Compartir
Publicidad

Elige bien tu amplificador: mejor pocos vatios, pero de calidad, que muchos, pero sin control

Elige bien tu amplificador: mejor pocos vatios, pero de calidad, que muchos, pero sin control
0 Comentarios
Publicidad

A la hora de elegir un amplificador muchos aficionados al cine en casa o la alta fidelidad se dejan llevar por esa creencia que defiende que más potencia es mejor. Y no siempre es así. La capacidad de una etapa de potencia de enfrentarse a la carga que representa una caja acústica no depende únicamente de la cantidad de vatios que es capaz de entregar, sino también de parámetros como su entrega de corriente, su factor de amortiguamiento o su distorsión.

Lo ideal es que nuestro amplificador sea capaz de entregar toda la potencia que pueden soportar nuestros altavoces, pero manteniendo la distorsión siempre bajo control y sin entrar en régimen de sobrecarga. Por esta razón suele ser preferible optar por una etapa con más potencia de la requerida por nuestras cajas acústicas, de manera que, aunque se nos vaya la mano con el volumen, nunca se acerque al límite en el que la distorsión puede dañar nuestros altavoces (el tweeter es especialmente delicado).

Sin embargo, aunque la potencia suele venir muy bien, que un amplificador sea más potente que otro no garantiza que realmente vaya a ofrecernos un sonido de más calidad. Si el menos potente tiene una buena fuente de alimentación y es capaz de soportar las variaciones de impedancia impuestas por las cajas acústicas sin «arrugarse», y el más potente tiene una fuente de alimentación mediocre y entra en clipping cuando subimos el volumen un poco más de lo normal, será mucho más interesante para nosotros el menos potente.

Por esta razón, lo ideal antes de elegir un amplificador es revisar muy bien sus especificaciones, y, si es posible, escucharlo antes de comprarlo. Si, además, podemos oírlo con unas cajas acústicas similares a las nuestras, mejor aún, pero habitualmente esto es mucho pedir. En cualquier caso, si no os sentís cómodos con los términos distorsión armónica total, entrega de corriente o factor de amortiguamiento, entre otros, no os perdáis el post en el que explicamos cuáles son las características en las que nos debemos fijar para acertar al elegir nuestro próximo amplificador.

Imagen | Jefferson HiFi
En Xataka Smart Home | Estas son las características en las que te debes fijar para acertar con tu próximo amplificador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio