Cuatro años después, las teles 8K no despegan. Cada vez es más difícil convencer a los consumidores

Cuatro años después, las teles 8K no despegan. Cada vez es más difícil convencer a los consumidores
5 Comentarios

La gama alta de televisores se compone de paneles 4K y 8K. Ambas resoluciones coexisten a día de hoy, aunque todo pinta a que las cosas no están funcionando bien del todo para las 8K. Los fabricantes están fallando en hacer llegar este tipo de televisores a los hogares de todo el mundo, haciendo que las previsiones se encuentren por debajo de lo esperado.

Según la firma de análisis Omdia, el marketing de los televisores 8K no está logrando convencer a los consumidores, quienes no han visto grandes beneficios en dar el salto al 8K, principalmente por la escasez de contenido y ventajas por el precio que suponen.

El 8K no convence, y Omdia augura un plano poco optimista

Últimamente, los fabricantes de televisores han intentado promocionar las 8K debido a sus grandes capacidades de escalado en la imagen y procesamiento. Sin embargo, todo apunta a que la estrategia no está funcionando como lo esperado, y son más las personas que creen que el 8K aún no ha calado en el público, a pesar de llevar ya cierto tiempo con nosotros. Maria Rua Aguete, directora senior de investigación en Omdia, ha ofrecido detalles acerca de las nuevas previsiones en televisores 8K.

"La TV 8K no atrae a los consumidores según la última investigación de Omdia que compartí recientemente en el programa NAB para mi sesión centrada en la realidad de las implementaciones UHD. Nuestra investigación exclusiva encontró que se espera que solo 2,7 millones de hogares en todo el mundo tengan una pantalla 8K para finales de 2026".

No es la primera vez que esta firma de análisis ofrece unas previsiones poco optimistas sobre el 8K. En anteriores ocasiones, Omdia pronosticaba un total de 9 millones de televisores 8K en los hogares para 2025, una diferencia bastante notable a la anunciada recientemente.

Entre los puntos destacados que dan lugar a esta conclusión para Omdia se encuentran la inexistencia de una razón verdaderamente convincente para comprar un televisor 8K, una disminución de la distribución de estos televisores en el último trimestre fiscal de 2021, y las escasas ventas de Samsung en el sector, quienes distribuyeron un 18% menos de teles 8K comparado al año anterior. China también supone un punto diferencial, pues el país no está apostando de gran manera en el 8K en comparación a Norteamérica y Europa.

La falta de contenido en 8K es otra de las principales dudas a la hora de adquirir televisores con dicha resolución. YouTube ofrece algún que otro vídeo generado en 8K, pero aún falta saber los planes de los servicios de suscripción más populares. Además, tampoco parece que haya una tendencia hacia el formato físico, dando a entender a que difícilmente obtendremos discos que ofrezcan contenido en 8K.

Si hacemos la comparativa con el recorrido que ha tenido el 4K desde el lanzamiento de los primeros televisores en 2012-2013, no fue hasta 2016 cuando se concibió el estándar 'UHD Premium', ofreciendo junto a esta resolución tecnologías de alto rango dinámico (HDR). La adopción de televisores con mejor resolución y tecnologías es algo a lo que hay que darle tiempo, sobre todo al ser un hardware que se suele cambiar en las casas generalmente cada bastantes años.

Vía | FlatpanelsHD

Más información | Omdia

Temas
Inicio
Inicio