Dónde es mejor colocar nuestro router en casa para tener una red WiFi con la máxima cobertura y velocidad
Redes locales

Dónde es mejor colocar nuestro router en casa para tener una red WiFi con la máxima cobertura y velocidad

HOY SE HABLA DE

En muchas ocasiones a la hora de contratar un servicio de acceso fijo a Internet con nuestra operadora por primera vez, llega el técnico a casa, nos instala la línea de fibra, cable o incluso de teléfono si no hay más remedio y junto a ella el router que estén ofreciendo en ese momento.

Lo más fácil para el instalador a la hora de situar el router es elegir un lugar lo más cercano del cable de entrada, pero no siempre esta ubicación es la más adecuada para obtener la máxima velocidad de acceso y calidad en la conectividad WiFi de toda la vivienda. ¿Qué podemos hacer?

Para empezar, siempre que sea posible conviene colocar el router en la posición más favorable para que las señales inalámbricas que emite y las que le llegarán de nuestros dispositivos tengan el mejor alcance posible, con las menores interferencias tanto internas como externas a la vivienda.

Si se trata de una nueva instalación podemos pedir al operario que nos sitúe el router en el lugar que queramos, aunque esto supondrá probablemente un incremento del precio si hay que desplegar más cable del habitual o montar "rosetas" de conexión adicionales.

Si por el contrario ya tenemos el router instalado en casa, en general poco podremos moverlo, quizá con suerte unos metros de la entrada del cable de fibra o coaxial sin tener que recurrir a alargadores que pueden añadir pérdidas a la señal de entrada.

Entonces, ¿dónde y cómo nos conviene colocar el router en casa para tener la mejor cobertura y velocidad de conexión?

Mapeando la cobertura WiFi de casa

router

En primer lugar, suele resultar útil antes de instalar nada hacer un mapeo de la estructura de la vivienda y la distribución de las señales inalámbricas en las diferentes habitaciones de la casa.

La idea es ir cuarto por cuarto midiendo la potencia de las señales con el router situado en diferentes posiciones para hacernos una idea de cuál sería la posición óptima que nos ofrezca una mejor calidad de señal, condición necesaria pero no suficiente para tener la mejor conexión WiFi posible como veremos unos párrafos más abajo.

¿Cómo hago este tipo de mapeos de la intensidad de la señal? Pues hay en la Red multitud de aplicaciones disponibles para diferentes sistemas operativos que nos ayudarán en esta tarea. Yo personalmente uso WiFi Analyzer, disponible de forma gratuita para Android y Windows 10 (en este caso solo hay que buscarla en la tienda de aplicaciones), un software que nos da esta información mostrando la potencia de la señal de cada banda de frecuencias.

router

Pero hay otras muchas alternativas que nos permiten crear esos "mapas de potencia WiFi" con los que podremos determinar cuál es la mejor ubicación para nuestro router. Entre ellas están NetSpot (Windows, macOS), Ekahau HeatMapper (Windows), Acrylic (Windows), VisiWave o AirMagnet Survey PRO (Windows).

Pero en general no es suficiente solo con los datos del mapa generado. ¿Por qué? El motivo es que puede que nuestra red esté saturada por interferencias de redes cercanas de los vecinos que nos estropearán la calidad de la conexión haciendo a veces que incluso nos resulte casi imposible conectarnos.

Para ello os recomiendo usar de nuevo la anteriormente citada WiFi Analyzer en cada habitación para ver qué canales están menos saturados en cada banda de frecuencias y elegir así el más conveniente y la banda disponible con más potencia en cada caso.

Consejos básicos para colocar tu router WiFi

Portada Routers1366

Una vez que tenemos más o menos clara la distribución de la señal dentro de casa por habitaciones y nos decidimos a instalar el router en una de ellas, conviene seguir los siguientes consejos para maximizar el rendimiento:

  • Para empezar, conviene colocar las antenas externas, si es que las tiene el router, en perpendicular y no apuntando directamente a los dispositivos. En el caso de que la vivienda tenga varias plantas, nos interesará colocarlo en una intermedia, evitando la planta más baja o la superior para lograr una mejor distribución de la señal.

  • En una vivienda de una sola planta, hay que intentar que el router esté al menos a la altura de los dispositivos que se van a conectar a él. Esto generalmente supone a la altura de una mesa y no en el suelo o completamente colgado en el techo.

router
  • No conviene instalarlo en la habitación más alejada de la casa, sino más bien centrado con respecto a todas las habitaciones, ya que de lo contrario estaremos perdiendo una buena parte de la energía emitida hacia los muros exteriores en lugar de hacia el interior de la vivienda.

  • No hay que instalarlo dentro de un mueble, aunque sea de madera, ni en la balda de una estantería con otras repletas de objetos o libros a su alrededor.

  • Por supuesto, no tenemos que colocar objetos metálicos (como grandes electrodomésticos) o volúmenes de agua de gran tamaño (como peceras) a su alrededor, ya que pueden bloquear la señal saliente del router y la entrante procedente de los dispositivos como móviles, portátiles, etc.

Qué hacer si aún así no llega bien la señal

Si tras cambiar la ubicación del router no logramos una mejora notable de la señal inalámbrica, podemos optar por adquirir puntos de acceso WiFi adicionales que nos ofrezcan una mejor cobertura en las áreas en sombra dentro de la vivienda. Por ejemplo, podemos apostar por los clásicos extensores de cobertura inalámbrica que copian los parámetros de nuestra red principal y crean una adicional a la que se conectarán los dispositivos más cercanos.

En estos casos tenemos la opción de los modelos básicos pero también de los más potentes y modernos sistemas WiFi Mesh o en malla, que nos ofrecerán las mejores prestaciones posibles hoy en día, con múltiples nodos capaces de comunicarse entre sí para establecer los parámetros de la red más adecuados en cada momento.

Plc Wifi1366 2000

Otra de las opciones disponibles en el mercado son los adaptadores PLC con WiFi integrado. Son sistemas muy sencillos de instalar que utilizan la red eléctrica de casa para llevar la conexión cableada hasta las distintas habitaciones y desde allí, con un simple adaptador conectado a un enchufe establecen un punto de acceso inalámbrico al que se conectarán nuestros dispositivos.

Suelen ser una muy buena opción y ofrecer un excelente rendimiento en instalaciones eléctricas relativamente modernas, aunque no están tampoco exentos de problemas y posibles situaciones de cortes y fluctuaciones de la velocidad que pueden llegar a resultar en un auténtico quebradero de cabeza.

También podemos comprar directamente un punto de acceso inalámbrico que conectaremos al router principal por cable Ethernet y nos ofrecerá una red WiFi generalmente de mayores prestaciones en cuanto a velocidad y cobertura se refiere.

Por último, siempre nos queda la alternativa de utilizar un segundo router como sistema auxiliar para ampliar la cobertura de la red WiFi. En este punto podemos optar por usar uno antiguo que ya tengamos en casa para ampliar la cobertura configurándolo como repetidor o directamente por comprar y configurar un modelo de router neutro de nueva generación que nos proporcione lo último en conectividad.

Temas
Inicio