Por qué aunque tengas una tele 1080p merece la pena comprar los modelos 4K de Chromecast o Fire TV Stick

Por qué aunque tengas una tele 1080p merece la pena comprar los modelos 4K de Chromecast o Fire TV Stick
Sin comentarios

En la actualidad, nos encontramos con una buena cantidad de dongles HDMI y TV Box que amplían nuestra experiencia con las Smart TVs y televisores antiguos. Desde el popular Chromecast y Fire TV Stick de Amazon, a los reproductores multimedia y de streaming como Apple TV, Xiaomi Mi Box, NVIDIA Shield, y los innumerables fabricantes con soluciones basadas en Android, la lista es extremadamente larga.

De hecho, la lista es tan larga, que a veces la experiencia que ofrecen muchos de estos dispositivos puede llegar a ser insuficiente, y esto sobre todo se nota en la gama baja de este tipo de dispositivos. Aunque te encuentres en la situación de poseer un televisor 1080p, quizás puede ser una buena idea decantarte por un reproductor 4K aunque no vayas a ver espectaculares películas en 4K. En este artículo te explicamos el porqué.

Vas a tu centro especializado en tecnología de confianza con la intención de adquirir un reproductor multimedia para streaming. Un 'Chromecast' con el que enviar contenido desde el móvil y disfrutar de las últimas apps, rechazando la elección de comprar un nuevo televisor con las tecnologías más avanzadas del mercado.

Y como tu televisor no es 4K, decides adquirir un reproductor que no vaya a más de 1080p, una solución más que lógica y acertada en ciertos aspectos. Sin embargo, esta elección también puede ser una pesadilla si te adentras a la gama baja de estos dispositivos. Y es que en algunos casos, la diferencia de precio entre un dongle 1080p y uno 4K no es tanta.

4K sí, pero también mejor rendimiento

google tv

Un dongle o TV Box de gama alta generalmente ofrecerá resoluciones de hasta 4K, para aprovechar sobre todo los paneles con dicha resolución. Sin embargo, una de las principales ventajas aquí es su rendimiento. Y es que normalmente, encontramos mejores procesadores y mayor memoria que en dispositivos de gama más baja, ofreciendo una mayor fluidez en el sistema, y una experiencia casi sin esperas.

Si nos vamos al ejemplo de los Fire TV Stick, la diferencia entre el modelo estándar de tercera generación (2020) y el 4K, es de apenas unos 15 euros aproximadamente y de 20 euros si lo comparamos con el 4K Max, un modelo que además nos ofrece WiFi 6 y compatibilidad con el códec AV1. Los precios pueden variar, y si además aprovechamos alguna oferta especial, lo cual es muy probable en este tipo de dispositivos, la diferencia puede ser aún menor.

En una comparativa de benchmarks, según podemos ver a través del medio AFTVNews, dispositivos como el último NVIDIA Shield encabezan la lista con una puntuación de hasta 1.431 en single-core y 4.126 en multi-core en Geekbench, seguido muy de cerca del Fire TV Cube.

Fire TV Stick 4K Max con Wi-Fi 6 y mando por voz Alexa (incluye controles para el televisor)

Debido a esta escasa diferencia, si nos decantamos por el modelo superior, nos beneficiaremos de un mejor rendimiento, y en general, de una mejor experiencia, a pesar de no aprovechar la resolución 4K en televisores 1080p.

Una compra a futuro

Si ahora posees un televisor 1080p pero crees que en poco tiempo podrías dar el salto al 4K, optar por un dispositivo con características superiores puede ser una buena compra a futuro, ya que podrás obtener el rendimiento deseado de inmediato, mientras más adelante das el salto al 4K para así aprovechar todo el potencial del dispositivo.

Los dongles y reproductores streaming 1080p suelen tener un rendimiento inferior, y tras varias actualizaciones se suele notar cada vez más, empobreciendo nuestra experiencia en el televisor. Además, si a esto le sumamos la publicidad, navegar por los menús puede ser un verdadero suplicio.

Además, el almacenamiento puede ser también una pesadilla en modelos de gama baja, sobre todo si nuestra intención es hacer un uso extensivo de aplicaciones y disfrutar de contenido multimedia en local. Por suerte, hay maneras de añadir almacenamiento externo, aunque esto dependerá del dispositivo y de tus ganas de cablear aún más la casa.

La decisión es solamente tuya

Lógicamente, todo el mundo mira por su dinero, y si podemos conseguir una solución más económica, las cartas están más que tomadas. No obstante, si le das importancia a la experiencia y rendimiento en este tipo de dispositivos, puede ser una buena idea escoger un modelo superior aunque no logres aprovechar el 100% de lo que ofrece.

Un dongle o TV Box 4K generalmente te ofrecerá mejor rendimiento dada la mejora en su procesador y memoria, haciendo que nuestra navegación por la interfaz y la apertura de apps sea mucho más inmediata y veloz, pasando por tiempos de carga más rápidos.

Temas
Inicio