Compartir
Publicidad

Apple Watch, su interfaz y la televisión de Apple ¿habrá conexión?

Apple Watch, su interfaz y la televisión de Apple ¿habrá conexión?
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Con cada presentación de Apple uno se pregunta cuál será el siguiente paso, qué nuevo producto mostrarán en el próximo evento. Hace una semana conocimos los nuevos iPhone, el Apple Watch y Apple Pay, novedad que ya se había rumoreado. Pocos días después Tim Cook, actual CEO de la compañía, concedía una entrevista en la que varios temas fueron puestos sobre la mesa.

Y uno de ellos hacía referencia al televisor que siempre se comentó que podrían estar desarrollando pero nunca termina de llegar. No fue una forma directa de decirlo pero con sus palabras de que la televisión es uno de esos productos que desde la década de los setenta no ha evolucionado, prácticamente confirmaba que tienen planes para cambiar la situación.

El televisor de Apple

Que los televisores no han evolucionado de forma sorprendente en los últimos años es cierto pero no de forma categórica. Hemos visto como nuevas tecnologías (Plasma, LCD u OLED) nos permiten una calidad de imagen superior. Más aún ahora que tenemos paneles UHD 4K e incluso algún que otro prototipo 8K. Lo que no ha cambiado ha sido la base de su funcionamiento a pesar de variadas propuestas.

El motivo principal de que permanezca prácticamente intacta la experiencia es que sólo internet podría modificarla pero ahí tenemos dos problemas. Por un lado los grupos televisivos las diferentes cadenas de televisión que se niegan a cambiar su modelo de negocio. Para soportar los importantes gastos deben encontrar una formula publicitaria en su mayoría, que les permita seguir pagando. Eso es complicado y las suscripciones funcionan pero deben aportar valor. Y claro, ¿alguien pagaría por ver Telecinco?

El otro inconveniente es ya culpa de los fabricantes que no parecen encontrar la formula mágica para definir una plataforma Smart TV que enamore. Por opciones tenemos a Samsung, por usabilidad a LG pero ni una ni otra terminan de despuntar, de ser motivo por el que realmente te compras una de sus teles.

Y es que la mayoría de Smart TV parecen haber sido desarrollados pensando en la misma experiencia que tenemos en un smartphone. Gran error. Porque no contamos con un método de control tan ágil como la pantalla táctil de estos ni las ordenes se transmiten a la misma velocidad. Por tanto, con el mando tradicional sólo ralentizamos cualquier acción que queramos hacer más allá de subir el volumen o cambiar de canal.

Nuevo Apple TV, el primer paso

TV
Por más que aparezcan rumores y sin poder descartar nunca ninguna posibilidad, mi opinión es que el primer paso en la modernización o revolución del televisor por parte de Apple será el nuevo Apple TV. Lanzar una televisión disruptiva frente a las opciones actuales es complicado. Por ello, nada mejor que comenzar con lo que debe atraer a los usuarios: el software.

Si nos fijamos en el Apple Watch, un futuro Apple TV podría seguir la misma línea temporal del reloj. Es decir, Google presenta Android Wear, los fabricantes lanzan sus primeras versiones, Apple presenta su Apple Watch e introduce mejoras a nivel de usabilidad. O al menos propuestas para lograrlas.

El “Android Wear” del Apple TV sería Android TV, sistema operativo de Google para incluir en set top box así como en algunos televisores de fabricantes como Sony. El sistema de Google pensado para la tele ofrece novedades interesantes, siendo la que más destaca su interfaz y la opción de juegos. Sin olvidar otra alternativa que ya vimos, el Kindle Fire TV.

Remote
Ahora imaginad un Apple TV con una interfaz similar a la del Apple Watch, con un mando a distancia con un esquema de botones similar al del reloj. Si el reloj consigue un gran impacto y los usuarios se adaptan a su interfaz, podría ser una muy buena propuesta para llevarla a un televisor. Además, podríamos incluso controlarlo con el reloj o los dispositivos iOS.

Un producto muy complicado

Apple siempre ha tenido cierta habilidad para redefinir, para mejorar y crear categorías nuevas de productos. O al menos útiles y asentadas. Pero en los televisores es muy complicado. La principal queja de todo usuario es su velocidad de funcionamiento. Algo que no es fácil de solucionar por más procesadores quad core que integren. Porque el simple hecho de tener una pantalla tan grande ya te genera cierta sensación de pesadez si la interfaz no es fluida.

Además, los grandes fabricantes como Sony, LG, Samsung o Panasonic entre otros no lo pondrán nada fácil. Ni siquiera Roku que parece haber firmado varias alianzas para llevar sus servicios más allá de las fronteras de EEUU o Canadá. Espero que mis ideas no sean tan descabelladas, que no ande muy equivocado y que veamos pronto ese Apple TV vitaminado que sirva de primer paso para un futuro televisor de Apple.

En Xataka | Roku ve una gran oportunidad en España

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio