Compartir
Publicidad

McIntosh ya tiene listo el MHA100, su primer amplificador de auriculares «fuera borda»

McIntosh ya tiene listo el MHA100, su primer amplificador de auriculares «fuera borda»
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Resulta muy extraño que una empresa con la veteranía de McIntosh (recordad que fue fundada en 1949) no haya tenido nunca en su catálogo un amplificador de auriculares dedicado (prácticamente todos sus previos de línea incorporan uno). Pero lo cierto es que su nuevo MHA100 es el primer producto de este tipo que lanzan, nada menos que seis décadas y media después de la fundación de la compañía.

Como todos los productos de la firma fundada por Frank McIntosh, este pequeño amplificador es de alta gama, y, según sus creadores, ha heredado buena parte de las tecnologías utilizadas en sus etapas de potencia de referencia. No obstante, lo más curioso es que no solo puede ser utilizado para «atacar» prácticamente cualquier auricular del mercado. En su interior también reside un DAC y un amplificador estéreo de 50 vatios para cajas acústicas. Echemos un vistazo a sus especificaciones más destacadas.

  • Potencia de salida para auriculares: 1 vatio (máxima)
  • Impedancia de salida auriculares: 8 a 600 ohmios
  • Potencia de salida cajas acústicas: 50 vatios (8 ohmios)
  • Respuesta en frecuencia: 10 Hz a 100 kHz (+0, -3 dB)
  • Distorsión armónica total (THD): 0,005%
  • Relación señal/ruido: 105 dB
  • Entrada digital coaxial, óptica y AES/EDU: hasta 24 bits / 192 kHz
  • Entrada digital USB: hasta 32 bits / 192 kHz
  • Controles de tono
  • Amplificación mediante dispositivos de estado sólido
  • Dimensiones: 29,2 x 14,1 x 45,7 cm
  • Peso: 12 Kg
McIntosh MHA100

Muy flexible, pero carísimo

Como podéis ver, sobre el papel no cabe duda de que se trata de un amplificador capaz de sacar el máximo partido a cualquier auricular del mercado. Además, parece que exhibe la tasa de distorsión mínima habitual en los productos de McIntosh.

McIntosh MHA100

Y, encima, es realmente versátil, lo que significa que podemos usarlo como DAC o emplearlo para «atacar» unas cajas acústicas relativamente pequeñas cuando nos cansemos de los auriculares. Un sueño, es verdad. Pero tiene un problema. Un handicap grande. Su precio. Cuesta la friolera de 5.800 euros. La mayor parte de los audiófilos tendremos que conformarnos con soñar con él.

Más información | McIntosh En Xataka Smart Home | MXA70, el nuevo miniequipo de audio integrado de McIntosh «da la cara» en el CES

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio