Compartir
Publicidad
Samsung apuesta por la tecnología Quantum Dot Color para reducir distancia con los paneles OLED
Televisores

Samsung apuesta por la tecnología Quantum Dot Color para reducir distancia con los paneles OLED

Publicidad
Publicidad

Hoy en día con cada nuevo lanzamiento de un producto tecnológico que llega al mercado las marcas se esfuerzan por aupar y lanzar nuevas tecnologías propietarias con las que lograr atraer al usuario asegurando que con ellas su producto supera al de la competencia.

Basta con coger por ejemplo la caja de un televisor para que el comprador tengan que enfrentarse con una gran cantidad de siglas y distintas nomenclaturas. SUHD, 4K, Triluminus, Quantum Dot... Unas son funcionalidades genéricas pero otras son tecnologías propias de cada marca, ya sean Sony, LG o como ahora nos ocupa, Samsung y Quantum Dot Color.

Quantum Dot Color es la tecnología que Samsung ha introducido en sus televisores de alta gama, esos que han dado en denominar SUHD y que gracias a la combinación con el HDR 1000 logra una mejora en la gestión de la imagen y el color. ¿Pero cómo funciona Quantum Dot?.

Esta tecnología se basa en el uso de nanopartículas en el panel del televisor de forma que los paneles LED ofrezcan unos colores más vivos y menos apagados, con unos negros más puros y menos grisáceos que en un panel normal, siempre provocado por el color azul, la fuente principal de iluminación en un LED.

Esto es algo que LG ha logrado con sus exclusivos paneles OLED, pero claro, a unos precios aún demasiado caros para la generalidad de los usuarios. Así otras marcas han optado por buscar en la tecnología de nanocristales la solución a este problema de los paneles LED normales.

Los nanocristales hacen de filtro de la luz azul que producen los LED, logrando así negros más puros y unos colores más vivos, algo que Samsung ha mejorado usando Quantum Dot. Y lo ha logrado haciendo uso de esos mismos nanocristales pero recubiertas cada una de sus partículas por una cápsula llamada Quad-layer.

El efecto Quantum Dot
Diferencia

De esta forma y gracias a esta capa protectora se aumenta la luminosidad en un 15%, provocando una potenciación de los efectos antes vistos (negros más intensos y colores más vivos) a la vez que se logra una mayor vida útil del panel.

Pero para tratar de acercarse aún más a los negros puros Samsung ha ideado dos nuevas tecnologías como son Ultra Black con panel Moth-Eye y el uso de paneles de 10 bit. Ambas combinadas logran por un parte minimizar los reflejos al absorber el panel una parte del brillo que recibe (Ultra Black) y de esta forma generar mejores negros y por otro lado al usar paneles de 10 bit logran que cada pixel pueda procesar más cantidad de información.

Este último apartado es además muy importante, ya que se traduce en que el panel logre colores más vivos y profundos, algo que se combina realmente bien con el HDR 1000 para lograr cubrir un mayor espectro de colores.

Además, en el proceso de fabricación Samsung ha dado un paso importante al eliminar el cadmio en los paneles, un elemento que se ha demostrado dañino para la salud y el medio ambiente. Un punto a favor sobre todo cuando hablamos de la fabricación en masa de miles de paneles y sus efectos a la larga en la salud de nuestro planeta.

No es la tecnología perfecta (cada fabricante apuesta por la suya propia y cuesta decir cual es mejor) y aún queda lejos de lo que podemos encontrar en un panel OLED, pero si que logra que el color del panel sea más realista, con colores menos apagados y con menos brillo.

En Xataka SmartHome | Así es la nueva gama de smart TV 4K SUHD de Samsung para 2016

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio