Compartir
Publicidad
4K, UHD, 1080p en televisores, conceptos a aclarar de cara a las compras navideñas
Televisores

4K, UHD, 1080p en televisores, conceptos a aclarar de cara a las compras navideñas

Publicidad
Publicidad

Llega la hora de las compras masivas. La época del año donde todos, el que más y el que menos, termina sucumbiendo al espíritu consumista que nos rodea. Y en este sentido muchas de las compras se centrarán en tecnología, un segmento dentro del cual los televisores ocupan uno de los papeles protagonistas.

Este año más que nunca una de las características estrella cuando de la compra de un televisor se trate será el tema del 4K o resolución UHD. Puede que en realidad el futuro esté en el HDR, pero ahora mismo 4K o UHD es el motivo que esgrimen los fabricantes para convencernos de cambiar de tele. Y en este sentido se hace necesario conocer en que consiste el 4K.

Para empezar hay que hacer referencia a una diferenciación que no todo el mundo conoce y que genera controversias y polémicas. Se trata de si es más correcto decir 4K o UHD y cual es la diferencia entre ambas... si es que la hay.

Hay diferencias, vaya que sí
1366 2000

Y sí, si que hay diferencias. En la resolución 4K contamos con 4096 x 2160 pixeles y una velocidad de fotogramas de 24 por segundo con una profundidad de color de 8 bits. Es el formato usado por la industria del cine, mientras que la televisión ha optado por el UHD (Ultra Alta Definición).

En este caso aunque se mantienen las 2160 líneas en horizontal, las verticales bajan hasta las 3860 lo que no deja una resolución ligeramente inferior al 4K de 3860 x 2160 píxeles, ofreciendo así una relación de aspecto 16/9. Además aquí la profundidad de color pasa a ser de 10 o 12 bits con unas tasas de fotogramas por segundo entorno a los 50 o 60 cuadros.

Problema de marketing
4k

Para vender hay que buscar un nombre atractivo y que entre por los ojos. Y ya que el UDH duplica a la resolución Full HD o 1080p ¿cómo lo llamamos? ¿2160p? ¿2Full HD? El tema no es fácil y seamos sinceros... ¿qué tienes más fuerza, 4K o UHD? Exacto, tras valorar ambas opciones los fabricantes optaron por 4K, una forma sencilla y potente con la que acercar al usuario el aumento de calidad que ofrecen estos televisores y vale que no será 4K puro, pero a la hora de comercializar contenidos y tipos de productos su uso será más fácil de implementar.

Dejando a un lado que el 2K (2.560 x 1.440 píxeles) nunca llegó a las pantallas de los televisores, nos encontramos en la actualidad con el Full HD y el 4K/UHD en los comercios. Dos tipos de resolución a la hora de comprar una tele.

Nos encontramos así con una nueva serie de televisores que cuentan con una definición infinitamente superior que gracias al mayor número de píxeles permite que se pueden conseguir imágenes mucho más detallas que permiten apreciar detalles que de otra forma pasaban desapercibidos.

Este aumento a su vez ha logrado que las pantallas crezcan en base a esta mayor de densidad pixeles, de forma que aunque estemos tan cerca de ella como en un modelo con resolución Full HD no percibamos una imagen menos clara. Por lo tanto hemos ganado más tamaño o menos distancia de visionado.

¿Existe un mercado para el contenido en 4K o UHD?
4k

Este es el principal problema que debemos abordar una vez hemos visto las diferencias que existen entre ambas tecnologías (Full HD y 4K). Y es que el problema está en el contenido desarrollado de forma expresa para poder aprovechar el contenido de esta resolución.

Podemos optar por el vídeo en streaming que actualmente emiten plataformas como Netflix. En este sentido y desde un punto de vista personal y como usuario de este sistema, con una conexión de ADSL a 14MB es perfectamente factible ver contenido en 4K/UDH sin problema alguno (eso sí, no pruebes a realizar alguna descarga paralela).

Netflix ha sido el inicio, pero ahora vemos como por ejemplo YouTube se suma a este tipo de contenido además apoyado en el HDR en espera que otras plataformas opten por emisiones de este tipo. No englobamos aquí a la televisión tradicional o vía TDT que a estas alturas aún es incapaz de ofrecer siquiera un verdadero Full HD.

Y dejando a un lado el streaming, el resto de opciones para explotar este tipo de televisores pasar por hacernos con una consola de última generación como la Sony PS4 o la Xbox One S o en el caso del cine optar por alguno de los títulos en Bluray 4K que comienzan a llegar (eso sí, cuidando de tener un reproductor 4K Bluray nativo).

¿Será el 8K el siguiente paso?
8k

Ya empezamos a ver, aunque de forma minoritaria, pantallas con resolución 8K e incluso en algunos países como Japón ya tienes transmisiones con esta resolución. Una resolución también conocida como Super-Hi-Vision que cuenta con unas cifras asombrosas. 7680 píxeles x 4320 píxeles junto con un sonido que admite hasta 22,2 canales de audio.

Se trata del primer paso para un ambicioso plan que tiene como meta los Juegos Olímpicos de 2020 que se celebrarán en Tokio y que quieren que sean un escaparate para el estreno de las retransmisiones en en 8K a nivel general en Japón. Nos llevan tanta ventaja...

¿Interesa comprar un modelo 4K/UHD?
4k Sony

Es la gran duda ¿Compramos ahora una tele con resolución Full HD o apostamos por el 4K/UHD con visión de futuro?. Ésta es la gran pregunta y la respuesta para ella no es para nada fácil.

Si queremos optar por un modelo 4K/UHD estos tienen como ventaja que aportan una calidad de imagen impresionante, con proyecciones ultra realistas, superando así por mucho lo que puede ofrecer incluso un gama alta en Full HD. Pero ¿y si hago uso de contenido en 720p o 576p? En este caso y por pura matemática la resolución que ofrece un modelo 4K/UHD va a arrojar una calidad de imagen pésima con esta combinación. En este caso es mejor optar por un modelo Full HD.

En el mercado existen modelos 4K y Full HD para todos los gustos y precios por lo que optar por una u otra tecnología pasa a ser más que nunca algo muy personal.

En mi caso personal soy usuario de un televisor 4K y tras dar el salto de otro modelo en Full HD tengo que reconocer que aunque el salto dado ha sido remarcable, no ha sido todo lo que debiese en función del tipo de contenido a usar por lo tanto creo que este es el aspecto fundamental a la hora de elegir un televisor.

En Xataka SmartHome | Nada de 4K, el futuro en los televisores se llama HDR y te explicamos en que consiste

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos