Este es el problema poco conocido que provocan los frigoríficos encastrados y las columnas de calor en la cocina

Es un problema que se nota más en verano y que convierte los muebles adyacentes casi en unos hornos

Cocina
3 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

Cuando instalas una cocina en casa, una de las posibilidades que quizás te ofrecen en el comercio en el que te asesoran, es instalar de una manera concreta los electrodomésticos en la cocina. Se trata de integrar elementos como lavavajillas, lavadora... o los que ahora nos interesan: frigorífico y horno.

El frigorífico o la nevera es un fijo en todas las cocinas. Por su parte, con hornos, me refiero al microondas y al horno tradicional que suelen ir colocados cerca. Y cómo la estética manda, puede que te aconsejen que estos vayan encastrados... pero ojo, porque esto puede provocar un problema del que seguro no te hablan.

Lo que nadie te cuenta

Cocina

Como la estética manda, a la hora de instalar una cocina muchas veces podemos pensar, en ocasiones aconsejados por el experto de turno, que es mejor que los electrodomésticos se integren con el mobiliario. Me refiero a que los electrodomésticos vayan encastrados o encajonados. Y es cierto, estéticamente quedan muy bien pero...

El pero es que encajonar ciertos electrodomésticos puede conllevar una serie de problemas que inicialmente pueden pasar por alto.  Instalar electrodomésticos encajonados o encastrados implica montarlos dentro de un espacio diseñado específicamente para ellos en la cocina. Esto suele hacerse para lograr un aspecto más uniforme y elegante en la cocina, pero al ser un espacio cerrado pueden darse problemas.

El problema del calor residual

Y el que aquí nos ocupa es el relacionado con la gestión del calor residual. Debes asegurarte de que haya suficiente espacio y ventilación alrededor del frigorífico, del microondas o del horno encastrado para permitir un adecuado flujo de aire. La falta de ventilación puede afectar negativamente el rendimiento de estos electrodomésticos y hacer que funcionen de manera ineficiente, lo que podría resultar en un mayor consumo de energía y una vida útil más corta del aparato.

Por detrás suele quedar espacio libre, para facilitar en parte su ventilación, pero el aire no circula lo mismo que si el espacio tuviera entradas libres por los laterales. Y es que muchas veces, junto a la nevera o los hornos se suelen instalar muebles accesorios y estos son los encargados de recoger el calor residual de estos electrodomésticos.

El calor residual en un electrodoméstico se refiere al calor que se genera y queda presente mientras funciona o después de que el electrodoméstico ha completado su ciclo de funcionamiento. Y en estas circunstancias, el calor no tiene vías de escape que no sean las paredes de los muebles adyacentes.

Simplemente, con el frigorífico funcionando, se puede apreciar como dentro del mueble contiguo la temperatura sube de forma notable... algo que se nota aún más en verano. El problema está relacionado con los inconvenientes a la hora de conservar comida en estos muebles, ya que el exceso de temperatura puede provocar que esta se deteriore o estropee.

En casa tuvimos que readaptar el uso de los muebles contiguos a la nevera y en menor medida a los hornos. De tipo despensa para guardar comida, a usarlos para copas, sartenes y ollas

En casa, por poner un ejemplo, el mueble despensa junto al frigorífico está más caliente que el exterior de la cocina en verano. Si en la cocina el termómetro marca 26 grados, en el interior del mueble se alcanzan casi los 30 grados... y no se trata de tener la puerta del mueble abierta.

El problema, cómo ya digo, es mayor en el frigorífico, pues funciona las 24 horas del día todos los días de la semana. En el horno se nota sólo cuando este funciona, así que el calor residual será mayor o menor en función del uso que le des al electrodoméstico.

Por eso, a la hora de diseñar la cocina, puede ser interesante que se busque mantener la estética pero también la funcionalidad y por eso hay que valorar la situación de nevera y horno y los muebles adyacentes para que no puedan ser perjudicados por las altas temperaturas. 

En Xataka SmartHome | Así uso los electrodomésticos de la cocina para que consuman lo menos posible y ahorrar en la factura de la luz y el gas

Inicio