Publicidad

Los Smart TV han perdido la batalla de las aplicaciones pero no es el fin
Televisores

Los Smart TV han perdido la batalla de las aplicaciones pero no es el fin

Publicidad

Publicidad

Los Smart TV han perdido la batalla de las aplicaciones. Llegaron con muchas promesas pero el tiempo y la falta de estas apps les impidieron marcar diferencias. En la actualidad, plataformas como Android TV o el nuevo Apple TV con tvOS les han comido la tostada.

En poco tiempo, las soluciones de Google y Apple han conseguido que el usuario se vea más atraído por uno de sus set top box que por un televisores inteligentes. A pesar de ello, se siguen vendiendo muchos Smart TV pero cada vez tiene menos sentido pensar o valorar un modelo u otro en función de su plataforma.

Las aplicaciones como futuro de la televisión

Firefox Os

Cuando Apple presentó el Apple TV de cuarta generación decía que el futuro de la televisión serían las aplicaciones. No hacía falta ser la compañía de la manzana para saberlo. Nuestros propios hábitos ya advertían que las apps serían importantes. Bueno, las aplicaciones y también los diferentes servicios de streaming de vídeo como música.

En la actualidad nuestros hábitos nos impiden o no nos permiten atarnos a los horarios de emisión que las cadenas de televisión establecen. Si queremos ver el último capítulo de Juego de tronos igual el día X a la hora Y no nos lo permite. Por tanto, recurrimos a descargas o bien servicios VOD. Y ese es sólo un ejemplo. Por norma, la mayoría de nosotros quiere ver contenido cuando puede, no cuando le dicen.

A todo eso le sumamos la necesidad de acceder a otro tipo de contenido. Ya no sólo queremos disfrutar en la tele de series o películas, también otro contenido multimedia disponible en internet, de juegos o material muy específico como conciertos de música clásica, etc.

Para acceder a todo eso las aplicaciones son necesarias y los Smart TV no han conseguido tener el apoyo de los desarrolladores. Estos son los que verdaderamente le aportan valor a una plataforma. Siempre he dicho y diré que iOS o Android no serían las mismas sin ellos. Y sino mirad Windows Phone, un sistema muy interesante pero por falta de apps queda relegado al olvido.

El retorno de inversión

Samsung

Los diferentes fabricantes de Smart TV intentaron, y siguen haciéndolo, que sus productos ofreciesen todo eso que el usuario necesita. Se gastaron dinero en desarrollar plataformas, promocionar tiendas de aplicaciones y vendernos las ventajas que ofrecían. El problema es que, una vez con un Smart TV en casa, la realidad era muy diferente.

Ni Samsung con su Smart HUB y ahora con Tizen, LG con webOS y Netcast o Panasonic con su Smart Viera o Firefox OS han logrado tener un catálogo de aplicaciones interesantes. Samsung y LG han estado más cerca pero ni los juegos que ofrecían eran interesantes ni tampoco lograban tener lo mínimo que se espera de un Smart TV.

Sony y Philips parecen haber aceptado que integrar Android TV sería la opción más inteligente para competir y reavivar sus ventas

Cada una de estas plataformas requiere usar su SDK para crear nuevas apps. Y eso limita mucho a los desarrolladores, no por complejidad pues Android o iOS también requieren su propio SDK sino por el retorno que luego obtienen. Esa es la clave del “fracaso” de los Smart TV.

Si vas a gastar tiempo en desarrollar una aplicación lo que te interesa es obtener un retorno que compense el esfuerzo. En Android, iOS y Windows Phone los usuarios han visto que es necesario pagar por las aplicaciones, en un televisor no.

Por tanto, ante tal panorama, sólo marcas como Samsung o LG consiguieron que determinados desarrolladores lanzasen sus apps para ellos. Pero a veces ni por esas, sino mirad el caso de Netflix que no está en algunos modelos determinados. Y eso que es, ahora que llegó a España, el servicio por excelencia para un Smart TV.

Los Smart TV han perdido pero siguen siendo una buena opción

Android Tv

¿Significa todo esto que un Smart TV ya no es interesante? No, los televisores inteligente siguen siendo una gran opción pero hay que saber cómo valorarlos y qué esperar de ellos.

La plataforma Smart TV debe ser un añadido que te ayude a salir de dudas entre un modelo u otro. Si en temas de calidad de imagen y sonido te convencen dos modelos de diferentes fabricantes, su Smart TV puede ser motivo para decidir cuál comprar.

Si optas por Android TV, Sony y Philips apuestan por él como plataforma Smart TV

A pesar de ello, creo que la forma más correcta de valorar un plataforma Smart TV no es si tiene un mayor número de aplicaciones. Lo importante es que estén o te de acceso a lo que necesitas.

Es decir, a día de hoy a un Smart TV le pido lo siguiente y con eso no sólo me basta sino que sobra:

  • Youtube, imprescindible porque los más pequeños y uno mismo disfruta de la gran oferta de contenido existente. Aunque reconozco que la inmediatez que te ofrece un teléfono u ordenador es mayor
  • Netflix, con su llegada a España creo que es más que importante. Poder pulsar un sólo botón y lanzar el servicio es genial. Aunque lo mejor es evitar tener que conectar otros dispositivos
  • Reproductor multimedia eficaz. Aquí es difícil encontrar uno perfecto pues hay muchos aspectos como las licencias que condicionan. Aún así, poder cargar contenido desde ubicaciones en red o servidores multimedia es clave, también desde unidades USB aunque se usen cada vez menos
  • Plex si eres usuario de este gestor y reproductor multimedia. Si tienes Plex Media Server en tu ordenador o NAS poder acceder a todo el contenido con sus carátulas, información, etc está genial
  • Opción de programar grabaciones, así puedo grabar en una unidad USB externa contenido que emiten a horas en las que no estoy en casa o puedo sentarme a verlo

Con esas cuatro opciones, aunque hay otras interesantes como la integración de Movistar con los Smart TV de Samsung, pagar por el Smart TV ya me resulta un gasto amortizado. Así que, a pesar de considerar que para todo lo demás es mejor un set top box como el Apple TV o Nexus Player, si no quieres depender de otro dispositivo, mando a distancia, etc un televisor inteligente sigue aportando valor.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir