Compartir
Publicidad
WD TV (edición 2014), análisis
Reproductores

WD TV (edición 2014), análisis

Publicidad
Publicidad

Aunque la mayoría de televisores modernos vienen con funcionalidades de reproducción multimedia de serie, todavía siguen siendo bastante útiles los media centers capaces de devorar cualquier archivo digital que nos encontremos por Internet.

Una de las estirpes más populares en los últimos años ha sido la de Western Digital y sus innumerables versiones del WD TV, su reproductor de medios digitales por excelencia que en 2014 se renovaba una vez más dejando de lado algunas funciones pero mejorando las prestaciones técnicas. ¿Cómo se comporta con los archivos más exigentes?, ¿qué tal funciona su conexión de red? Os lo contamos con todo detalle a continuación.

Características técnicas y funcionalidades

Wd Tv 2

El WD TV se presenta en un formato muy compacto (125x30x100 cm.) que cabe en la palma de la mano, con un acabado negro y un potente LED blanco en su parte frontal (que puede desactivarse en las opciones, por si nos molesta), cerca del puerto USB 2.0 desde el que podremos introducir contenidos.

En la parte trasera del dispositivo nos encontramos con las conexiones. Para empezar, un puerto HDMI para dar salida al audio y vídeo, una salida de sonido óptica, un puerto Ethernet de 100 Mbps, la toma de alimentación, un segundo puerto USB 2.0 y una salida analógica de tipo minijack por la que podremos sacar tanto una señal s-vídeo como la típica RCA estéreo (viene un cable con las tres salidas) para televisores que no soporten el HDMI o la fibra óptica.

Por si no queremos o no podemos conectar el reproductor por cable Ethernet, también se incluye una interfaz WiFi N que nos permitirá reproducir contenidos desde la red local y usar el control remoto desde terminales móviles, así como la visualización en el televisor de la pantalla del móvil desde terminales compatibles con Miracast.

Wd Tv 3

El WD TV soporta la mayoría de archivos digitales más populares, entre los que podemos encontrar: AVI (Xvid, AVC, MPEG1/2/4), MPG/MPEG, VOB, MKV (h.264, x.264, AVC, MPEG1/2/4, VC-1), TS/TP/M2T (MPEG1/2/4, AVC, VC-1), MP4/MOV (MPEG4, h.264), M2TS, WMV9, FLV (h.264) PEG, GIF, TIF/TIFF, BMP, PNG, Audio - MP3, WAV/PCM/LPCM, WMA, AAC, FLAC, MKA, AIF/AIFF, OGG, Dolby Digital, DTS y sus versiones en HD. No soporta Blu-rays en 3D nativo, aunque si le pasamos un archivo MKV del tipo side by side lo reproduce sin problemas.

También tiene soporte para acceder a múltiples servicios online con contenidos de audio y vídeo YouTube, Hulu Plus, Pandora, Spotify, Vudu o Slingbox y, aunque se ha criticado mucho que en esta versión se deja de lado a Netflix, en España eso no nos importa ya que no tenemos acceso al servicio.

Encendido y servicios online

Wd Tv

Nada más encender el reproductor por primera vez tenemos que esperar unos segundos a que arranque y detecte automáticamente la resolución del televisor. Después intentará conectarse a la red local y a Internet, para lo cual nos pedirá la contraseña de la WiFi, si es que no lo hemos conectado por cable.

Una vez configurados algunos parámetros básicos como la zona horaria y el idioma, el reproductor ya está listo para empezar a funcionar. Hay que señalar que tras esta primera instalación y siempre que lo apaguemos desde el mando a distancia y lo dejemos en modo de espera, el encendido del dispositivo será bastante rápido (menos de 30 segundos).

Si por el contrario optamos por quitarlo de la corriente eléctrica (no tiene interruptor de encendido/apagado por lo que deberemos hacerlo mediante una regleta o desenchufando), tardará el doble en arrancar.

Interfaz Wd Tv

La interfaz es muy limpia, bonita, personalizable (podemos elegir entre varios tipos y poner las imágenes de fondo que queramos), con menús grandes y atractivos, en HD que se desplazan de forma fluida sin ralentizaciones aparentes salvo cuando se intenta acceder a alguna función que requiera Internet.

A pesar de que entre los diferentes "Servicios" que ofrece el dispositivo tenemos la posibilidad de entrar en sitios online populares y útiles como YouTube, Facebook o Twitter, la interfaz no es completa como la veríamos en un ordenador, sino que está limitada y por este motivo su utilización queda más bien para usos ocasionales.

Algo similar sucede con el resto de servicios online, incluidos los juegos, los canales de películas, documentales, etc. que además presentan algunos problemas de acceso a los contenidos con esperas que te echan para atrás, sobre todo en el caso de los portales de videojuegos. ¿Cuál es el problema?

Wd Tv Interface Youtube

Pues que todo es accedido desde la nube, no se guarda nada en el propio dispositivo, por lo que cada vez que intentamos echar una partida a algo tan simple como un juego de Sudoku, tenemos que cargar toda la interfaz del servicio (que por cierto a veces da errores) desde la red y esperar luego a cargar el juego.

En cuanto a los contenidos online, hay muchísima variedad, pero claro, casi todo en inglés. Hay canales de cine clásico, manga, de terror, de comedia, documentales, de música, selección de vídeos de Internet, pero todo en inglés. Es en mi opinión, junto con la lentitud de acceso (en ocasiones hay que esperar hasta 30 segundos para que comience la reproducción) el principal problema del WD TV.

Reproducción multimedia y calidad de audio-vídeo

Wdsfwdtv G2 Hl1 1

Claro, que en mi caso no lo he adquirido por estos servicios online, sino por sus capacidades de reproducción multimedia. ¿Qué tal se comporta en este sentido? Pues de forma impecable. Todos los archivos que hasta ahora le he dado de comer han sido digeridos a la perfección.

Tanto los archivos MKV con múltiples audios y subtítulos como los M2TS son reproducidos a la perfección

Tanto los archivos MKV con múltiples audios y subtítulos como los M2TS sacados directamente de los Blu-ray son reproducidos a la perfección y sin problemas de sincronía o parones. También hay que señalar que la mezcla estéreo se hace correctamente y si no tenemos un equipo 5.1 podremos escuchar los diálogos perfectamente, sin que estén a niveles de volumen más bajos que el resto del sonido.

Destacar que el WD TV es capaz de decodificar por sí mismo archivos Dolby Digital y DTS en SD y HD, con lo que no tendremos problemas para ver cualquier película o archivo que tengamos en nuestra biblioteca.

Si que hay algún problemilla de tirones debidos al judder que se solucionan seleccionando el modo de refresco adecuado en la configuración (50, 60 o 24 fps), pero hay que hacerlo a mano, ya que no lo cambia de forma automática.

También he detectado un cierto problema de saturación del sonido si lo sacamos en estéreo. Es como si el volumen estuviese siempre al máximo y en los momentos de explosiones o ruidos grandes, se nota algo de saturación que no tenemos si sacamos el sonido en digital por la salida óptica o por HDMI.

Mando A Distancia

¡El mando a distancia no tiene control de volumen!

Quizá se solucionaría si pusiésemos bajar el volumen desde el mando a distancia, pero claro, el mando a distancia no tiene control de volumen. Se supone que si nuestro televisor es compatible con HDMI CEC podemos subir y bajar el volumen con las teclas 1 y 2 del mando del WD TV, pero si tu modelo no lo soporta, deberás usar el mando de la tele.

En cuanto a la reproducción desde la red, si hacemos el streaming por cable no hay ningún problema. Si usamos WiFi deberemos tener una red potente funcionando para ver contenido en HD y asegurarnos de que el WD TV no está demasiado empotrado en algún mueble, ya que al no tener antenas externas la velocidad alcanzada no será la máxima teórica.

En mi caso, para que os hagáis una idea, con una ya anticuada red WiFi G de 54 Mbps puedo ver sin problemas archivos de hasta unos 15 Mbps, suficiente para contenidos a 720p (que es el uso principal que le voy a dar), pero no para 1080p, para los que deberé usar alguno de los puertos USB.

Por último, señalar que la calidad de vídeo es muy, muy buena. Las imágenes presentan una muy buena colorimetría, con mucha luminosidad, una estupenda definición tanto en las zonas claras como oscuras y un gran detalle incluso en secuencias complejas. No se incluye la posibilidad de modificar aspectos como el brillo, contraste, etc, pero la verdad es que no lo he echado de menos. Al empezar a reproducir se veía todo tan bien que no necesité calibrar nada más.

Conclusiones

Wdtv G2 6

El WD TV es la última versión de un saga que ya hemos tenido la oportunidad de ir probando en años anteriores. Como reproductor multimedia es muy completo, soporta todos los formatos de audio y vídeo que le quieras echar, de forma fluida, con un control suave desde el mando a distancia, selección de múltiples idiomas y subtítulos.

Es muy fácil de instalar, configurar (con la excepción de las funciones avanzadas de red, como crear carpetas compartidas, para las que tendrás que tener algunos conocimientos extra) y de usar, ya que además recuerda el último medio desde el que reprodujimos contenido, con lo que si lo tenemos todo en la misma carpeta no habrá que ir navegando por directorios para ver cualquier contenido.

Como centro de ocio online la cosa cambia. No es una plataforma abierta como otros equipos basados en Android en los que puedes bajar e instalar aplicaciones y juegos. Es un sistema cerrado que te da acceso a unos ciertos canales de audio y vídeo predeterminados. Si te gustan bien y si no pues tendrás que conformarte.

No obstante, si lo quieres sólo para reproducir archivos multimedia es una estupenda opción. Además puede encontrarse por precios entre 70 y 89 euros (depende de la tienda y de las ofertas), lo que mejora aún más su atractivo de cara al consumidor medio.

8

Reproducción multimedia9,5
Funciones online5
Calidad Audio-video8,5

A favor

  • Compatibilidad de formatos
  • Calidad de audio vídeo
  • Soporte para DTS
  • WiFi de serie

En contra

  • Servicios Online
  • No hay control de volumen
  • Opciones de configuración escasas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio