Publicidad

Los amplificadores a válvulas no tienen por qué ser carísimos; el PrimaLuna ProLogue Classic lo demuestra

Los amplificadores a válvulas no tienen por qué ser carísimos; el PrimaLuna ProLogue Classic lo demuestra
7 comentarios

Publicidad

Publicidad

Lejos de haber sido «destronados» por los amplificadores que utilizan transistores, los que recurren a válvulas de vacío siguen gozando de buena salud. Es cierto que en el mercado de consumo masivo ya no se venden amplificadores a válvulas, pero muchos melómanos y audiófilos siguen preferiéndolos a los diseños a transistores por su calidez y particular sonido (aunque es evidente que en realidad se trata de una forma de coloración).

Actualmente hay decenas de fabricantes de equipos de alta fidelidad que continúan diseñando y comercializando dispositivos que utilizan válvulas de vacío. McIntosh, Audio Research, Air Tight, Cary Audio y Balanced Audio Technology son solo algunos de ellos. No obstante, estos productos tienen una gran desventaja: su precio suele ser prohibitivo. Pero no siempre es así. Afortunadamente también hay propuestas de coste razonable a las que pueden acceder un abanico de fans de la música relativamente amplio. El ProLogue Classic de PrimaLuna lo demuestra.

PrimaLuna es una compañía holandesa no muy grande que siempre ha destacado por su habilidad a la hora de colocar en el mercado diseños a válvulas avalados por una estupenda relación calidad/precio. Y el modelo ProLogue Classic es uno de sus productos más interesantes. Sobre el papel, este amplificador integrado pinta realmente bien. Utiliza en total ocho válvulas. Lo curioso es que las cuatro de la sección «de ataque» pueden ser EL34 o KT88, a gusto del usuario. Con las primeras entrega 2 x 35 vatios, y con las segundas 2 x 40 vatios.

Primaluna2

Su respuesta en frecuencia se extiende desde los 10 Hz hasta los 65 kHz +/-3 dB, incorpora cuatro entradas de línea, tiene un sistema de ajuste automático de la polarización de las válvulas exclusivo de PrimaLuna y sus transformadores de alimentación y salida tienen mucha calidad. De esto último doy fe porque he podido «catar» varios productos de esta marca. Pero lo mejor de todo es que este amplificador cuesta 1.830 euros. No es ninguna ganga, es evidente, pero está muy lejos de las cifras astronómicas que nos piden otros fabricantes por diseños similares.

Más información | PrimaLuna
En Xataka Smart Home | Así se fabrica uno de los amplificadores a válvulas más respetados de la historia: el MC275 de McIntosh

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir