Compartir
Publicidad
Bowers & Wilkins ha rediseñado dos de sus auriculares más interesantes: los P5 y C5
Altavoces

Bowers & Wilkins ha rediseñado dos de sus auriculares más interesantes: los P5 y C5

Publicidad
Publicidad

Aunque su prestigio se lo han ganado a pulso diseñando cajas acústicas, B&W también tiene buenos auriculares. Su gama no es muy amplia, pero sí lo suficiente para ofrecer una solución para cada categoría de usuario. Lo último que han hecho ha sido pulir dos de sus modelos más interesantes por su equilibrada relación calidad/precio: los P5 y los C5, que en adelante llevarán el apellido «Serie 2» para distinguirlos de sus predecesores.

Los P5 Serie 2, que son supraaurales, han heredado algunas de las tecnologías desarrolladas por los ingenieros de B&W para sus auriculares tope de gama, el modelo P7. La más relevante es la utilización de unos nuevos transductores que, según Bowers, ofrecen un sonido más abierto y con unos graves más controlados y naturales. Pero esto no es todo.

Además, han modificado el diseño de la rejilla que permite al paso del aire hacia fuera del recinto de cada auricular para, de esta forma, reducir su impedancia. Por lo demás, siguen siendo unos auriculares plegables, con aislamiento del ruido, almohadillas desmontables y fabricados con materiales de calidad, como aluminio y piel de oveja. Echemos un vistazo a sus especificaciones.

Su respuesta en frecuencia abarca desde los 10 Hz hasta los 20 kHz, que no está pero que nada mal (sobre el papel sus graves son generosos). Su impedancia es 22 ohmios, su distorsión es inferior al 0,4% a 1 kHz/10 mW, su sensibilidad es 108 dB/V a 1 kHz y soportan una potencia de entrada máxima de 50 mW, lo que, en principio, debería permitir utilizarlos con un buen amplificador para auriculares. Como veis, pintan realmente bien.

Nuevos intraauriculares: los C5 Serie 2

bwc5.jpg

Al igual que los P5 Serie 2, los nuevos auriculares intraaurales de B&W también incorporan unos nuevos transductores electrodinámicos de 9,2 mm de diámetro, que, según la marca, ofrecen más resolución que los que utilizaron en los anteriores C5. Eso sí, el sistema de fijación a la oreja, de lazo, es el mismo de sus predecesores, y la construcción también parece la misma.

Su respuesta en frecuencia es exactamente la misma de los P5: 10 Hz a 20 kHz. Su impedancia, por otra parte, es 32 ohmios, tienen una distorsión armónica total inferior al 0,2% (1 kHz/1 mW), una sensibilidad de 115 dB/V a 1 kHz y soportan una potencia máxima de 3 mW. Sus especificaciones los sitúan, sobre el papel, a la altura de los diseños avanzados de marcas como Sennheiser o AKG, pero habría que probarlos «en combate» para ver qué tal se portan en un escenario real de uso.

Tanto los P5 Serie 2 como los C5 Serie 2 ya están disponibles. Los primeros cuestan 299,99 euros, y los intraauriculares tienen un precio de 179,99 euros.

Más información | Bowers & Wilkins
En Xataka Smart Home | MDR-Z7, el «buque insignia» de Sony en auriculares llega con tecnología Hi-Res Audio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio