Cómo configurar nuestra tele para poder disfrutar de películas o series muy oscuras
Televisores

Cómo configurar nuestra tele para poder disfrutar de películas o series muy oscuras

Nos gastamos una pequeña fortuna en comprar un magnífico televisor o proyector de nueva generación y lo calibramos al detalle para tener imagen fuera de serie. Reproducimos demos, trailers y, en efecto, la calidad audiovisual es brutal, impactante, vívida, impresionante.

Pero luego con el contenido real la cosa cambia. Aunque hay películas y series que presumen de una magnífica calidad de imagen y sonido, hay otras en las que o bien es casi imposible escuchar los diálogos o las imágenes están tan oscuras que cuesta seguir muchas de las secuencias, incuso aunque haya luminosas explosiones, disparos, escenas de fuego y similares.

El oscurecimiento de los vídeos es un recurso muy socorrido en el proceso de edición para ajustar la colorimetría de toda la cinta o simplemente para ocultar efectos especiales baratos que así pasan más desapercibidos. ¿No hay alguna fórmula mágica para poder ver con más detalle este tipo de películas oscuras? Pues mágica, mágica no, pero podemos mejorar un poco la cosa tocando algunos parámetros de nuestras teles.

Ajustando los valores que vamos a ver a continuación es posible paliar en parte algunos de estos defectos de imágenes demasiado oscuras, pero no nos engañemos. Esto no es CSI y solo podremos extraer la información que ya esté presente en la emisión y lo que trataremos es que nuestra pantalla no empeore más las cosas.

Ajustar el Brillo

brillo

El nivel de brillo del televisor no debemos confundirlo con el nivel de iluminación del panel LED u OLED. Al contrario de lo que pueda parecer, es el encargado de manejar la profundidad de los negros y los detalles en las zonas oscuras.

Si ponemos este valor muy alto veremos que la imagen queda sin fuerza, con los colores como lavados, blanquecinos, con negros que parecerán grises y con colores oscuros que están como descoloridos. Si bajamos el brillo en exceso perderemos detalles en las zonas oscuras, en las tonalidades de grises y toda la fuerza que nos pueden proporcionar las tecnologías como OLED.

Para ajustarlo, tradicionalmente hay que reproducir algún patrón clásico en el que se muestran recuadros o tiras con distintos niveles de tonalidades y ajustar el control de brillo de la tele al mínimo para que se vea todo negro. A partir de ahí vamos subiéndolo poco a poco hasta que podamos diferenciar correctamente entre los diferentes recuadros distinguiendo todas las transiciones.

En nuestro caso, lo que nos interesa es tratar de subirlo un poco para ver si conseguimos resaltar detalles en zonas oscuras pero teniendo cuidado al mismo tiempo de no levantar en exceso los negros, o lo veremos todo con un toque grisáceo.

Ajustar el contraste

contraste

Es el parámetro que podríamos denominar "opuesto" al brillo, ya que que está relacionado con el nivel de blancos y de iluminación total en la imagen. Si lo ponemos muy alto tendremos una imagen más impactante, más vibrante, pero en realidad estaremos saturando las zonas claras y perderemos detalles en los blancos.

Si lo configuramos muy bajo, perderemos fuerza en la imagen con colores empobrecidos y poco impactantes que mostrarán poca luminosidad. ¿Cómo lo ajustamos? Ponemos un patrón como el que tenéis sobre estas líneas en el que se muestren recuadros con colores de tonalidades blancas y empezamos subiendo el contraste de la tele al máximo hasta que veamos todo muy blanco, sin distinguir las transiciones. A partir de ahí vamos reduciendo el contraste justo hasta cuando podamos diferenciar las transiciones entre las diferentes tonalidades.

En este caso de imágenes muy oscuras, lo que nos interesa es subirlo ligeramente por encima de lo inicialmente recomendable para resaltar toda la información de luz que esté presente en el vídeo aunque correremos el riesgo de perder detalles en las zonas más claras de la imagen, si es que las hay.

Ajustando correctamente la curva de gamma

gama

Este parámetro refleja la capacidad que tiene el panel de recuperar información tanto en las zonas más iluminadas como en las más oscuras de cada imagen, estando íntimamente ligado al contraste.

Si reducimos el valor gamma obtendremos unas imágenes más brillantes, pero, a cambio, perderemos información en las zonas más iluminadas. Por el contrario, si lo incrementamos reduciremos la dureza de estas últimas zonas, pero, a cambio, sacrificaremos nivel de detalle en las zonas más oscuras.

Para ajustarlo correctamente podemos recurrir a patrones como los disponibles en la sección Gamma calibration de Lagom LCD Test. Nuestro punto de partida es un valor gamma de 2.2 porque es el estándar utilizado por el espacio de color sRGB. Para comprobar si necesitamos manipular este parámetro en nuestra tele solo tenemos que alejarnos de él lo suficiente para que dejemos de percibir las líneas horizontales finas que forman cada una de las barras verticales. Las más importantes son las cuatro barras de la izquierda.

El ajuste gamma será correcto si las barras tienen un aspecto sólido y no rayado, justo a la altura del valor 2.2. Un buen indicador del rango en el que nos podemos mover antes de que las imágenes comiencen a degradarse son los valores gamma 1.8 y 2.5. El mejor resultado deberíamos obtenerlo en un valor cercano a 2.2 y dentro de este rango, aunque en nuestro caso de imágenes muy oscuras lo mejor es ir variando hasta encontrar un valor que nos permita ver mejor los detalles oscuros.

Configurando la luz de fondo de la tele

luz

La luz de fondo de la tele controla directamente la potencia luminosa de los diodos OLED o de la luz LED del panel LCD, mientras que el "brillo", como vimos al principio, es el ajuste encargado de manejar la profundidad de los negros y los detalles en las zonas oscuras para un valor de la luz de fondo ya seleccionado.

Es decir, son dos ajustes independientes aunque pueda parecer que son lo mismo e incluso algunos fabricantes inducen a errores al nombrar como "brillo OLED" o "brillo del panel" al valor de la luz de fondo, siendo dos cosas completamente distintas.

Para ajustar el valor de la luz de fondo de un televisor OLED o LCD-LED solo tenemos que ir al correspondiente menú de configuración de la imagen y buscar dicha opción entre las disponibles, tratando de no confundirnos en el caso de que nuestro modelo lo denomine con el término "brillo" como hemos dicho anteriormente.

No existe un valor óptimo a la hora de ajustar este parámetro, ya que cada modelo de tele, sala y condiciones de visualización nos obligarán a elegir uno u otro valor.

En nuestro caso, como tenemos las imágenes muy oscurecidas, lo que nos va a interesar es subir este parámetro "todo lo que podamos" de forma temporal para mostrar el máximo potencial que el panel sea capaz de ofrecernos, sobre todo si estamos viendo la tele en una habitación luminosa.

Temas
Inicio