Publicidad

Con un poco de bricolaje doméstico podemos poner a la última un altavoz clásico

Con un poco de bricolaje doméstico podemos poner a la última un altavoz clásico
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

No hace mucho un buen amigo me confesó que estaba dando vueltas a un asunto que no sabía cómo resolver. Es un melómano veterano, y dedica buena parte de su tiempo libre a escuchar música. Hace algo más de una década me pidió consejo, y le ayudé a diseñar un equipo de Alta fidelidad de bastante calidad que hasta ahora le ha dado un servicio impecable. Sin embargo, está convencido de que ha llegado el momento de dar un paso hacia delante, y quiere empezar por las cajas acústicas.

Lo primero que me dijo es que quería unas nuevas cajas acústicas, pero también me aseguró que le daba mucha lástima deshacerse de las que tantas horas de disfrute le han deparado, que, además, en su momento le costaron una pequeña fortuna. Mi respuesta ante su razonamiento le dejó boquiabierto: «No te deshagas de ellas. Actualízalas». Lo siguiente que hizo fue preguntarme si era posible ponerlas al día, y le contesté, por supuesto, que sí.

Actualizar unas cajas acústicas veteranas no es sencillo, pero es perfectamente posible. Modificar el recinto es realmente complicado y a menudo desaconsejable, pero sí podemos cambiar los altavoces por otros más modernos y de mayor calidad, así como el cableado interno y los conectores a las cajas. Incluso es posible mejorar su sistema de desacoplamiento mecanoacústico. No obstante, y esto es lo más complicado, si cambiamos los altavoces será necesario diseñar un nuevo filtro divisor de frecuencias adaptado específicamente a los nuevos transductores, por lo que es necesario tener conocimientos de electrónica y cierta pericia en la puesta a punto de estos filtros.

En algunas tiendas especializadas en Alta fidelidad pueden llevar a cabo este proceso por nosotros con garantías, pero si somos mañosos y tenemos conocimientos de electrónica, también podemos «liarnos la manta a la cabeza» y hacerlo nosotros mismos. Indagando para enseñar a mi amigo cómo puede abordar esta tarea descubrí un antiguo vídeo de YouTube en el que un ingeniero de grabación y audiófilo realiza una actualización en profundidad de unas Watt Puppy VI de Wilson Audio, unas cajas veteranas, pero de gran calidad, de esas de las que cuesta deshacerse. Es el que tenéis justo encima de este párrafo. Si tenéis unos minutos libres os aconsejo que lo veáis porque ilustra a las mil maravillas lo que expliqué a mi amigo al principio de nuestra conversación: unas buenas cajas acústicas antiguas con una puesta a punto meticulosa pueden plantar cara a muchos «buques insignia» actuales.

En Xataka Smart Home | Es posible «clonar» una caja acústica de referencia por una fracción de su precio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir