Hidrógeno para cargar tu móvil y portátil: esta maleta antiapagones funciona con cartuchos reemplazables

Hidrógeno para cargar tu móvil y portátil: esta maleta antiapagones funciona con cartuchos reemplazables
Sin comentarios

En un momento en el que la crisis de la electricidad afecta a los bolsillos de los usuarios, todo tipo de soluciones alternativas que puedan colaborar a dar cierta independencia o a ayudar en momentos concretos son bienvenidas. Y en este sentido llega este desarrollo de la empresa emergente japonesa Scitem: un sistema portátil de generación de energía de emergencia que funciona con cartuchos de hidrógeno reemplazables.

Con forma de maletín este producto no llega para reemplazar a los grupos eletrógenos alimentados por combustible sólido que todos conocemos ni a las baterías que cargan energía para alimentar de luz el hogar en caso de apagones. Este aparato esté pensado sobre todo para dispositivos pequeños.

Hidrógeno más oxigeno

Img01 01

Se trata de un dispositivo con forma de maletín que basa su funcionamiento en el uso de cartuchos de hidrógeno. Con forma de botes de gas, el hidrógeno "reacciona con el oxígeno del aire para producir electricidad a través de una celda de combustible de hidrógeno interna".

De esta forma se puede generar electricidad aunque a pequeña escala. Quiere decir que se puede usar para cargar pequeños dispositivos, caso de teléfonos, tabletas, portátiles... por medio de un enchufe o un cable USB. No se puede usar para alimentar a grandes electrodomésticos ni como fuente de electricidad para el hogar.

La ventaja de este sistema es que no pierde capacidad con el tiempo cómo sí que ocurre con las baterías. Los cartuchos no descargan electricidad, lo que los hace resistentes a la degradación.

Por el momento Scitem ha desarrollado un prototipo con una salida de 30 vatios, que se puede usar para dar energía a portátiles. Además la empresa afirma que comercializarán versiones con salidas eléctricas variables según los pedidos.

Precio y disponibilidad

Scitem lanzará este sistema de carga en primavera por unos 500.000 yenes, lo que vienen a ser unos 3.900 euros al cambio una vez entre en producción en masa.

Vía | Asia Nikkei

Temas
Inicio