Compartir
Publicidad

Así son los Final Sonorous X y VIII: los nuevos aspirantes a mejores auriculares del mundo

Así son los Final Sonorous X y VIII: los nuevos aspirantes a mejores auriculares del mundo
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sennheiser, STAX, Audeze, AKG, Grado o Audio-Technica son solo algunos de los fabricantes que compiten en el mercado de la alta gama por hacerse con el trono al que solo pueden aspirar los mejores auriculares del mundo, al margen de su principio de funcionamiento (no todos son electrodinámicos; también los hay electrostáticos y de tipo planar). Y ahora les han salido dos nuevos contendientes: los Sonorous X y VIII de la japonesa Final.

Los auriculares que podéis ver en la fotografía que abre el post son los Sonorous X, el modelo tope de gama. Y, desde luego, son muy bonitos. Utilizan un sistema de acoplamiento circumaural y están construidos íntegramente en aluminio y acero inoxidable, con estructura antirresonante. De generar los cambios de presión en el aire que nosotros percibimos como sonido se encarga un transductor electrodinámico de 50 mm con diafragma de titanio. Como veis, no pintan nada mal. Pero esto no es todo.

Las almohadillas son de esas que tienen «efecto memoria», lo que les permite adaptarse mejor al contorno de nuestras orejas y cabeza. Y sus especificaciones, como podemos esperar en un modelo de referencia, son interesantes. Los Sonorous X alcanzan un nivel de presión sonora máximo de 105 dB y tienen una impedancia de 16 ohmios, inusualmente baja en unos auriculares de este tipo, lo que permite utilizarlos sin problemas con todo tipo de dispositivos portátiles, como, por ejemplo, un smartphone. Es una lástima que Final no revele en su página web ni la respuesta en frecuencia ni la distorsión armónica total de estos auriculares.

Final2

La principal «pega» de los Sonorous X es la que todos podemos imaginar: su precio. Y es que cuestan la friolera de 3.999 euros. Eso sí, Final también ha lanzado los Sonorous VIII, que utilizan una arquitectura muy similar a la de los Sonorous X, pero con partes de plástico ABS en vez de aluminio y un transductor ligeramente simplificado. Esto ha permitido a la marca japonesa «recortar» el precio del modelo VIII hasta los 1.999 euros. Es más interesante que el del modelo X, pero sigue estando en clara desventaja frente a algunos de sus competidores, como los HD 800 de Sennheiser, que pueden conseguirse por debajo de los 1.299 euros y también tienen unas prestaciones «de infarto».

Más información | Sarte Audio Élite | Final Audio
En Xataka Smart Home | MDR-1ABT, el nuevo «buque insignia» de Sony en auriculares inalámbricos llega con LDAC y sensor táctil

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio