sencilla y económica porque requieren menos cables. Y, por supuesto, un solo dispositivo ocupa menos espacio que varios.

650 1000 Tapdp 2

Los puristas suelen defender que los componentes separados ofrecen una mayor calidad, pero la verdad es que yo no lo tengo tan claro. Actualmente podemos encontrar en el mercado dispositivos integrados con unas prestaciones de auténtica referencia, como, por ejemplo, el reproductor de SACD y DAC PDP 3000 HV de la alemana T+A del que os hablamos hace un par de semanas.

Cuantas más opciones tengamos, mucho mejor. Al fin y al cabo, lo que realmente importa es que encontremos el hardware que nos permite disfrutar nuestra música favorita de una forma plena. ¿Qué opináis vosotros? ¿Preferís los componentes integrados? Si vuestro presupuesto fuese muy holgado, ¿os quedaríais con elementos separados sin dudarlo? Animaos y decidnos qué pensáis en los comentarios del post.

En Xataka Smart Home | Cuándo y qué comprar en A/V si quieres sacar el máximo partido a tu dinero

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio