Publicidad

Razer anuncia el final de la consola Ouya: el final anunciado de un sueño que se había tornado en pesadilla

Razer anuncia el final de la consola Ouya: el final anunciado de un sueño que se había tornado en pesadilla
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Publicidad

Publicidad

Hace seis años, nos las prometíamos muy felices. Teníamos noticias de Ouya, una consola de videojuegos que iba a cambiar la forma del ocio tal y como por aquel entonces lo conocíamos. Una consola que tiempo después ha demostrado la volatilidad de la industria tecnológica y de este tipo de ideas.

Y es que el proyecto Ouya está en dique seco y preparado para dar un triste final Algo que se ha encargado de anunciar Razar, la empresa propietaria de Ouya tras su compra en 2015. El 25 de junio la máquina dejará de contar con buena parte de su potencial y quedará limitada al juego offline.

Un final anuciado

A partir de esa fecha, Razer desactivará las cuentas de usuario y cerrará todo tipo de servicio on line de su plataforma. Esto significa sólo una cosa: que los propietarios de una consola podrán continuar usando el dispositivo pero sólo con juegos que hayan sido descargados.

Así lo anuncia Razer en la web. A partir de esa fecha, ya no podrá acceder a la cuenta, a los juegos en el servidor, a los títulos adquiridos anteriormente ni a comprar otros nuevos si bien se tendrá acceso a los juegos que han sido descargados. Los usuarios deben descargar los juegos antes del 25 de junio de 2019 para evitar perder el acceso después del cierre. A partir de esa fecha, el acceso a la sección Descubrir ya no estará disponible y los juegos descargados que aparecen en Play, podrán funcionar sólo si no requieren una validación de compra en el lanzamiento.

Ouya

Un triste final para un proyecto que nació con una gran ambición. Una consola asequible que se vendería a 99 dólares, con juegos gratuitos a cambio de publicidad integrada y de código abierto de forma que cualquiera (con ciertos conocimientos) podría crear y/o modificar cualquier aspecto de la misma.

Una consola con aires de reproductor multimedia, pues podría ejecutar aplicaciones como PLEX o XBMC, VEVO, TueIn... para así competir con los media center tradicionales. Y al final, todo ha quedado en agua de borrajas. Esta máquina que nació como uno de los proyectos con más apoyo de Kickstarter llega a s final.

Ouya no cumplió, ni con las ventas esperadas pero tampoco con los usuarios, que no vieron en la máquina un producto bien acabado que además adolecía de una serie deficiencias que dificultaban sobremanera la experiencia jugable con algunos títulos. Y encima, con un catálogo corto y con pocos juegos de interés.

Ouya llega al final, puesto que sólo se podrá usar para el juego en local. Un triste final para un proyecto ambicioso que quizás miró más allá de sus capacidades reales.

Fuente | Razer

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir