Compartir
Publicidad

Cómo calcular la potencia de un SAI

Cómo calcular la potencia de un SAI
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando hablamos de los SAI (Sistema de alimentación ininterrumpida) no profundizamos en un tema que debemos tener en cuenta, la potencia capaz de ofrecer. Es decir, de nada servirá tener un SAI que en una situación de corte del suministro eléctrico no es capaz de ofrecer la potencia necesaria para que nos de tiempo apagar el equipo y evitar daños.

SAI y la potencia que necesitamos

Cuando vayamos a comprar un SAI veremos que en sus especificaciones aparecen dos valores normalmente, uno de ellos expresado en vatios (W) y otro en voltios-amperios (VA). Ambos hacen referencia a la potencia máxima que serán capaz de generar.

Es importante que vayan acorde a nuestras necesidades. Así, si nuestro ordenador consume 500W tendremos que buscar un SAI con una potencia mínimo de 500W aunque todos sabemos que luego añadimos monitor, impresoras, etc… por lo que el valor deberá ser mayor aún. Nunca conectar un equipo con menor potencia o lo quemaremos.

¿Cómo equiparo W y VA? Gracias al Coseno de fi que es la relación existente entre el desfase entre la corriente y la tensión. De esta forma podríamos establecer la siguiente relación 1 vatio = 1 voltios-amperios x Coseno fi

Aproximadamente, dicho valor suele estar entre 0,6 y 0,7. Luego para un SAI cuya potencia en VA sea de 500 tendremos una potencia máxima en W de 300 o 350 vatios respectivamente.

Ahora ya podremos realizar nuestros cálculos. Revisamos los dispositivos que vamos a conectar y sumamos los vatios que consumirán. Ejemplo, un ordenador más monitor más impresora pueden sumar unos 600w. Al ir a comprar nuestro SAI la potencia en VA que debe tener mínimo será de 1000 VA.

Tipos de SAI

Ya sabemos que existen tres tipos de SAI. Cada uno de ellos con sus diferencias que os explicamos a continuación:

  • Offline, disponen de batería interna y permiten garantizar el suministro a los aparatos. El problema es que para dispositivos muy delicados no son la mejor opción. En casa no solemos tener ese problema a pesar de que queramos mucho a nuestros gadgets.
  • Inline, muy parecidos a los offline sólo que disponen de filtros que estabilizan la tensión de entrada. De esta forma en caso de fallo de tensión o alguna anomalía comienzan a generar energía.
  • Online, podríamos decir que son la opción ideal. Protegen y ofrecen un rendimiento muy bueno, ideal para equipos delicados. El problema es que su desgaste es mayor pues su batería están continuamente trabajando para ofrecer siempre una corriente estable.

Para casa los modelos offline son los más recomendables. Ofrecen un buen rendimiento y son más económicos.

En Xataka Smart Home | SAI, sistemas de alimentación ininterrumpida ¿por qué son recomendables?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio