Las lavadoras conectadas tienen tantos chips que hay quien las compra solo para quitárselos y usarlos por la crisis de semiconductores

Las lavadoras conectadas tienen tantos chips que hay quien las compra solo para quitárselos y usarlos por la crisis de semiconductores
Sin comentarios

La crisis de los semiconductores lleva perjudicando a un amplio abanico de las tecnológicas desde que dio comienzo la pandemia, y todo pinta a que hasta al menos 2023 no veremos reestablecidos gran parte de los sectores afectados. La escasez de chips ha causado retrasos en la producción de multitud de productos y servicios, dejando pérdidas muy importantes a nivel económico.

El nivel de esta crisis ha causado que se lleven a cabo diversas soluciones de emergencia, entre ellas la recolección de chips presentes en lavadoras para aligerar la carga productiva. Y es que según Peter Wennink, CEO de ASML, existe un gran conglomerado industrial encargado de comprar lavadoras y apropiarse de los chips que incorporan en su interior.

Empresas que compran lavadoras para extraer sus chips

Si bien Wennink no ha querido dar información sobre las compañías que están realizando este tipo de acciones, ha recalcado que la situación es crítica, y que hay un gran número de empresas intentando extraer chips de diversos dispositivos. La pandemia ha causado estragos no solo llevándose vidas a su paso, sino también en la producción de las tecnológicas a nivel global, y una de las más perjudicadas es la industria automovilística.

La creciente demanda de semiconductores tampoco ha ayudado a esta crisis, y Wennink señala al 'Internet de las Cosas' como uno de los contribuyentes a este caos, dado el gran incremento de dispositivos vinculados a este concepto, razón de más por la que dicha crisis siga lastrando a las industrias.

La solución ante esta situación no va a ser inmediata, ya que hay una ingente cantidad de empresas afectadas. Además, existe cierta prioridad a la hora de suplir la demanda, haciendo que algunas empresas por su parte obtengan los semiconductores con medidas algo más desesperadas.

En cambio, este método de obtención de semiconductores por medio de lavadoras y demás productos derivados, supone un coste bastante más elevado. No obstante, no es cuestión de precio, sino de que la rueda de la producción no cese, y muchas compañías están dispuesto a pagarlo.

Según datos de Susquehanna Financial Group ofrecidos por Bloomberg, el tiempo de espera en marzo para conseguir semiconductores desde China es de unas 26,6 semanas.

Temas
Inicio
Inicio