Compartir
Publicidad
Alimentación PoE y PoE+: en qué consiste y cuales son las ventajas que ofrece al realizar una instalación en casa
Redes locales

Alimentación PoE y PoE+: en qué consiste y cuales son las ventajas que ofrece al realizar una instalación en casa

Publicidad
Publicidad

Si eres un apasionado de la tecnología seguro que en más de una ocasión te has enfrentado al siempre molesto problema que supone tener cables por doquier en la casa. Una guerra a la que se puede hacer frente con buenas ideas pero también con el apoyo de los fabricantes.

En este sentido destacan por ejemplo propuestas como la de Samsung, que en sus últimos televisores presume de un cable casi invisible y del sistema One Connect por el que cual todo el cableado se limita a un único cable. Una idea que bebe de las aguas de la alimentación a través de Ethernet, si bien no es exactamente lo mismo.

Puede que en algún momento hayas escuchado referencias a la alimentación a través de Ethernet (Power over Ethernet) o en su lugar, a las siglas con las que se nombra habitualmente: PoE. Una opción por medio de la cual el mismo cable que sirve para enviar los datos a nuestro dispositivo puede ser usado para suministrar energía.

Se trata de una función de red definida en los estándares IEEE 802.3af y 802.3at que requiere, eso sí, que tengamos en casa dispositivos compatibles con PoE. Estos pueden ser tanto equipos de suministro energético (PS o Power Source) como dispositivos alimentados (PD o Power Device). Uno se encarga de enviar la energía y otro de recibirla. Entre los primeros encontramos por ejemplo los Switch con todos los puertos PoE y entre los segundos podemos citar por ejemplo a las cámaras IP como los más conocidos.

Es un requisito el que la corriente eléctrica se transmita desde un extremo del cable al otro extremo del dispositivo y que la corriente transmitida se mantenga separada de la señal de datos. Contamos con usar un cable de 4 pares, de los que solo 2 pares son usados para el envío de datos que son los utilizados para el envío de la energía.

Las ventajas del PoE son muchas pero se centran sobre todo en la comodidad que ofrece. La posibilidad de usar un cableado único tanto para la alimentación como para la transmisión de datos nos ahorra tiempo y facilita la organización en casa al no tener que hacer uso de distintos cables en un mismo aparato. Instalar un dispositivo conectado a la red por cable es mucho más sencillo si es compatible con este estándar ya que reducimos la cantidad de cables y enchufes necesarios.

PoE y PoE+

Redes 1

Pero PoE sigue creciendo y así ha evolucionado hacia el estándar IEEE 802.3at también conocido cómo PoE+. Una mejora que permite el que los dispositivos encargados de suministrar energía puedan enviar hasta el doble de carga de la que lograban los dispositivos basados en PoE. Ideal para aparatos que tengan un mayor consumo energético y a los cuales el anterior sistema les podía quedar corto.

Estamos hablando de la posibilidad de enviar hasta un máximo de 30 vatios que en los dispositivos compatibles con PoE tradicional se quedaba en solo 15 vatios. A todo esto hay que sumar que a mayor longitud del cable empleado, mayor será la pérdida de energía que llegue al destino final, una merma que sufren ambos estándares.

Otra de las ventajas del PoE+ es que mientras este se puede usar para suministrar energía a dispositivos con PoE y PoE+, las fuentes de energía con PoE solo pueden alimentar a aparatos con PoE.

Redes 3

Pero no pensemos que con un solo "alimentador" podremos transmitir toda la energía que queramos, pues tienen un límite de vatios con los que operar a la vez. Cobra máxima importancia el calcular correctamente la capacidad de alimentación que vamos a precisar. Para ello nos podemos servir de la escala que los clasifica del 0 al 4.

En los valores 1 y 2 nos encontramos con un escaso consumo energético, mientras que el nivel 3 requiere un nivel medio y ya en la categoría 4 ofrecen un alto consumo, lo que hace interesante el que optemos por el sistema PoE+ en lugar de PoE.

Puede además darse el caso que el dispositivo que alimentamos no sea compatible con PoE o PoE+, un caso que precisará el que usemos una unidad base que cuente con un adaptador de alimentación que recibe la energía y conectores RJ45 de entrada y de salida. Esta se conecta a otro receptor final que se encarga de transformar y separar la señal recibida.

Más información | Standards.ieee
Imagen de cabecera | PublicDomainPictures
Imágenes | Sascha | DeclanTM

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio