Compartir
Publicidad

LG 65UB980V 65" UHD, análisis

LG 65UB980V 65" UHD, análisis
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La última edición del CES, que, como sabéis, se celebró en Las Vegas a principios del pasado mes de enero, fue el escaparate que escogieron algunos de los principales fabricantes de televisores para presentar sus últimos modelos con resolución UHD (3.840 x 2.160 puntos). Muchos de aquellos modelos, como el 65UB980V de LG que protagoniza este análisis, ya han llegado a las tiendas, y su precio en muchos casos es más atractivo que el de los televisores UHD del año pasado, algo lógico por otra parte.

Aunque el panel de esta propuesta de LG es plano, incorpora todos los refinamientos que la compañía surcoreana ha desarrollado hasta la fecha en materia de calidad de imagen, como un panel IPS de última generación, un procesador de imagen realmente potente y un sonido cuidado, entre otras características. Pero esta es tan solo la punta del iceberg. Veamos qué nos ofrece esta tele UHD de 65 pulgadas en detalle.

LG 65UB980V, análisis en vídeo

Principales especificaciones

Características LG 65UB980V
Resolución 3.840 x 2.160 puntos
Tamaño 65 pulgadas
Panel LED Plus IPS
Refresco nativo / Refresco CMR 200 Hz / 1.300 Hz
Procesador de imagen Triple XD Engine
Codec HEVC / AVC 4K/60p / 4K/30p
Sonido 5.2 / 120 vatios total
Dual Play Sí (requiere gafas Dual Play)
Funciones Smart TV
Interacción con la tele Voz, gestos y puntero
Puertos HDMI 2.0 4
Puertos USB 2.0 3
Tecnología Miracast
Grabación en disco externo / TimeShift Sí / Sí
MHL CE 3.0
WiFi integrado / Direct Sí / Sí
Eficiencia energética Clase A
Tecnología 3D Pasiva
Gafas incluidas 2
Consumo estándar 152 vatios
Dimensiones con peana 1.560 x 884 x 264 mm
Peso con peana 48,9 Kg

Diseño y construcción

Este televisor de LG es, sin lugar a dudas, uno de los mejor construidos que he tenido ocasión de analizar hasta la fecha, si no el mejor. Su chasis es mayoritariamente metálico, lo que le da una rigidez y una resistencia inusual en un electrodoméstico de este tipo. De hecho, basta fijarse en su peso para darse cuenta de que ha sido construido «como un tanque». Y es que pesa nada menos que 48,9 Kg, que es muchísimo si lo comparamos, por ejemplo, con los 31 Kg que pesa el UE65HU8500Z de Samsung que han analizado nuestros compañeros de Xataka. Ambos televisores tienen un panel con el mismo tamaño, lo que nos permite hacernos una idea muy precisa acerca de la calidad del chasis del LG.

lg-peana.jpg

Además, su mecanizado está realmente logrado, por lo que en este apartado no puedo ponerle una sola pega. El único inconveniente es que para instalarlo y moverlo hacen falta dos personas medianamente fuertes que puedan hacerse con sus casi 50 Kg de peso, pero, a cambio, tendremos un televisor con una construcción ejemplar y un gran acabado. Su diseño, aunque este es un apartado claramente más subjetivo, es estilizado y funcional, por lo que difícilmente desentonará en la habitación en la que se vaya a instalar, al margen del estilo en el que se haya decorado.

Interfaz y sistema de control

Esta tele utiliza webOS 3.0, un S.O. derivado de Linux que corre «como el viento» sobre su hardware

Las interfaces planas y simples se están popularizando no solo en los smartphones, sino también en las teles. Este televisor de LG utiliza webOS 3.0, que está basado en Linux, por lo que su estructura y estética es muy diferente a la de otros modelos de este fabricante. Al principio este cambio puede resultar un poco chocante, pero en cuanto le dedicas unos minutos te das cuenta de que la nueva interfaz no solo es muy intuitiva, sino también más rápida que las anteriores. Además, incorpora un curioso asistente personal al que podemos recurrir para personalizarla, y, así, elegir a qué aplicaciones queremos tener acceso y dónde deben estar colocadas. Un apunte interesante: el colorido de la interfaz puede parecer un poco recargado, pero es útil porque ayuda a identificar rápidamente, de un solo vistazo, cualquier servicio.

lg-interfaz.jpg

En lo que concierne a las aplicaciones, en este televisor están preinstaladas las que todos tenemos en mente: YouTube, Facebook, Twitter, Skype, Yomvi, Wuaki, Total Channel, Magine, las apps de televisión a la carta, etc. Además, es posible acceder a la tienda de aplicaciones y contenidos de LG, denominada LG Store, e instalar más. En cualquier caso, las dos herramientas que a mí me han parecido más interesantes son Smart Share y LG Remote. La primera es un asistente que nos permite acceder desde la tele a los contenidos de ordenadores, smartphones y tablets de una forma guiada y muy sencilla. Y la segunda ha sido diseñada para permitirnos controlar el televisor desde un smartphone o un tablet con iOS o Android, aunque también permite reproducir contenidos de la tele en la pantalla de estos dispositivos.

lg-mandos.jpg

Samsung y LG son probablemente los fabricantes de televisores que más innovan en los sistemas de interacción del usuario con la tele, y esta propuesta lo demuestra. Permite controlar el televisor mediante comandos de voz, y también apuntando directamente hacia la pantalla con uno de nuestros dedos a modo de puntero. Al principio estas dos formas de control resultan llamativas y divertidas, pero enseguida te das cuenta de que no son prácticas porque habitualmente requieren más tiempo que si realizamos la misma tarea con el mando normal. El sistema de control que a mí más me gusta de este televisor es el mando Magic Control, que funciona como una especie de puntero inalámbrico y permite que nos desplacemos a través de la interfaz de webOS con rapidez, comodidad y precisión, que es, al fin y al cabo, lo que todos queremos.

Calidad de imagen

Vamos ahora con el apartado más interesante de este televisor, y la razón que podría provocar que muchos usuarios lo elijan en el futuro: su calidad de imagen. Para ponerlo a prueba lo «alimentamos» con contenidos en formato UHD, Full HD, 720p y resolución estándar, y la verdad es que no nos defraudó. Como esperábamos, la mejor calidad la ofrece al reproducir imágenes con la misma resolución nativa del panel (3.840 x 2.160 puntos). En estas condiciones su nivel de detalle global es fabuloso, y le permite medirse de tú a tú con otros televisores UHD de Sony y Samsung, que son los que he tenido la oportunidad de probar hasta la fecha. Su nivel de detalle en zonas oscuras es también realmente bueno, y sus negros son profundos, aunque no tanto como los que ofrecen los televisores de su mismo nivel de precio de las dos marcas que acabo de mencionar.

La calidad de imagen de este televisor cuando lo alimentamos con contenidos UHD y Full HD es excelente

En lo que concierne al color, con contenidos UHD restituye una gama cromática amplia que nos permite darnos cuenta rápidamente de que no estamos mirando un televisor Full HD, lo que remata una calidad de imagen global realmente alta. Pasemos ahora a los contenidos 1080p. El escalado que lleva a cabo esta tele cuando recibe imágenes de este tipo es muy bueno, arrojando un nivel de detalle, un contraste subjetivo y una gama cromática que, si bien no son equiparables a los que obtenemos al reproducir contenidos UHD, son realmente estupendos. Pero este panorama se emborrona claramente cuando reproducimos imágenes 720p o de resolución inferior. Al igual que otros televisores UHD, este LG lo pasa mal cuando se ve obligado a realizar un escalado tan agresivo. Y es que es evidente que estos formatos exigen a la tele «inventarse» demasiada información, lo que empobrece claramente su calidad de imagen.

lg-calidadimagen-1.jpg

También se nos ocurrió probar a alimentarlo con un par de vídeos codificados a resolución 4K y Full HD a 60 FPS, y no pudo reproducirlos, aunque probablemente esta carencia pueda ser subsanada fácilmente por LG en el futuro a través de una actualización del firmware del televisor. Un último apunte que nos dejó algo extrañados. Para probar la sensibilidad de su sintonizador DVB-T lo conectamos a una antena portátil con la que apenas logró sintonizar una decena de canales, un resultado algo inferior al que hemos obtenido con otros televisores. Eso sí, la señal que ofrece esta antena es muy débil, por lo que es evidente que al conectarlo a una toma de antena mural de cierta calidad no tendrá problemas para encontrar todos los canales disponibles.

Calidad de sonido

Durante los últimos años hemos comprobado que el chasis de los televisores LCD y de plasma, que actúa como caja de resonancia, impone unas limitaciones muy serias en el ámbito del sonido. Por esta razón, en vez de integrar los altavoces en el interior del chasis de la tele, que es lo que suelen hacer casi todos los fabricantes, los ingenieros de LG han optado por colocarlos en dos recintos independientes y separados del chasis principal, que, por un lado, aportan espacio para colocar más y mejores altavoces, y, por otro, permiten controlar las vibraciones con más eficacia.

lg-altavoz.jpg

Mis impresiones iniciales se vieron confirmadas enseguida, nada más comenzar la reproducción de las primeras películas y demos de nuestro banco de pruebas. Este televisor suena. Y lo hace bien. De hecho, tiene un sonido de mucha más calidad que la mayor parte de los televisores LCD y de plasma que he escuchado hasta la fecha. En mi opinión, tan solo los televisores de Sony que incorporan altavoces de fluido magnético están a este nivel, lo que habla alto y claro acerca del sonido de este televisor UHD de LG. Sin embargo, aunque su audio es convincente y «resultón» en prácticamente todos los escenarios de uso, a cualquiera que lo quiera utilizar para aplicaciones de cine en casa le aconsejaría que se haga con un equipo de sonido dedicado, como, por ejemplo, un receptor A/V de gama media y unas cajas acústicas 5.1 de cierta calidad. De esta forma obtendrá un sonido a la altura de la gran calidad de imagen que ofrece este televisor con contenidos UHD y Full HD.

Conclusiones

LG ha realizado un trabajo realmente bueno con este televisor. Como he explicado al principio del análisis, su construcción es fantástica, y su diseño está muy cuidado. Por otra parte, navegar a través de su interfaz con el mando Magic Control es una delicia, y webOS, que, como hemos visto, es el sistema operativo derivado de Linux que LG ha integrado en este televisor, corre como el viento sobre este hardware, así que no tengo nada que objetar en estas materias.

En lo que concierne a su calidad de imagen, para sacarle el máximo partido es necesario alimentarlo con contenidos UHD o Full HD debido a que con imágenes 720p o de inferior resolución perdemos detalle y su precisión cromática queda mermada. Eso sí, puede dejarnos boquiabiertos con un buen Blu-ray Disc o un vídeo UHD de los muchos que podemos conseguir en Internet.

lg-camara.jpg

Para concluir solo me queda volver a hacer hincapié en la elevada calidad de sonido de este televisor. El nivel de presión sonora que nos permite alcanzar, su imagen estereofónica, la pegada del subwoofer trasero y su timbre, que es bastante equilibrado, lo hacen muy convincente para la mayor parte de las aplicaciones. Para cine en casa lo ideal sigue siendo contar con un equipo de sonido dedicado, pero, sin duda, en este apartado este televisor se posiciona como uno de los más convincentes de cuantos podemos encontrar actualmente en el mercado.

Este LG 65UB980V ya está disponible a un precio oficial de 4.499 euros, aunque es posible encontrarlo en algunas tiendas mucho más barato, a un precio que suele oscilar alrededor de los 3.700 euros.

8,5

Diseño9
Calidad imagen 8,5
Sonido8,5
Interfaz y Software8,2

A favor

  • Gran calidad de imagen con contenidos UHD y 1080p
  • Sonido de gran calidad
  • Diseño y construcción muy cuidados

En contra

  • Para cine en casa sigue siendo recomendable optar por un equipo de audio dedicado
  • Sus negros son profundos, pero no los mejores en su rango de precio
  • La calidad de imagen con contenidos 720p o inferiores decae seriamente

El equipo ha sido cedido para la prueba por parte de LG. Puedes consultar si lo deseas nuestra política de relaciones con las empresas.

En Xataka Smart Home | Guía definitiva para comprar un televisor en 2014

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio