Publicidad

Salimos de compras: te mostramos cinco frigoríficos conectados para integrar la cocina en el hogar inteligente
Electrodomésticos innovadores

Salimos de compras: te mostramos cinco frigoríficos conectados para integrar la cocina en el hogar inteligente

HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

La integración de la cocina en el hogar conectado es un hecho. Hoy día nos encontramos con electrodomésticos que pasan a ofrecer conexión permanente gracias a la red Wi-Fi del hogar, lo que permite tanto su gestión a distancia como un uso que va más allá de las funciones para las que originalmente estaban planeados.

Y si dentro de la cocina hay un elemento dinamizador de la vida hogareña ese es el frigorífico. Es quizás, el elemento más importante puesto que es el más voluminoso, el que no cesa en su funcionamiento en ningún momento y sobre todo, porque es el almacén de buena parte de nuestros alimentos. Un elemento que ha pasado a integrarse en el hogar conectado y estos cinco modelos son un buen ejemplo.

Samsung Family Hub 2019

Samsung

Empezamos con uno de los modelos más recientes en llegar al mercado. Hablamos del Samsung Family Hub 2019, un frigorífico presentado por Samsung en el CES 2019 celebrado en Las Vegas con el que la marca apuesta por el uso de la "Inteligencia Artificial" (o por lo menos de ciertos algoritmos) y el IoT gracias a Bixby, el asistente virtual de Samsung

La nueva gama de frigoríficos conectados de Samsung permite acceder a más funciones por medio de su pantalla táctil y el hardware que incorpora. Así, ofrece tecnología de reconocimiento de voz o acceso a la transmisión de música y radio y para aprovecharlas es fundamental el uso de Bixby, que además mejora en el uso al contar con tecnología de identificación de voz para distinguir a cada miembro de la familia.

En esta gama, Samsung ha optado por integrar una pantalla de 21,5 pulgadas llamada Family Board, un añadido que permite el uso de la pantalla como sí de un tablero para post-it se tratara. Todos los miembros de la familia pueden dejar y compartir sus notas con este sistema. Además, el frigorífico pasa a ser el centro de control con el que los propietarios podrán ver y controlar los distintos dispositivos domésticos inteligentes y compatibles que pueden tener conectados en la misma red Wi-Fi y hacerlo mediante órdenes de voz por medio de Bixby o utilizando la pantalla.

Frigoríficos con Home Connect de Bosch

Mcsa01018916 F7166 Kgn36hi32 641971 Def

Otro ejemplo puede ser el que ofrece Bosch con la serie Home Connect. Son frigoríficos normales que pasan a ser inteligentes por medio de un pequeño accesorio que debemos comprar por separado. La marca los denomina en la web cómo frigoríficos Wi-Fi Ready (preparados para el Wi-Fi).

Hay varios modelos en su catálogo con prestaciones similares, si bien nosotros nos quedamos con este frigorífico de la serie 6. Se trata de un modelo combi No Frost de gran tamaño con una zona VitaFresh con un diseño clásico. Exteriormente no se diferencia de un "frigo" convencional, al menos si no tenemos en cuenta su integración en el hogar conectado.

Integra una serie de cámaras interiores que nos permiten vigilar a distancia lo que ocurre dentro y que tanto el frigorífico como el congelador estén siempre a la temperatura adecuada. Sin gran pantalla frontal, es el accesorio adicional el que permite integrar el frigorífico en el sistema Home Connect y controlarlo vía app. Se llama Home Connect Connectivity Kit y se puede adquirir desde la web del fabricante a un precio de 40 euros.

Home Connect es una app que permite conectar dispositivos compatibles de distintas marcas y está disponible tanto para iOS en la App Store, como en Android, en Google Play. El modelo que hemos listado tiene un precio de 1.565 euros a los que hay que sumar los 40 euros del Home Connect Connectivity Kit.

LG Signature con InstaView

Lg

LG es otra de las marcas presentes en la guerra por integrar la cocina en el hogar conectado. Y lo hace por medio de su gama de electrodomésticos Signature, modelos de altos vuelos que ofrecen detalles más que curiosos.

Un buen ejemplo puede ser el frigorífico LG Signature LSR100 con puerta Door in Door Instaview. Destaca por tener una puerta de cristal que hace que la luz se encienda y podamos ver lo que hay dentro antes de abrir la nevera, así ahorramos energía ya que no se pierde frío. También nos deja abrir la pequeña puerta de cristal para acceder al compartimento exterior destinado a guardar esas cosas que solemos usar habitualmente.

Además de este detalle, si tenemos las manos ocupadas, basta acercar el pie a la parte inferior y se abrirá la puerta automáticamente. El automatismo funciona al detectar a una persona, provocando que se proyecte una luz en el suelo indicando "puerta abierta" y así permite abrir la misma automáticamente. Como no podía ser de otra forma, este modelo cuenta con la posibilidad de control con la voz a través de Google Assistant para, por ejemplo, pedirle que baje la temperatura para enfriar algún alimento.

Una prestaciones que tienen un precio, pues si queremos hacemos con este modelo tendremos que pagar los 7.999 euros que cuesta en comercios como el El Corte Inglés.

Liebherr Monolith

Monolith

Otra de las opciones es la gama Liebherr Monolith, un sistema modular empotrable que podemos organizar como mejor nos convenga, nevera side by-side, nevera y congelador o dos congeladores. Son modelos que permiten el control a distancia gracias a la conexión Wi-Fi y al uso de la app Liebherr SmartDevice que podemos encontrar en iOS y Android. Podemos controlar distintas funciones así como recibir consejos nutricionales o reconocer el contenido de la nevera haciéndole una foto.

Liebherr añade a estos modelos su tecnología de enfriado PowerCooling que dirige el frío por todo el interior, incluyendo la puerta que es donde menos le suele llegar. Integra también los sistemas Super Cool y SuperFrost, dos modos de enfriado rápido tanto para nevera como para congelador y que podemos controlar desde la app de la marca. Y para el control presencial, integran una pantalla táctil en la parte superior con la que configurar el dispositivo.

Han mejorado la conservación de los alimentos añadiendo unos cajones especiales para verdura y carne a los que Liebherr llama BioFresh-Plus. Con ellos se busca controlar de forma independiente tanto la temperatura como la humedad. La nueva gama Liebherr Monolith llegará a los mercados a precios que oscilan entre los 7.000 y 10.000 euros.

Siemens IQ700

Siemens Iq700

El último ejemplo viene de la mano de Siemens, que ofrece un sistema de frigoríficos conectados. Hemos seleccionado para este listado el iQ700, un frigorífico americano noFrost de grandes dimensiones que puede integrarse en el hogar inteligente gracias al sistema Home Connect. Una utilidad que podemos encontrar en la App Store y en Google Play.

Gracias a la conectividad Wi-Fi, podemos controlar desde la tableta o el teléfono algunas de las funciones más habituales del frigorífico. Además, integra una serie de cámaras interiores que permiten comprobar el contenido de la nevera desde cualquier lugar y en cualquier momento. El sistema es además compatible con Alexa de Amazon, por lo que si tenemos algún altavoz de la gama Echo, podremos hacer uso del control por voz.

Con un diseño clásico de dos puertas, destaca el cristal que recubre toda la superficie exterior y los cajones interiores especiales para ensaladas. En el exterior monta una pantalla que permite configurar la temperatura y algunas funciones básicas. Como referencia, este modelo se puede adquirir en el mercado a un precio de unos 4.000 euros.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir