Compartir
Publicidad
Si vas a comprar un televisor nuevo, antes es aconsejable estudiar una serie factores para obtener un visionado óptimo
Televisores

Si vas a comprar un televisor nuevo, antes es aconsejable estudiar una serie factores para obtener un visionado óptimo

Publicidad
Publicidad

A la hora de comprar un televisor, uno de los factores que más estudiamos es el tamaño. Las diagonales en pantalla no dejan de crecer mientras que por lo general, el tamaño de los pisos suele permanecer estable o incluso megua en los de más nueva construcción. Si en casa de nuestros padres podíamos tener salones bien hermosos, ahora el espacio suele ser más reducido.

El tamaño es un aspecto a valorar antes de hacerse con un nuevo televisor para el hogar. Se puede resumir todo el proceso en determinar cómo es nuestro salón para así conocer qué tamaño de televisor es el óptimo para que el visionado resulte cómodo. Es el factor que todos vigilamos, pero ojo, hay más elementos que tenemos que estudiar antes de comprar y "colocar" un nuevo televisor en casa.

La distancia de visualización del televisor

Sofa

Siempre hemos deseado tener una pantalla más grande, que nos permita tener una experiencia inmersiva, estar dentro de la película, del partido de fútbol o el videojuego con los que estamos disfrutando en cada momento. Y esto no siempre era lo más recomendable con una distancia corta entre nuestra zona de visionado y la pantalla. Hay que tener en cuenta que un mayor tamaño de la pantalla no mejora forzosamente el confort visual.

Por regla general se considera que la distancia adecuada de visualización es aquella que permite que podamos recorrer la diagonal de la pantalla de un lado a otro sin tener que mover la cabeza. Esto hace que no padezcamos de fatiga con el visionado continuado.

En este sentido queda claro que no es lo mismo una tele de 55 pulgadas para una estancia pequeña que una de 42 pulgadas para un gran salón. La clave en principio está en la distancia a la que vamos a ver la tele. Un factor que hay que matizar.

Y es que no ofrece el mismo resultado la experiencia de ver contenido por ejemplo a 720p, que en 4K (y no digamos en resoluciones 8K). Pese a que el tamaño de la diagonal pueda ser mayor, el contar con una más alta resolución disminuye la necesidad de tener que contar con más espacio entre sofá y pantalla. Esta tabla puede ayudar en el proceso.

Distancia/Resolución pantalla

Pantallas HD (1366x768)

Pantallas Full HD (1920x1080)

Pantallas UHD (3840x2160)

De 1 a 1,5 metros

Entre 19 y 24 pulgadas

Entre 40 y 46 pulgadas

De 1,5 a 2 metros

19 pulgadas

Entre 26 y 32 pulgadas

Entre 46 y 55 pulgadas

De 2 a 3 metros

Entre 24 y 32 pulgadas

Entre 32 y 46 pulgadas

Entre 60 y 85 pulgadas

De 3 a 4 metros

De 32 a 40 pulgadas

Entre 46 y 55 pulgadas

85 pulgadas o más

Resolución

Televisores

Puede que tengamos calculada la diagonal y nos quede por determinar la espacio. En ese caso si vamos a comprar un nuevo televisor, es importante determinar cual es el espacio con el que contamos para así poder elegir la resolución adecuada. Esta tabla es un buen ejemplo y con ella se puede apreciar que el aumento de la resolución ha posibilitado distancias de visionado más cortas.

Resolución

HD 720p

Full HD 1080p

4K UHD

Distancia recomendada

2,4 por la diagonal de pantalla

1,6 por la diagonal de pantalla

0,8 por la diagonal de pantalla

Ángulo de visionado

Tele

La prueba la podemos realizar fácilmente en casa. Vamos a precisar un ángulo de visión más corto según nos alejemos más y más de la pantalla. Por contra, si nos acercamos el ángulo de visión aumentará.

Seguro que has escuchado que el ángulo de visión recomendado es de 30º. Esto quiere decir que la distancia de visionado debe ser 1,6 veces la longitud de la diagonal. Es un factor que se aplicaba sin embargo con modelos de pantalla HD o 720p, algo que cambió con la resolución Full HD y más tarde con el 4K.

En el primer caso, al trabajar con resoluciones Full HD, el ángulo de visionado de 40º es el adecuado, mientras que para los televisores 4K o UHD el ángulo de visionado que se recomienda se acerca a los 60º.

El motivo de este aumento, es que cuanto mayor sea la resolución que ofrezca el televisor, la pantalla debería ocupar un mayor espacio de visión para así resultar más inmersiva.

Iluminación de la estancia

Luz

Es quizás el aspecto que menos se tiene en cuenta. Hablamos de la iluminación de la habitación en la que vamos a colocar el televisor. Es importante por un lado tratar de evitar en la medida de lo posible su colocación junto a balcones o ventanas. La luz directa del exterior puede ser potente y provocar reflejos que impidan correctamente el visionado.

Igualmente la colocación en función de las luminarias que tenemos en casa es otro factor a cuidar. Debemos evitar que las luces incidan de forma directa en la pantalla. El motivo es el mismo que el tratado antes. Evitar reflejos que hagan que tengamos que apagar luces o lámparas.

Altura

Televisor

La altura de visionado es el último factor que hemos de estudiar. Pese a la imagen, no es normal tener el aparato en el suelo: queda muy estético pero muy poco práctico. El televisor debe estar a una altura adecuada pero esta va relacionada directamente con el punto habitual desde el que vamos a ver la tele. Sea un sofá, unas sillas, tanto si la pantalla va a estar colgada en la pared o si vamos a situarlo con la peana sobre un mueble debemos cuidar la altura.

En este sentido lo ideal es que la mitad de la pantalla se encuentre más o menos a la altura de nuestros ojos. En cifras se traduce en que el televisor tendría que estar situado a una altura que oscila entre los 60 centímetros y un metro en función del lugar habitual donde vayamos a ver la la pantalla. Esto evitará que tengamos que tener el cuello inclinado hacía atrás para levantar la cabeza o que tengamos que bajar la vista.

 Tipo de panel usado

Led Oled

Según el panel elegido, vamos a obtener una experiencia distinta. Las pantallas LED, las más habituales hasta la fecha, cuentan con un sistema de retroiluminación que ofrece una imagen iluminada de forma más uniforme, tanto al principio como al final de la vida útil del producto. Esto incide a su vez en una mayor luminosidad y por lo tanto una menor incidencia de los reflejos. Aún así hay que distinguir entre dos tipos de retroiluminación:

  • LED tipo EDGE es la que usa una tira de leds en los bordes y mediante difusores lleva la luz a todo el panel. Es prácticamente seguir el mismo esquema de los LCD sólo que con otro tipo de lámpara. Como ventaja esta la reducción de grosor.
  • Full LED con atenuación local es otro sistema donde todo el panel tiene leds que lo iluminan según las necesidades. Esto permite, entre otras cosas el poder encender o apagar zonas concretas lo que ayuda por ejemplo a mejorar el contraste y calidad de los negros.

Si nuestra elección es un moderno panel OLED (Organic Light-Emitting Diode, en español: diodo orgánico de emisión de luz) nos encontramos un mayor rango de color, un contraste mayor frente a un LED, un menor consumo energético y sobre todo un mejor visionado desde ángulos de visión abiertos gracias a un mayor contraste. Al contar con píxeles que se iluminan, estos pueden verse sin ningún problema aunque estemos de costado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio