Compartir
Publicidad

No más vaho en el espejo del baño

No más vaho en el espejo del baño
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El vaho en las superficies se produce por el fenómeno de la condensación, que es cuando un aire húmedo y caliente se encuentra con una superficie fría, siendo exactos, con una temperatura inferior a la de condensación para esa determinada humedad. Sabiendo esto, cómo puedo evitar el vaho en el espejo del baño.

Para esto, sólo hay dos soluciones posibles: o reducimos la humedad absoluta de la habitación (cantidad de agua suspendida por unidad de aire) o aumentamos la temperatura de la superficie donde no queremos que se condense el vapor de agua.

vaho baño - deshumidificador

Reducir la humedad es relativamente sencillo, aunque hacerlo de forma agradable no tanto. Abrir la puerta del baño soluciona el problema, pero claro, entra un frío nada deseado, así que la opción es instalar un deshumidificador eléctrico, que no son ni baratos (entre 100 y 200 euros lo que tienen la potencia necesaria), ni silenciosos, ni cómodos, ni energéticamente eficientes, ya que necesitan utilizar un pequeño compresor para enfriar un serpentin donde se condensa el agua, que se recoge en una cubeta que debemos vaciar periódicamente. En esencia, es como una aire acondicionado en miniatura, solo que el aire caliente que genera el proceso se queda en la habitación.

Vaho baño - resistencia

La otra opción, mucho más inteligente, es calentar la superficie que queremos exenta de vaho, en este caso el espejo. Así, colocando una pequeña resistencia en la parte posterior del espejo, conseguiremos que en esa zona del mismo no se condense ni una sola gota de agua. Es más o menos el mismo sistema que en las lunas traseras de algunos coches, solo que con una mayor densidad del cableado para un efecto más rápido.

Su instalación es mucho más sencilla, ya que se trata de un panel muy fino que se coloca tras el espejo y se puede conectar a la misma toma que la lámpara que suele colocarse sobre el mismo. Su consumo es de solo 65W, poco para la comodidad que supone salir de la ducha y poder afeitarnos (o maquillarnos, según proceda) viendo nuestro reflejo en el espejo.

¡Ah! Casi se me olvida, también es una solución más económica. Una resistencia de 35 x 35 centímetros cuesta entre unos 60-70 euros, por lo que ahorro es doble. Por fin no más vaho en el espejo del baño.

Más información | Smart Home En Xataka Smart Home | Un bebedero automático para que tu perro no pase sed

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos