Compartir
Publicidad

Películas para presumir de Home Cinema: Oblivion

Películas para presumir de Home Cinema: Oblivion
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unas semanas vimos cinco películas dotadas de una fantástica calidad sonora con la que exprimir al máximo la calidad de vuestro home cinema. Hoy quiero empezar una nueva sección en la que iremos comentando algunas películas que merece la pena tener en nuestra colección debido a su alta calidad audiovisual y que sin duda nos servirán para hacer pruebas y demostraciones de equipos.

Para empezar, una estupenda cinta de ciencia ficción protagonizada por Tom Cruise: Oblivion, que recientemente he visionado en versión Blu-ray en mi equipo de cine en casa con una pantalla de 100 pulgadas y con el sonido a todo volumen. Os advierto de que a continuación habrá múltiples spoilers escritos y en vídeo, así que cuidado si todavía no la habéis visto.

Oblivion poster lateral

Sin meternos en el argumento y la calidad cinéfila de la película (nos centraremos principalmente en los aspectos técnicos), simplemente señalar que me ha gustado mucho y que a pesar de las críticas de otros expertos en cine, es un título que disfruté desde el minuto uno hasta el 120.

Pero vamos a lo nuestro, la calidad audiovisual, que sin duda es de auténtica referencia. Tanto en el apartado de la realización visual, como en la elección de los paisajes de rodaje, la excelente fotografía y la generalmente estupenda integración de los efectos digitales con el entorno real (salvo algunos casos que "cantan demasiado"), Oblivion destaca, y mucho, situándose en los niveles más altos que nos puede ofrecer actualmente el formato Blu-ray.

Por ejemplo son de destacar las escenas de la nave del protagonista sobrevolando diferentes paisajes de Islandia y la bonita escena de la moto futurista con un color blanco muy marcado rodando por tierras volcánicas negras.

Oblivion moto

Y es que la tonalidad del film está plagada de contrastes entre blancos y negros, entre lo artificial de las naves y drones, con un aspecto pulcro y brillante que resalta sobre los fondos analógicos de la tierra y los edificios destruidos de la antigua civilización humana.

Los negros son profundos y bien definidos, a la par que podemos distinguir una muy buena gama de grises. Muestra de ello son, además de las escenas anteriormente mencionadas, la parte final, cuando Jack llega al TET y conoce a la inteligencia artificial que está al mando.

Oblivion TET

En general, la imagen de la edición Blu-ray es exquisita, con una colorimetría magnífica, sin problemas apreciables con la compresión digital, sin ruido y con una luminosidad muy cuidada tanto en secuencias de interior como de exterior (hay un par de momentos en que flojea ligeramente, por ejemplo en alguna escena en la vivienda futurista de los protagonistas, pero en absoluto es la tónica dominante).

Oblivion Extractores marinos

Un sonido digno de demo

Cuando busco fragmentos de películas para demostraciones sonoras en general trato de encontrar dos tipos de secuencias: Con un sonido apabullante en potencia y dinámica o bien uno bien definido, contenido y preciso.

Este segundo caso es precisamente el que nos encontramos en Oblivion. Además de la estupenda banda sonora de M83 con claras influencias de Daft Punk y Hans Zimmer (que por cierto se incluye completa en el disco como pista de audio adicional en DTS) nos encontramos con un mezcla mostrada en DTS (5.1 a 768 Kbps en la versión doblada y 7.1 Master Audio en la original) que brilla desde el primer compás del film.

La buena colocación de los efectos de las naves y de los drones, las alarmas, los disparos y explosiones (todos ellos por obra y gracia del estudio Skywalker Sound) nos integran completamente en la película permitiéndonos disfrutar aún más de la trama.

Destacar por ejemplo hacia el minuto 11:50 cuando el protagonista arregla un dron, tras un momento de parón en la dinámica de la banda sonora asistimos a la activación de la máquina con unos graves y medios-graves que llenan la escena, utilizando los altavoces centrales y frontales y prácticamente sin usar el LFE salvo para dos o tres momentos puntuales, y que nos dan una cierta sensación de agobio.

Oblivion Dron

Es una sensación que se repite con cada intervención de los drones, cuyos disparos quizá pecan de un poco de falta de contundencia, de pegada, al igual que los de las armas del protagonista, defecto que se ve compensado por ese sonido ambiental que nos sumerge en la acción.

¿Otra escena? Pues la de la biblioteca del minuto 16:00 al 21:00, un ataque en el que destaca la intervención del subwoofer cuando cortan la cuerda del protagonista con una escala descendente de 100 a 20 Hz que hará temblar la sala.

Si tuviera que usar una palabra para definir el aspecto sonoro del film quizá usaría "claridad" o "nitidez", lo cual no quiere decir que le falte dinámica, aunque tal vez no sea éste su punto fuerte. Si lo es la localización de los efectos y la buena actuación del altavoz central, con unas voces dobladas (las originales son también magníficas) que resaltan sobre la acción y con un torrente de efectos procedentes de este altavoz que hará que agradezcáis cada euro invertido en él o que maldigáis esos minialtavoces incapaces de ofrecer graves de calidad.

Oblivion Morgan Freeman

¿Lo peor de la película? Que después de dos horas se termina el espectáculo y nos deja con ganas de más (o por lo menos a mí). Habrá que esperar a una posble segunda parte que sin duda merecerá la pena ver en pantalla grande.

En Xataka Smart Home | Cinco películas para poner a prueba tu home cinema...y la paciencia de los vecinos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio