Las lavadoras modernas tardan cada vez más tiempo en hacer la colada y estos son los motivos

Las lavadoras modernas tardan cada vez más tiempo en hacer la colada y estos son los motivos
1 comentario

A la hora de escoger una lavadora para nuestro hogar, muchas son las opciones del mercado y las características técnicas en las que conviene fijarse para hacernos con el modelo que más se adapte a nuestras necesidades.

Sin embargo, hay una especificación que suele pasar inadvertida, o por lo menos no es a la que más atención prestamos inicialmente: el tiempo que duran los diferentes ciclos de lavado.

Un dato clave en las nuevas etiquetas energéticas

Antiguamente era un dato que no solía darse o exhibirse en la publicidad mostrada en las tiendas. Incluso cuando se hicieron obligatorias las primeras etiquetas de eficiencia energética esta información no aparecía impresa en ellas, algo que ha cambiado con la introducción en marzo de 2021 del nuevo formato.

etiquetas

Ahora mismo, las nuevas etiquetas energéticas incluidas en las lavadoras informan obligatoriamente de diferentes datos relacionados con los programas ECO de los aparatos, incluidos por supuesto el consumo eléctrico en 100 ciclos de uso (KWh), la capacidad de carga (Kg), el consumo de agua en litros por cada ciclo, la clase de eficiencia en centrifugado (escala A a G), el ruido máximo del centrifugado (dB(A)) y como novedad, también se recoge la duración del programa en horas y minutos.

Esto permite comprobar de un vistazo cuánto tardará la lavadora en realizar el programa de lavado en modo ECO para poder valorar si nos interesa adquirirla o si preferimos seguir buscando hasta encontrar un modelo más rápido, algo difícil de hacer actualmente puesto que los fabricantes están creando modelos con tiempos de lavado cada vez más largos en este modo de funcionamiento "económico".

lavadoras

Según recoge la OCU en un reciente estudio, los ciclos de lavado se han incrementado considerablemente en los últimos 14 años, periodo durante el cuál han ido recopilando datos comparativos con información sobre múltiples marcas y modelos, mostrando una clara tendencia hacia el alargamiento en los tiempos de lavado, como podemos observar en las siguientes conclusiones:

  • En el año 2008 el tiempo medio de un ciclo ECO de las lavadoras rondaba 1 hora y 10 minutos.
  • En el año 2010 este tiempo medio se incrementaba hasta 1 hora y 16 minutos.
  • En el año 2012 se necesitaba de media alrededor de 1 hora y 28 minutos para completar un ciclo de lavado ECO
  • Actualmente en año 2022 la media para un ciclo de lavado ECO se sitúa en 2 horas y 15 minutos, aunque hay modelos que continúan por debajo de las dos horas.

Estos resultados son para ciclos de lavado ECO sintético a 40-50 grados, a plena carga y sin activar funciones adicionales especiales, como por ejemplo la de ropa delicada de algodón, que incrementa la duración media hasta más de 3 horas.

Por supuesto, todas las lavadoras actuales cuentan con opciones de ciclos de lavado con tiempos mucho más rápidos que se sitúan alrededor de 1 hora de duración, incluso con funciones rápidas especiales de aclarado, media carga, etc., aunque en estos casos los consumos ya no son tan eficientes y no entran del del modo ECO recogido en la etiqueta de la Unión Europea.

Por qué cada vez tardan más en hacer la colada

lavadora

Puede parecer que con la incorporación de cada vez más tecnologías de detección automática de suciedad, motores más eficientes y potentes, etc. sería posible acortar los tiempos de lavado. Pero hay varios motivos que han causado todo lo contrario.

Para empezar, las lavadoras actuales han ido incrementando progresivamente el tamaño de sus tambores y la capacidad máxima de carga con la que son capaces de trabajar. Así, si hace más de una década lo habitual eran los modelos con unos 5 kilos de carga, ahora podemos encontrar fácilmente lavadoras de 7,8, 9 o incluso 10 kilos, lo que supone un mayor esfuerzo para la máquina si quiere mantener el consumo bajo.

Y es este consumo reducido y más eficiente otro de los principales factores para este incremento en los tiempos de lavado. Los fabricantes buscan modelos que gasten la menor cantidad de electricidad y agua posible, con motores más eficientes que no tengan picos de consumo eléctrico, lo cual consiguen a costa de ciclos de lavado más largos y con temperaturas bajas que no sobrepasan esos 40-50 grados.

Es decir, las lavadoras modernas tardan más tiempo en hacer la colada en el modo ECO, se pasan más minutos funcionando para lavar una cierta carga de ropa, pero este mayor tiempo supone paradójicamente un menor consumo de electricidad y agua que los modelos antiguos.

Temas
Inicio