Compartir
Publicidad

Netflix busca acuerdos con proveedores de TV por cable en EEUU

Netflix busca acuerdos con proveedores de TV por cable en EEUU
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Pasamos de un extremo al otro, de hablar del cierre de Youzee, uno de los servicios españoles de vídeo bajo demanda, al siguiente movimiento de Netflix en Estados Unidos: intentar llegar a un acuerdo con proveedores de televisión de pago por cable para colarse en los dispositivos que la gente ya está usando para ver sus canales preferidos.

Hay que dejar claro que por ahora Netflix está manteniendo las primeras conversaciones con diversas compañías de televisión por cable como Comcast Corp. o Suddenlink Communications y que no hay ningún tipo de acuerdo inminente. La compañía quiere conseguir algún tipo de alianza similar a la que ya ha alcanzado en el Reino Unido con la operadora de cable Virgin Media Inc.

La situación actual es la siguiente: el usuario dispone de un set-top-box conectado al televisor para ver sus canales por cable preferidos. Si es también suscriptor de Netflix y quiere ponerse una película o una serie, necesita pasar a otro dispositivo (Apple TV, consola) o disponer de un televisor con conexión a Internet para abrir la aplicación. Lo que está buscando Netflix es la integración de dicha aplicación directamente en el set-top-box usado para disfrutar de la televisión por cable, de forma que el usuario pueda acceder a su catálogo directamente desde ese único dispositivo.

La tecnología de Netflix, el principal problema para los proveedores de cable

Orange is the New Black

Para poder ofrecer una experiencia satisfactoria a través de los proveedores de cable, Netflix insiste en usar una tecnología propia que forma parte de su programa Open Connect. La idea consiste en conectar una serie de servidores especiales directamente a las redes de banda ancha de los proveedores de televisión por cable.

Al parecer, tanto Comcast como Time Warner, AT&T y Verizon han declinado el uso de esta tecnología al entender que un acuerdo de este tipo podría derivar en la petición de un trato especial por parte de otros servicios online, además del mayor o menor grado de miedo que puedan tener a que la gente prefiera los contenidos ofrecidos por Netflix a los suyos (Netflix ya ha producido varias series propias, por ejemplo, algunas de ellas de una calidad indiscutible como 'Orange is the new black').

Por otro lado hay compañías que ven un posible acuerdo con Netflix como algo positivo al entender que el usuario medio del servicio es el que más posibilidades tiene de querer contratar conexiones mejores y, por extensión, más caras. Habrá que estar atentos a todo lo que pueda salir de aquí.

Más información | Wall Street Journal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio