Compartir
Publicidad
Crossfade Wireless, los auriculares de V-Moda con Bluetooth: Análisis
Altavoces

Crossfade Wireless, los auriculares de V-Moda con Bluetooth: Análisis

Publicidad
Publicidad

V-Moda ha sabido ganarse el corazoncito de muchos amantes del audio de calidad a través de sus oídos. De hecho un servidor tiene unos V-Moda Crossfade M-100 desde hace ya tiempo, auriculares que utilizo junto con los Grado SR60 para mis revisiones de audio así como a diario para escuchar música.

Desde su aparición tenía yo ganas de hincar el diente a los V-Moda Crossfade Wireless, los auriculares con Bluetooth de la marca para ver cómo se comportaban sin cables y saber si había alguna diferencia entre mis auriculares y sus parientes sin hilos. Disfrutar la liberación que supone no estar físicamente enganchado a la fuente de audio es siempre un valor añadido importante.

En esta entrada vamos a dar un buen repaso a los V-Moda Crossfade Wireless, empezando como siempre con las características técnicas:

V-Moda Crossfade Wireless, especificaciones

  • Tipo de auricular: Circumaural Cerrado.
  • Respuesta en frecuencia: 5 - 30.000 Hz
  • Bluetooth: CSR BlueCore de bajo consumo compatible con formatos ACC+, ACC, MP3, SBC codecs y OTA Flash ROM.
  • Duración de batería: Hasta 12 hours de reproducción de música
  • Sensibilidad: - 107 dB @ 1 kHz 1 mW
  • Sensibilidad del micrófono: -42 dB @ 1 kHz
  • Impedancia: 30 Ω
  • Peso: 292 g
Detalle de la funda de los auriculares y la documentación incluida

V-Moda Crossfade Wireless, desempaquetado y primeras impresiones

Aunque no guardo la caja de mis M-100 la caja de los V-Moda Crossfade Wireless sigue la misma tendencia. Nos encontramos con una caja de buena calidad y con una forma hexagonal bastante rara en su base. En ella se muestran las principales funciones de los auriculares en una cartulina que envuelve el producto, cartulina que luego podemos quitar para guardar los auriculares en una caja mucho más discreta.

Detalle de la caja y de la flexibilidad de la diadema

Abriéndola por la parte superior nos encontramos la funda en la que posiblemente transportaremos los Crossfade Wireless o los guardaremos si prescindimos de la caja de cartón. La funda, fabricada en plástico negro, tiene un cierre con cremallera y es de muy buena calidad. Y aquí encontramos la primera diferencia con los M-100, ya que la funda es de mayor tamaño.

Comparando la funda de los M-100 a la izquierda con la de los Crossfade Wireless a su derecha

El motivo no es otro que los Crossfade Wireless no cuentan con una bisagra que permitan plegar los auriculares sobre si mismos como en el caso de los M-100.

A la izquierda los M-100, a la derecha los Crossfade Wireless

Dentro de la funda nos encontramos los auriculares, el cable USB de recarga de la batería, un cable para utilizarlos si no queremos utilizarlos de forma inalámbrica (por ejemplo si nos hemos quedado sin baterías o si queremos disfrutar de un DAC) con micrófono, un adaptador de 3,5 a 6,3 mm y un mosquetón por si queremos colgar la funda de una mochila. Todo ello en un conveniente accesorio con gomas que nos permite sujetarlos dentro de la funda y no perderlos, y que a su vez se une mediante velcro al interior de la funda en la posición que queramos y que podemos quitar y poner.

Detalle de los accesorios

También nos encontramos la garantía de dos años y los programas de atención al cliente servicio 6 estrellas y 50% Immortal Life Program para reemplazo como luego veremos.

Detalle de la diadema de los Crossfade Wireless de V-Moda

Vamos con los auriculares. Son realmente parecidos con los M-100 ya que comparten su filosofía de diseño, con las notables diferencias de las bisagras anteriormente mencionadas y de los botones para el control de la funcionalidad inalámbrica. La diadema es también algo diferente. La buena noticia es que la diferencia de peso es prácticamente inexistente, tan solo doce gramos más de peso en los Crossfade Wireless.

Detalle de los controles y de la diadema

Poniéndolos en la cabeza notamos que la diadema hace menos presión que los M-100, algo de agradecer ya que hace que los auriculares sean muchísimo más llevaderos durante largas sesiones de escucha. Son unos auriculares muy cómodos y que aislan del ruido exterior bastante bien de forma pasiva. En cuanto a los controles, tenemos tres botones para gobernar todas las funciones de reproducción en la parte superior del auricular derecho, más el interruptor de encendido y sincronización bluetooth en la parte inferior. Si nos vamos un poquito más abajo nos encontraremos la conexión de cable de audio, por si acaso queremos utilizarlo con una fuente analógica o no queremos gastar batería. En el auricular izquierdo y en la misma posición está la toma USB para la recarga de la batería.

Son unos auriculares excelentes. Se nota la calidad de los mismos y el buen hacer de V-Moda. Con ellos tendremos música para rato gracias a los materiales empleados y a detalles como las almohadillas intercambiables (V-Moda comercializa unos pads mas gruesos que revisaremos pronto) y la posible personalización a nuestro gusto de las placas que cierran los auriculares. También al contar con un cable de calidad que incorpora un micrófono. Es el mismo cable incluido en los M-100.

Detalle de la pegatina que nos muestra los controles de los auriculares

La sincronización por Bluetooth admite varias fuentes de sonido y es fácil de realizar una vez desplazamos y mantenemos el interruptor de encendido hasta su posición final. Admite la sincronización con varias fuentes y funciona realmente bien. Lamentablemente si tenemos que ponerlos a cargar no podremos seguir utilizando los auriculares, ya que al conectarlos por USB se apagan. ¿Y si los conectamos mediante el cable analógico? Pues sonar suenan, pero entonces tendremos un montón de ruidos que no deberían estar ahí, así que no es muy recomendable hacerlo.

Y hablando de ruidos, los Crossfade Wireless tienen una serie de tonos que acompañan la sincronización por Bluetooth así como el encendido y el apagado. Si somos algo tiquismiquis notaremos un poco de ruido blanco acompañando dichos eventos. Nada grave ya que a la hora de reproducir música no se escucha ningún ruido de fondo, pero sorprende un poco que estos auriculares presenten esos ruiditos.

Probando los V-Moda Crossfade Wireless

Y llega la hora de ponérnoslos en la cabeza y disfrutar. La prueba como siempre la he realizado con diversos temas en FLAC de lo más variado posible para ver cómo se comportan con distintos géneros musicales.

Pensé que la diferencia sonora no podría ser muy grande respecto a los M-100, pero no es así. Aquí los bajos están algo más presentes que en los M-100, rotundos y contundentes pero también más definidos. Los medios no pierden protagonismo pese al aumento de los bajos, sonando muy precisos. Y los agudos suenan claros, cristalinos y sin estridencia ninguna. También la separación entre instrumentos es mejor que en los M-100, por lo que tengo que decir que los Crossfade Wireless suenan algo mejor que los M-100 para mi gusto, independientemente de que tengan un perfil algo más acusado en V.

La buena noticia es que no hay pérdida de calidad prácticamente respecto a la conexión analógica cuando los utilizamos mediante Bluetooth

Así, en temas como en Aerials de System of a Down, los bajos ganan mucho más protagonismo frente a los M-100. Si nos vamos a The Prodigy, Omen suena tremendo, un sonido rotundo y pese a la riqueza de sonidos entremezclados todo suena como tiene que sonar, sin estridencias ni sonidos que se solapen. También Their Law, No Good (Start the Dance), Breathe o cualquier otro tema de The Prodigy suenan de escándalo, una buena prueba para cualquier auricular.

Vista de las almohadillas en forma hexagonal

Y nos vamos a temas un poco más tranquilos. El famoso Uptown Funk de Mark Ronson (un tema que podría haber compuesto perfectamente James Brown) suena increible, como si estuviéramos rodeados de todos los instrumentos, con una espacialización perfecta. También You Really Got Me de Van Halen, o en general lo que le echemos porque parecen triturar cualquier tipo de música y ofrecérnosla con todos sus nutrientes para nuestro deleite. También música clásica, habiendo probado casi todos los archivos que os comentamos en esta entrada con excelentes resultados.

Una carga completa de la batería nos llevará dos horas y nos permite disfrutar de los auriculares durante algo más de 10 horas a buen volumen

¿Hay diferencias entre Bluetooth y cable? Pues yo diría que "haberlas haylas", pero menos que en otros auriculares que he probado y aquí hay que dar un sobresaliente a V-Moda. Volviendo al Uptown Funk, he notado un incremento de bajos utilizando los auriculares mediante Bluetooth, lo que agradecerán más aquellos que busquen bajos contundentes. Algo menos de definición aquí y allá, pero hay que fijarse mucho para encontrarla. Así que la buena noticia es que no hay pérdida de calidad prácticamente respecto a la conexión analógica.

Detalle de la diadema

En cuanto a la autonomía de la batería, una carga completa nos llevará dos horas, y nos ofrece disfrutar de los auriculares durante algo más de 10 horas. A destacar también que además de los tonos de encendido y de sincronización por bluetooth, los auriculares nos avisan de que el nivel de batería es baja con una serie de pitidos que se irán incrementando en frecuencia hasta que se queden sin batería, así como el botón de encendido que pasará de lucir en blanco a un color rojo.

Servicio 6 estrellas y 50% Immortal Life Program

El servicio 6 estrellas de V-Moda da una serie de garantías al usuario sobre los auriculares adquiridos. Así, tenemos 60 días para devolver el producto si no estamos satisfechos con la compra, o también tendremos una garantía extendida de 2 años, por no hablar del soporte técnico online u otros servicios para asegurar la satisfacción del cliente.

Prácticamente no hay pérdida de calidad si usamos los auriculares en modo Bluetooth frente a la conexión por cable. V-Moda ha hecho un trabajo excelente

Los Crossfade Wireless en su funda

El programa 50% Inmortal Life es una garantía a largo plazo. Seguros de la calidad de fabricación, siempre puede haber alguien que pueda llevar hasta el límite a los auriculares. En ese caso, si los auriculares están rotos, se han dañado de alguna manera o degradado por el uso, o caen fuera del periodo de garantía, ofrecen un descuento del 50% en unos auriculares similares de la marca. Para ello tenemos que enviar los auriculares con los detalles de contacto y nos mandarán por correo electrónico el cupón de descuento.

Como veis pocas marcas nos van a ofrecer estos niveles de satisfacción garantizada.

Valoración final de los Crossfade Wireless

Mejorar unos auriculares como los V-Moda M-100 liberándolos del cable, con tan solo un incremento de peso de 12 gramos, y conseguir que suenen mejor es un logro importante. Los Crossfade Wireless son unos excelentes auriculares, tanto por fabricación como por sonido. Con un diseño bastante personal, disponibles en varios colores incluyendo el blanco y que además podemos modificar a nuestro gusto cambiando los paneles laterales de los auriculares (lo que nos costará dinero, pero hay gente para todo), los Crossfade Wireless tienen el aspecto que queramos. No os voy a engañar, tienen un perfil en V un poquito más pronunciado al lado de los bajos que los M-100, pero es que suenan increíblemente bien.

Además de no poder utilizarlos a través de una conexión Bluetooth mientras los cargamos (y el ruido que aparece si lo intentamos por cable analógico durante la carga), como punto negativo tenemos el ruido blanco que aparece al encenderlos, apagarlos o sincronizarlos por Bluetooth. Pero son defectos menores frente a la tremenda calidad de los auriculares.

Aquí podemos ver la diferencia en la diadema de los M-100 y de los Crossfade Wireless

Respecto a los M-100 tan sólo perdemos en que la funda es algo más voluminosa, pero creo que son mejor compra por la posibilidad de liberarnos del cable y su mejor sonido.

Pocos auriculares Bluetooth nos van a ofrecer estos niveles de calidad, tanto de fabricación como de sonido

Podemos adquirir en España los V-Moda Crossfade Wireless por 299,99 euros, y están disponibles tanto en cromado, como en blanco, negro o con resaltes en rojo. Recomendados por todo lo que ofrecen y por la libertad del Bluetooth y por su excelente sonido tanto conectados por cable como usándolos de forma inalámbrica.

Desde aquí queremos dar las gracias a Axel de Zococity por prestarnos los Crossfade Wireless para su revisión. Puedes consultar la política de relaciones con empresas de Xataka Smart Home aquí.

Más información | V-Moda

En Xataka Smart Home | Siete auriculares que nos gustan más que Beats en relación calidad precio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio