Publicidad

Desarrollan una tecnología para que un altavoz inteligente sepa con antelación si estamos sufriendo un paro cardiaco

Desarrollan una tecnología para que un altavoz inteligente sepa con antelación si estamos sufriendo un paro cardiaco
1 comentario

Publicidad

Publicidad

El uso de los altavoces inteligentes se ha convertido en algo habitual para muchas personas. Las firmas han sabido cómo convencernos para contar con estos dispositivos en casa y comenzar a probar sus bondades. Otra cosa es que tras los primeros escarceos, terminen abandonados a su suerte, pero sobre ese tema ya dí mis impresiones en su día.

El caso es que las utilidades que ofrece estos altavoces conectados y sus asistentes no paran de crecer. Poco a poco van adquiriendo la capacidad para ofrecer nuevas opciones a sus usuarios con las que facilitan el control del hogar conectado y el acceso a todo tipo de apps. Y en un futuro incluso podrán vigilar nuestro estado de salud al avisar antes que podamos sufrir un paro cardiaco.

Más vale prevenir...

Alexa

Hace años vimos como Alexa podría contar con una función para controlar la salud de nuestros hijos. Era sólo un germen de lo que está por llegar, al menos si nos fijamos en el descubrimiento que han llevado a cabo investigadores de la Universidad de Washington en el famoso MIT.

Estos investigadores han creado una Inteligencia Artificial que puede detectar con antelación cuando el usuario va a sufrir un paro cardiaco y por lo tanto actuar en consecuencia. Para lograrlo lo que hace es "escuchar" las señales de audio que se generan con una parada cardiaca y en ese momento solicitará ayuda las personas que se encuentren en el domicilio y si el usuario está sólo, avisará al servicio de emergencias habilitado en cada país.

Estas señales de audio, consecuencia de una parada cardiaca, son por lo general, cambios relativos a cambios en la respiración de la persona, jadeos... Se trata de ayudar a las personas que sufren una dolencia de este tipo y en ese momento se encuentran solas sin poder recibir ayuda de un tercero.

El uso de la Inteligencia Artificial busca evitar que se puedan generar falsos positivos, o al menos tantos como sea posible. De hecho, tras las pruebas la precisión inicial parece ser alta y el sistema tuvo un acierto general que llegó al 97% con sólo 0,22 en lo que se refiere al margen de error..

No obstante y dado que esta tecnología pondría en serio riesgo la privacidad de los usuarios (el altavoz estaría pendiente de los ruidos de nuestra respiración de forma continua), esta mejora no se integraría en cada uno de los sistemas que comandan estos altavoces y llegaría como una aplicación extra o por medio de algún dispositivo para controlar la salud. De hecho, los descubridores de esta posibilidad han creado la empresa Sound Life Sciences para comercializar esta tecnología.

Fuente | MIT
Vía | Futurism

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir