Compartir
Publicidad
Publicidad

Científicos de Princeton desarrollan unos cristales inteligentes que permiten controlar la luz y el calor que entra en casa

Científicos de Princeton desarrollan unos cristales inteligentes que permiten controlar la luz y el calor que entra en casa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En España vivimos fuertes contrastes de temperatura. En verano soportamos temperaturas muy altas mientas que en bastantes zonas los inviernos son muy fríos. Es importante por lo tanto contar con un buen sistema de aislamiento en el hogar. Por ahora lo más habitual para tener una práctica separación era contar con doble cristal térmico con gas argón pero en un futuro puede que tengamos más alternativas.

Y es que investigadores de la Universidad de Princeton han desarrollado unas ventanas inteligentes que pueden aumentar o disminuir la cantidad de luz que entra y el calor que llega al hogar de forma automática gracias al uso de un vidriado con un tintado variable.

Unas ventanas que se basan en el uso de una tecnología de células solares para así poder obtener la energía necesaria para que este nuevo cristal inteligente funcione. De esta forma las células que integran el cristal permiten absorber selectivamente la luz ultravioleta cercana y así autoabastecerse de energía y obteniendo la electricidad que permite el tintado del cristal. De esta forma se elimina el uso de cables para la alimentación energética:

"La integración de las células solares en las ventanas inteligentes las hace más interesantes de cara a las modificaciones y no tener que lidiar con cables"

Además, en palabras de Yueh-Lin (Lynn) Loo, director del Centro Andlinger para la Energía y el Medio Ambiente, la tecnología de células solares con luz ultravioleta podría aplicarse también al Internet de las cosas y otros productos de consumo con baja potencia.

"No genera suficiente energía para un coche, pero puede proporcionar energía auxiliar para dispositivos más pequeños, por ejemplo, un ventilador para enfriar el coche mientras está estacionado bajo el sol".

Un ahorro energético importante

Demonstration of light through smart window from Princeton University on Vimeo.

El funcionamiento a su vez se basa en esta radiación ultravioleta, pues esta provoca una carga eléctrica en la célula solar que hace que el cristal electroquímico se oscurezca o se aclare. De esta forma la ventana puede bloquear más del 80% de la luz que llega al hogar.

Se controla de manera automática el tintado de los cristales de forma que puede entrar más o menos luz natural al hogar por lo que esto a su vez puede influir en nuestra factura energética al iluminar la casa sin tener que usar luminaria artificial.

Y lo mismo se puede extender a la climatización, puestos que el uso de estos cristales permite que entre más o menos calor o frío a la casa de forma que no tendríamos que hacer uso de los tradicionales sistemas de calefacción y aire acondicionado.

Por ahora estos cristales, estas ventanas, son sólo un prototipo, pues requieren una instalación compleja y la tecnología aún está en pañales. Sin embargo apunta hacia donde puede ir el futuro tomando un camino en el que prima el bajo consumo energético, el uso responsable de la energía y sobre todo el aprovechamiento de las fuentes de energía renovables, naturales y no contaminantes.

Más información | Universidad de Princeton

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos