Publicidad

¿Preocupado por la privacidad de tus conversaciones? Esta pulsera satura los micrófonos a tu alrededor para que no puedan espiarte

¿Preocupado por la privacidad de tus conversaciones? Esta pulsera satura los micrófonos a tu alrededor para que no puedan espiarte
1 comentario

Cada vez tenemos más dispositivos conectados en casa y muchos de ellos cuentan con micrófonos permanentemente conectados que escuchan nuestras conversaciones y órdenes para ejecutarlas, enviando datos a la nube sin que nos demos cuenta.

Esta situación puede ocasionar problemas de privacidad de los que poco a poco vamos siendo conscientes, algo que investigadores de la Universidad de Chicago se han propuesto resolver de un plumazo con este peculiar brazalete generador de interferencias.

brazalete ultrasonidos

La idea subyacente bajo el invento es aprovechar una no linealidad de los sistemas de micrófonos amplificados actuales usados en móviles y altavoces inteligentes que captan, aunque no lo deseemos, señales ultrasónicas junto al rango de frecuencias convencional por debajo de 20 KHz. Esta característica puede usarse como ya vimos hace tiempo para piratear altavoces a distancia, pero también como un potente sistema generador de saturación sónica.

Es decir, lo que han hecho es crear una pulsera de gigantescas proporciones (es de esperar que el futuro sistema comercial sería más pequeño) que produce señales sonoras ultrasónicas (por encima de 20 KHz) en múltiples direcciones a la vez (de ahí que tengan varios emisores repartidos por toda la pulsera), de forma que alcancen los micrófonos de nuestros móviles, altavoces, televisores, ordenadores, etc.

Estos ultrasonidos son captados por los equipos objetivo saturando también la banda de frecuencias normal gracias al defecto no lineal antes comentado, siempre que nos encontremos a una distancia relativamente corta (en la misma habitación), y el resultado es que el sistema informático del móvil o del altavoz inteligente no puede distinguir el sonido de nuestra voz del ultrasonido.

Los usuarios humanos no deberíamos tener problemas para escuchar las conversaciones, ya que no percibimos estos ultrasonidos. Además, aunque de momento se trata solo de un prototipo, sus responsables esperan que un sistema similar comercial pueda sacarse a la venta por unos 20 dólares, precio más que asequible.

Más información | Universidad de Chicago

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios