La casa inteligente en los ochenta consistía en dar palmadas para apagar y encender las luces: así funcionaba The Clapper

La casa inteligente en los ochenta consistía en dar palmadas para apagar y encender las luces: así funcionaba The Clapper
1 Comentario

La idea de apagar y encender las luces de nuestra casa mediante palmadas es algo que ha quedado muy arraigado en la cultura pop, y gran parte de la culpa la tiene The Clapper. Este producto lo hacía realidad, y su mecanismo era bastante más simple de lo que parecía.

En este artículo hemos querido hacer mención a este producto, el cual fue lanzado por primera vez en 1985, y que a su manera impulsó el desarrollo de la domótica inteligente. Aún a día de hoy, su anuncio de televisión no puede salir de las cabezas de muchas personas.

The Clapper, un producto que caló en la cultura pop americana

clapper

The Clapper era un dispositivo que permitía al usuario controlar la iluminación y algunos aparatos de la época por medio de palmadas. Su configuración iba ligada al número de palmadas que había que dar. De esta manera, si queríamos encender una lámpara, bastaba con dar dos palmadas, mientras que para encender un televisor, podíamos dar tres. Este dispositivo funcionaba con las luces de nuestra casa, el televisor, radios, equipos de música, y básicamente cualquier aparato que pudiéramos acoplar a su enchufe.

Clapper
Imagen: howstuffworks

Este producto salió a la venta en Estados Unidos en 1985 a un precio de 20 dólares. Su predecesor fue creado por una pareja de inventores canadienses, quienes atrajeron la mirada de Joseph Pedott, de Joseph Enterprises Inc. Pedott por aquel entonces ya lanzó al mercado el popular Chia Pet, y estaba al acecho de su próximo gran producto. La simpleza del dispositivo y la posibilidad de patentarlo fueron dos factores que influyeron en gran medida la decisión de Pedott por lanzar este producto a la venta.

La electrónica de este aparato no era tan compleja, aunque eso no quita que fuese fascinante la idea. El dispositivo incluye un micrófono que se encuentra continuamente a la escucha de cualquier sonido. Este sonido se transforma en una señal eléctrica y después es enviado a un filtro, el cual determina qué fragmentos del sonido son palmadas. Para ello, el filtro opera únicamente en un rango de frecuencias que van desde los 2.200 Hz a los 2.800 Hz, que es el rango donde típicamente se encuentran las palmadas.

Cada vez que el filtro detecta una palmada, envía la señal a alguno de los interruptores eléctricos, que es donde están enchufados los aparatos. Dependiendo del número de palmadas que detecte el filtro activará un interruptor u otro.

Desfasado, pero sigue a la venta

A día de hoy, el uso de esta tecnología no tiene mucho sentido, sobre todo con la llegada de los asistentes de voz inteligentes y sistemas de control inalámbricos. Además, el encendido de la gran mayoría de productos en la actualidad está gobernado por medio de microcontroladores y sistemas más complejos, por lo que The Clapper no funcionaría con estos. Sin embargo, sus creadores quisieron mantener vivo este producto, y a día de hoy lo podemos adquirir incluso por Amazon. Como medios alternativos, siempre podemos encontrar en tiendas conmutadores e interruptores acústicos, o realizar un proyecto sencillo con Arduino.

Vía | Howstuffworks

Temas
Inicio
Inicio