Compartir
Publicidad

Si vas a comprar nueva tele, no hagas mucho caso de las absurdas comparaciones tecnológicas de marcas y vendedores

Si vas a comprar nueva tele, no hagas mucho caso de las absurdas comparaciones tecnológicas de marcas y vendedores
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace tiempo comentamos por aquí por qué no tenemos que hacer caso de las demostraciones tecnológicas que vemos por Internet, sobre todo en sitios como YouTube, relacionadas con equipos de sonido audiófilos, altavoces amplificadores y demás sistemas de audio.

Con los televisores pasa algo parecido, incluso más marcado en algunas ocasiones, ya que por la Red y en las exposiciones de las tiendas asistimos a un festival de demostraciones inexactas, manipuladas y poco veraces que tratan de vendernos la última tecnología de turno desprestigiando lo que teníamos hasta ahora y que cuando lo compramos se suponía era lo mejor de lo mejor.

No es algo nuevo, sino una tendencia clásica que ha estado con nosotros desde los tiempos del televisor de tubo, aunque ahora con las plataformas de streaming y la facilidad para retocar imágenes con aplicaciones informáticas está alcanzando todo su esplendor.

¿A qué me refiero? Pues muy sencillo, a las típicas imágenes y vídeos que muestran las supuestas bondades de lo último en resolución o formatos HDR cuya calidad parece ser infinitamente superior a las tecnologías actuales. De hecho, parece por las demos que si no existiese el HDR y el 4K estaríamos viendo la tele casi sin contraste y muy, muy borrosa. ¡Menos mal que han inventado estas magníficas tecnologías!

K2 3a3fc326 2487 4427 83dc Fc56f8cf4179

Hay que recordar que para poder apreciar lo que ofrecen tanto el 4K como sobre todo el HDR tenemos que tener una pantalla compatible. De lo contrario no sirve de nada. Sería algo así como ver una demo sobre las maravillas de la tele en color en un monitor en blanco y negro, o como mostrar las bondades del 3D en una pantalla 2D.

Las marcas crean multitud de vídeos destruyendo literalmente la calidad de la imagen cuando pretenden mostrar vídeos a 1080p en comparación con los flamantes 4K con HDR, exagerando defectos y empobreciendo tonalidades de colores. En teoría es para que nos hagamos una idea de las diferencias, algo que comentan en ciertas ocasiones con letras pequeñas en los vídeos, pero no siempre lo hacen y en mi opinión puede inducir a engaños en consumidores que no conocen bien las tecnologías.

¿Conclusión? Pues que no tenemos que hacer mucho caso de las demostraciones que vemos a través de vídeos o fotos en la Red. Para comprobar las verdaderas diferencias tendríamos que estar ante dos televisores idénticos e igualmente calibrados en donde se mostrasen las diferencias con vídeos idénticos con y sin las nuevas características presentes. Además, ni el 4K con HDR mejora tantísimo la calidad de imagen ni el 1080p de los Blu-ray se ve tan mal como nos quieren hacer creer ahora.

En Xataka Smart Home | Absurdas demostraciones audiófilas a las que no tienes que hacer mucho caso

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio