Compartir
Publicidad
Publicidad

Este invierno aprovecha tu aire acondicionado para calentar la casa de forma eficiente

Este invierno aprovecha tu aire acondicionado para calentar la casa de forma eficiente
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega el invierno, y con él, el frío. Manga larga, zapatillas abrigadas, bebidas calientes y... gasto en calefacción que eleva la factura de gas. A veces no tenemos en cuenta que podemos climatizar nuestra casa haciendo uso del aparato de aire acondicionado en lugar de la clásica caldera de gas, ahorrando en el proceso. Además, gracias a la tecnología domótica podemos controlar la climatización desde nuestro teléfono móvil, haciendo que el aire acondicionado hable con nuestro WiFi. Te explicamos cómo.

Usar el aire acondicionado como bomba de calor

Los aparatos de aire, que asociamos con el verano y con el aire fresquito en épocas de calor, también pueden ser usados para calefactar la vivienda a un coste energético un 25% más bajo que una caldera de gas, y al 50% del coste de una caldera de gasóleo.

Nuestro aparato de aire acondicionado puede dar aire caliente a bajo coste

Una bomba de calor es un aparato que transporta energía térmica de un ambiente a otro. En otras palabras, mueve calor o frío entre dos estancias, y se sirve de un compresor para transportar el calor útil de una forma más eficiente. Cuando un gas como el aire entra en un compresor, se calienta (prueba a tocar el cilindro de un compresor de aire para ruedas de bici).

Las bombas de calor tienen la particularidad de entregar más energía útil en forma de calor que la energía eléctrica que se utiliza para su uso normal. Esto no quiere decir que genere calor de la nada o que los aparatos de aire acondicionado violen las leyes de la termodinámica. Pero sí que la eficiencia de la bomba de calor en vatios es mayor a la unidad: recibiremos más de un vatio de calor por cada vatio eléctrico invertido.

Usar el aire acondicionado como bomba de calor Las bombas de calor cogen energía del exterior y el compresor la eleva para liberarla en el interior

Debido a esta ganancia energética, la aerotermia aparece reflejada como energía de fuente renovable según la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo (Art.2), ya que la bomba de calor aprovecha la energía procedente del aire para calentar la vivienda.

Podemos ahorrar el 25% frente al gas y el 50% frente al gasóleo

En un estudio realizado por Toshiba, esta ganancia energética es tal que en la bomba de calor de los aparatos de aire acondicionados supera a las calderas de gas y gasóleo. La factura eléctrica resultante de calefactar la vivienda con aerotermia es un 25% más asequible que la factura de gas correspondiente, y un 50% más barata que la misma factura de gasóleo.

Tener un mayor control de la vivienda gracias a la domótica

Eso quiere decir que podemos calefactar nuestra vivienda haciendo uso del aire acondicionado que ya tenemos en casa, sin cambiar nuestros equipos ni modificarlos. Tampoco tendremos que reemplazarlos si queremos aplicar un consumo inteligente.

La domótica nos ayuda a controlar la temperatura de nuestra casa vía WiFi

Dispositivos como Novo permiten controlar la temperatura desde el teléfono móvil como si de un mando a distancia se tratase, pero sin necesidad de estar presente en la vivienda. También sirven para programar distintos horarios y temperaturas en base a nuestras necesidades.

cimairs

Podemos, por ejemplo, programar desde la app del smartphone una temperatura de 23ºC que active el aire acondicionado media hora antes de llegar a casa desde el trabajo. Así no tendremos que dejar el aire encendido todo el día, que sirve de poco más que para calentar los muebles y perder energía y dinero.

La instalación de este tipo de controladores inteligentes es sencilla y, como hemos comentado, no requiere cambiar nuestros electrodomésticos o hacer obra. Basta con colocar un SuperHub conectado al WiFi de nuestra casa y un Climair por cada aparato de aire acondicionado.

El SuperHub "hablará" con la app de nuestro teléfono móvil o tableta gracias a su conexión a Internet vía WiFi, y dará instrucciones a los distintos Climairs. Estos, a su vez, darán instrucciones vía infrarrojos a los aparatos de aire acondicionado. A nivel funcional, la gran ventaja de estos dispositivos es que son válidos para todos los aparatos de aire acondicionado que usen mando a distancia para controlarlos.

Aunque puede parecer confuso para un perfil poco técnico, el mecanismo es sencillo, y las órdenes que introduzcas en la app "saltarán" al router de tu vivienda, de ahí al SuperHub, a los Climairs, y luego a los electrodomésticos. Todo ello en segundos mientras manejamos la Novo App.

Cómo sacar partido a la domótica en invierno: la climatización conectada al WiFi

Climatizar nuestra vivienda es uno de los grandes costes de los hogares. El uso de calderas de gas o gasoil, una mala programación, o el no disponer de una bomba de calor conectada a Internet a través del WiFi, pueden suponer un sobrecoste en el que muchas veces no pensamos porque es "lo normal".

la temperatura de confort en interiores oscila entre los 19 y 21ºC

Sin embargo, podemos ahorrar instalando un controlador Climair por cada aparato de aire acondicionado, tanto si este actúa como bomba de calor (invierno) o como bomba de calor reversible (verano). Tener un control sobre nuestra vivienda, y poder comprobar el coste de calefactar el hogar día a día, nos ayuda a mantener el gasto a raya.

También nos facilita el mantener un hogar cómodo, acogedor y habitable sin necesidad de cambiar de electrodomésticos. Según comenta el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) en su Guía Técnica para instalaciones de calefacción, la temperatura de confort en interiores oscila entre los 19 y 21ºC. Para dormir, una temperatura entre 15 y 17ºC es perfecta, por lo que podemos programar nuestra bomba de calor por si la temperatura desciende por debajo de los 14ºC.

Cómo sacar partido a la domótica en invierno: la climatización conectada al WiFi

El poder controlar la temperatura de la vivienda en remoto también ayuda a ganar flexibilidad. Por ejemplo, retrasando la hora de activación de la bomba de calor si prevemos que llegaremos a casa más tarde, o adelantando la programación si tenemos invitados de última hora. Al llegar a casa, la temperatura hará agradable la visita.

Consejos para aprovechar al máximo el aire acondicionado como bomba de calor

¿Alguna vez has entrado a un centro comercial y has notado una cortina de calor nada más atravesar las puertas? Sobre estas acostumbra a haber un aparato de aire acondicionado (o similar) que impulsa calor en dos direcciones: hacia abajo y hacia dentro de la tienda. En nuestra vivienda podemos hacer uso del mismo tipo de métodos para aprovechar el calor al máximo.

En invierno, impulsa calor hacia abajo. En verano, frío hacia arriba

El aire caliente tiende a ascender, mientras que el aire frío desciende (por densidad). Si cuando calefactamos nuestra vivienda nos aseguramos que las palas del aire acondicionado queden hacia abajo y si programamos una buena velocidad de impulsión, estaremos obligando al aire caliente a recorrer toda la distancia desde el suelo al techo, ayudando a calentar la vivienda y consiguiendo una temperatura más homogénea.

La mayoría de los aparatos de aire acondicionado usan infrarrojos y mandos para su control La mayoría de los aparatos de aire acondicionado usan infrarrojos y mandos para su control

Se aconseja no variar demasiado la temperatura objetivo. Esto es, la temperatura que queremos lograr. Si la cambiamos cada pocos minutos lo único que hacemos es forzar al electrodoméstico a trabajar más. Lo ideal es elegir una y, si pasado un tiempo prudencial tras el arranque (30, 60, 120 minutos...) no estamos a gusto con la temperatura, cambiar a otro valor. Esto también ayudará a evitar picos de potencia.

Mantener el equipo en buen estado alarga su vida útil y baja su consumo

Los aparatos de aire acondicionado, para su correcto funcionamiento, incluyen filtros que protegen tanto a la maquinaria como a las personas. Estos filtros atrapan las partículas en suspensión, y han de ser limpiados cada cierto tiempo, especialmente si hemos hecho un uso intensivo de ellos.

La mayoría de los aires acondicionados modernos ya incluyen filtros de fácil desmontaje y limpieza. Mantenerlos en buen estado evita que la máquina se esfuerce en impulsar el aire y alarga su vida útil. Por tanto, también repercute en el ahorro.

Imágenes | andrewicus, triosolution1, PROKeith Williamson (CC BY 2.0), Free-Photos

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos