Cómo poner a punto el ventilador antes de usarlo. Limpiar aspas o rejilla para mejorar la calidad del aire y ahorrar en la factura

Cómo poner a punto el ventilador antes de usarlo. Limpiar aspas o rejilla para mejorar la calidad del aire y ahorrar en la factura
Sin comentarios

Llega el calor y a la hora de limitar el calor en el hogar podemos optar por una serie de consejos prácticos que ayudan al uso de aires acondicionados y ventiladores como sistemas de climatización. Sabemos que los aires acondicionados requieren de una puesta a punto antes de volver a ponerlos en funcionamiento y algo similar ocurre con los ventiladores.

Un aparato que por regla general suele estar guardado a buen recaudo el resto del año y que con la llegada de los primeros calores suele volver a ocupar un puesto de referencia en casa. Y para mejorar la eficiencia y optimizar su funcionamiento, nada mejor que realizar unas pequeñas tareas de puesta a punto previas.

El polvo que acumula el ventilador puede repercutir negativamente en su funcionamiento de varias maneras. Por un lado impide que circule el aire con normalidad, el principal objetivo del aparato. Esto sucede si se acumula en aspas o rejilla y por un lado obliga a trabajar un poco más al sistema lo que repercute en un mayor consumo eléctrico y por otro lado, al poder acumular ácaros y bacterias nocivas para la salud, al circular el aire se pude contribuir a que estos se dispersen.

Ventilador de pie, de mesa o de techo

Aire

Poner a punto el ventilador no es nada complicado ni complejo. En casa, por ejemplo, el ventilador que uso, este Rowenta lo tengo desarmado y de hecho así viene en la caja, pero cuando ahora toca volver a sacarlo, aprovecho que tengo que volver a montarlo para limpiar las aspas y algunos otros componentes que, pese a estar bien guardados envueltos, siempre llegan con algo de polvo.

Tanto las aspas como las rejillas protectores, ese encapsulado en el que las primeras van envueltas, suelen ser importantes receptoras de polvo. Las aspas y las rejillas suelen ser componentes que se pueden desarmar en casi cualquier ventilador moderno con la ayuda de un destornillador.

Los ventiladores, ya sean de mesa, de pio o de techo, suelen acumular mucho polvo en las aspas por el constante movimiento. Quitar este polvo de las aspas y en el caso de los modelos de mesa y de pie, de la rejilla, mejora su rendimiento al ofrecer

El primer paso antes de comenzar la limpieza no es otro que desenchufar el ventilador de de la corriente, e incluso desconectar de la batería en los modelos que cuenten con este sistema.

En el caso de los ventiladores de pie o de mesa, la rejilla suele contar con un pequeño tornillo en la parte inferior que asegura que no desmonte mientras funciona. Basta con quitarlo para poder acceder a las aspas desmontando la jaula que lo rodea.

Rejilla

Podemos limpiar las aspas con un paño o gamuza, sea o húmeda (según la suciedad acumulada) y si las aspas se pueden quitar (en el que tengo en casa se puede) puedes incluso limpiarlas con agua y jabón y luego secándolas bien. Como digo, depende de sí se pueden desmontar o no.

Descarga

Por su parte, el proceso con la rejilla es similar. Si podemos separarla del motor podemos limpiar el polvo con la ayuda de una pequeña brocha, un soplador o con agua y jabón y luego secándola bien. No obstante, una pequeña brocha suele bastar.

Volvemos a montar rejilla y aspas (si las hemos quitado) asegurando bien el tornillo de fijación que cierra la "jaula" y ya podemos iniciar el funcionamiento.

Techo

En el caso de los ventiladores de techo y dada su colocación, no hay que preocuparse más que de limpiar las aspas y como en este caso no se pueden desconectar desenchufando sim más, podemos cortar la luz del interruptor de potencia correspondiente.

Con la luz anulada y el ventilador ya si electricidad, basta con limpiar cuidadosamente las aspas con un paño húmedo y luego secarlas bien antes de volver a conectar el diferencial.

Foto Portada | Ava Sol

Temas
Inicio