Compartir
Publicidad

Lightberry, la forma más sencilla de crear tu propio sistema Ambilight

Lightberry, la forma más sencilla de crear tu propio sistema Ambilight
Guardar
43 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El sistema de luces Ambilight de Philips ha sido uno de los puntos más atractivos a la hora de decidirse por uno de los televisores de la firma. Gracias al uso de luces LED que pueden variar en intensidad así como color conseguíamos una experiencia multimedia mucho más inmersiva a la hora de ver nuestras series o películas.

Pero claro, por muchos otros motivos hay quien terminaba comprando el televisor de otro fabricante. Por ello, hoy vamos a ver una forma muy sencilla de disfrutar de nuestro propio Ambilight gracias al uso de Lightberry, un conjunto de luces LED que junto al uso de la Raspberry Pi nos ofrece una experiencia realmente cercana al sistema original de Philips.

Cómo tener tu propio Ambilight con Lightberry

Al contrario que otras opciones existentes para disfrutar de tu propio Ambilight, la instalación y configuración de Lightberry es muy sencilla. Prácticamente en cuestión de unos minutos y tienes todo el sistema montado y funcionando. Pero comencemos desde el principio.

Lo primero que necesitamos es una Raspberry Pi y un pack Lightberry que está disponible en versiones de 44, 48, 52, 56 y 64 Leds. Cada uno de ellos está pensado para un tamaño de pantalla aunque, como veremos, luego se puede ajustar el número de leds a usar de toda la tira. Por último, una distribución de XBMC y un add-on que nos permitirá controlar la tira de LED. En este caso tenemos las opciones de Hyperion o Boblight.

Con todo el material disponible, el primer paso para montar el sistema es colocar las luces led en la parte trasera del televisor. Mediante un velcro que pegaremos en la trasera del televisor fijaremos luego la tira de led. Sí es importante que, como indican, empecemos por la esquina inferior izquierda.

Colocadas las luces y conectado el cable más controlador de Lightberry a nuestra Raspberry Pi a través del conector GPIO, el siguiente paso es instalar el add-on. El proceso de instalación se realiza a través del terminal pero si queréis similar todo, la opción más sencilla es descargar alguna de las distribuciones que desde su web podemos ofrecen: Raspbmc, Openelec o Raspbian.

Apple Pi Baker

Ese proceso de instalación de la imagen es algo que también es fácil gracias a aplicaciones como Apple Pi Baker o Win 32 Disk Imager entre otras opciones. Tras todo ese proceso y una vez ya con el sistema instalado en nuestra tarjeta SD, encendemos las Raspberry Pi y comenzamos la sencilla configuración.

Ese proceso de configuración pasa por ir al apartado de Programas de XBMC y ahí, en configuración, seleccionar el controlador que vamos a usar así como la configuración de LED. Listo. Sólo tenemos que reiniciar y veremos que las luces se encienden. A partir de ahí es sólo cuestión de apagar las luces de la habitación, comenzar a reproducir nuestra serie o película favorita y disfrutar de nuestro propio sistema Ambilight.

Si habéis probado el sistema Ambilight en un televisor de Philips, sobre todo en los modelos de gama alta más recientes, es cierto que hay pequeñas diferencias pero tan mínimas que a excepción de que resulta menos estético merece mucho la pena. Además no resulta excesivamente caro, según el pack que compremos en función del tamaño de nuestro televisor costará entre 67 y 92 euros. Además, si estáis pensando en que usar sólo el reproductor de la Raspberry Pi es una limitación, también está la posibilidad de comprar un kit adicional que nos permite disfrutar de la experiencia Ambilight con cualquier fuente de vídeo. Por ejemplo, nuestra consola, reproductor blue-ray o HTPC.

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de Lightberry. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Más información | Lightberry

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos