Compartir
Publicidad
Te damos algunos consejos esenciales para mejorar la seguridad de tu red Wi-Fi
Redes locales

Te damos algunos consejos esenciales para mejorar la seguridad de tu red Wi-Fi

Publicidad
Publicidad

Hoy en día hay muy pocos hogares que no cuenten con una red Wi-Fi y más "cacharros" que se enganchan a la misma, pero no en todas ellas sus dueños se preocupan por mantener unas mínimas condiciones de seguridad. Un aspecto muy a tener en cuenta que se puede solucionar con tan sólo seguir una serie de consejos.

Y es que la seguridad de nuestra red Wi-Fi no sólo afecta al hecho que otras personas la puedan interceptar para usarla y bajar contenido con ella, sino que de la misma forma pueden estar accediendo a contenidos ilegales o también accediendo a nuestros datos y comunicaciones.

Una red Wi-Fi insegura es como tener las puertas de casa abiertas para todo aquel que pase por allí y quiera entrar a tomar una copa... o a desvalijarnos. Así que vamos a repasar unos consejos básicos para que hasta los usuarios más básicos puedan aplicarlos.

Cambiar el usuario y contraseña de administrador del router
Wpa

Todas las máquinas vienen con un usuario y contraseña por defecto establecida, que vienen normalmente situados en una pegatina en la parte inferior. Es importante cambiar estos datos fijados por defecto por otros elegidos por nosotros (y que no sean fáciles).

Para ello tenemos que cambiar la configuración del router para lo que marcaremos la dirección IP del mismo en el navegador web. De esta forma escribiremos por ejemplo 192.168.1.1 en el navegador y nos aparecerá un cuadro que nos pide el nombre y contraseña de usuario por defecto. Buscamos el apartado correspondiente en el menú (cada router es distinto pero en el fondo muy parecido) y ponemos los nuestros.

El paso siguiente es esperar que el router se reinicie y volver a entrar con esos nuevos datos para comprobar que se ha hecho correctamente. Primer paso de aumento de seguridad llevado a cabo. ¿Fácil no?

Habilitar la autenticación WPA2-PSK con cifrado AES
650 1200

En muchas ocasiones nuestro router viene con la autenticación WEP marcada por defecto, de forma que para poner más difícil el acceso a nuestra red habilitaremos la autenticación WPA2-PSK con cifrado AES, algo que normalmente hacemos dentro de la configuración WLAN.

De esta forma cambia el tipo de clave de acceso a nuestra red Wi-Fi, algo que veremos en el apartado a continuación, dificultando el acceso a la misma y la posibilidad que sea desencriptada.

Cambiar la contraseña de nuestra red Wi-Fi
650 1200 1

Habilitad la autenticación WPA2-PSK con cifrado AES pasamos a cambiar la contraseña del acceso a nuestra red siendo recomendable que sea larga, que usemos números, mayúsculas, minúsculas y signos y que no sea lógica o un valor fácil de establecer. Y de paso intentaremos que el nombre de nuestra red no sea especialmente llamativo y que pase desapercibido.

Una vez habilitado el cifrado WPA2-PSK con cifrado AES el siguiente paso, no tan necesario, pero muy aconsejable, es deshabilitar el modo WPS, no siempre necesario. El WPS es un mecanismo creado para facilitar la conexión de dispositivos a nuestra Wi-Fi basado en el envío de un PIN. El dispositivo debe transmitir un código al router y este le envía los datos para acceder a la red.

Filtrar las conexiones entrantes por su dirección MAC
Mac

Este es un paso que no me gusta tanto (por lo latazo que es), no ya por la seguridad que otorga a la red, sino porque si tienes múltiples dispositivos o mejor dicho, cambias mucho de cacharros, vas cada dos por tres a tener que estar configurando este apartado.

Cada dispositivo que usamos en casa tiene una dirección MAC, la cual es personal para cada uno y la podemos encontrar accediendo al mismo. Por ejemplo, en un teléfono o tableta Android la encontraremos en la ruta "Ajustes => General => Información => Dirección Wi-Fi" y en uno con iOS en "Ajustes => General => Información".

En nuestro PC escribiendo "cmd" en "Ejecutar" y a continuación abriendo "ipconfig/all" con la dirección física y en un ordenador con Mac OS X en "Preferencias del sistema => Redes => Airport". De la misma forma o parecida procederemos con televisores, consolas, home cinema...

Una vez tenemos la MAC de cada uno de nuestros dispositivos, la (las) introducimos en los distintos apartados de forma que esos terminales puedan acceder sin problema a nuestra red Wi-Fi, siendo imposible para el resto

Son sólo cuatro consejos, muy sencillos y útiles al alcance de los usuarios más nóveles con el manejo de las redes que de seguirlos incrementarán de forma notable la seguridad de nuestra red y por tanto mejoraran la privacidad en nuestras comunicaciones y de nuestros datos.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio