Compartir
Publicidad

Di adiós a las ideas preconcebidas: unas cajas pequeñas pueden sonar mejor que unas columnas de suelo

Di adiós a las ideas preconcebidas: unas cajas pequeñas pueden sonar mejor que unas columnas de suelo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las ideas erróneas que me había formado cuando empecé a tomarme en serio mi afición por la alta fidelidad consistía en que unas cajas de suelo siempre entregan un sonido más redondo y con más pegada que unos monitores de estantería. Me consta que muchos audiófilos piensan así, y la verdad es que nuestra intuición parece indicarnos que unas cajas grandes, cuando menos, nos garantizan unos graves con más empaque que unos monitores pequeños.

En muchas ocasiones es así porque hay ciertas reglas físicas inapelables. Para reproducir bien el extremo grave es necesario mover mucho aire, y para eso necesitamos transductores grandes que solo caben en recintos grandes. Sin embargo, generalizar es un error. Hasta este momento he tenido la ocasión de escuchar al menos dos monitores con unos graves que hacen palidecer a los que entregan la mayor parte de las cajas de suelo de referencia absoluta que he escuchado: los HB-X1 de la japonesa Kiso Acoustic y los CR1 MK2 de la también japonesa, pero con ingeniería estadounidense, TAD Labs.

Sobre el papel, los CR1 MK2 bajan hasta los 32 Hz, y Kiso Acoustic ni siquiera especifica la respuesta en frecuencia de sus cajas. Por otro lado, muchas cajas acústicas de referencia de tipo columna son capaces de bajar, en teoría, hasta los 20 Hz. Yo mismo estoy acostumbrado a escuchar mis Consequence de Dynaudio, que bajan hasta los mencionados 20 Hz, y, aun así, cuando tuve la oportunidad de escuchar con calma los monitores de TAD y Kiso, me quedé paralizado.

Kisoakoustic E1362449871514

El ingenioso diseño de ambos monitores les permite no solo entregar unos graves extraordinariamente definidos y con una pegada tremenda, sino también generar una imagen estereofónica gigantesca, muy estable y con una precisión quirúrgica. Os aseguro que no estoy exagerando lo más mínimo. Hay que escucharlos para creer lo que son capaces de hacer. Eso sí, necesitan una amplificación con muchos «bemoles» para dar lo mejor de sí mismos.

Es evidente que los dos monitores que he mencionado son muy superiores a la media, pero estoy convencido de que hay otras cajas similares que no he tenido ocasión de escuchar, y que tienen una calidad equiparable. En cualquier caso, mi intención al escribir este post es romper con la idea preconcebida que defiende la superioridad de las cajas de tipo columna.

Un apunte para terminar. Si queréis conocer un poco mejor las Kiso HB-X1, quizás las cajas más catárticas que he escuchado hasta ahora, no os perdáis el post en el que hablamos de ellas aprovechando que formaron parte de uno de los equipos expuestos en Elitexpo 2013.

Más información | Kiso Acoustic | TAD Laboratories
En Xataka Smart Home | La forma de las cajas acústicas importa: tenlo en cuenta cuando compres tus próximos altavoces

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio