Publicidad

Antelope Audio pretende colocar un reloj atómico en tu equipo de música

Antelope Audio pretende colocar un reloj atómico en tu equipo de música
2 comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

El rubidio es un metal muy interesante. Su alta frecuencia de resonancia ha provocado que uno de sus isótopos, el Rb-87, se utilice habitualmente en los osciladores empleados en los equipos de transmisión de las redes de telecomunicaciones y en la navegación vía satélite, entre otros escenarios de uso. Pero también se utiliza para fabricar relojes atómicos debido a que, sin ánimo de entrar en detalles farragosos, ofrece una precisión muy superior, por ejemplo, a la de los osciladores de cuarzo.

Esta propiedad del rubidio ha animado a algunos fabricantes de componentes de audio profesionales y de consumo (pero de gama muy alta) a utilizar este elemento en los relojes que marcan el ritmo de trabajo de sus componentes. Una de estas firmas es Antelope Audio, con mucha experiencia en el sector profesional, y su nuevo producto estrella es su reloj atómico Audiophile 10M.

Según sus creadores, el trabajo conjunto del rubidio y de un algoritmo de sincronización muy sofisticado permite a este reloj ofrecer una precisión enorme, de manera que solo se retrasa un segundo cada mil años. Sí, has leído bien. Cada mil años. Ahora, ¿qué incidencia tiene esta característica en el sonido de un equipo de música? Sobre el papel un reloj más preciso debe ayudar a reducir el jitter, que, grosso modo, es una modificación de la amplitud, la frecuencia y la fase de una señal provocada por una desviación de la señal de reloj.

Antelope Audio

Este reloj de Antelope Audio ha sido diseñado para convivir con el DAC Zodiac Platinum DSD, que de serie incorpora un oscilador de cristal. Los ingenieros de esta empresa aseguran que al conectar el reloj de rubidio a su DAC la imagen estereofónica se vuelve más nítida, más profunda y con más detalle, y el equipo gana en dinámica y capacidad de análisis. Son mejoras importantes, desde luego, pero la verdad es que hasta ahora nunca he tenido la oportunidad de comprobar si el cambio es realmente fácil de apreciar. Espero poder contrastarlo con mis propios oídos, aunque, de todas formas, cuesta una auténtica fortuna: nada menos que 5.995 euros.

Más información | Antelope Audio En Xataka Smart Home | TAD Evolution D1000 y DA1000, un lector de CD/SACD y un DAC de otra galaxia

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir